Se cambia de sexo para pagar menos de seguro, y no le sirve de nada

Se cambia de sexo para pagar menos de seguro, y no le sirve de nada

La triquiñuela no le ha salido bien


Tiempo de lectura: 2 min.

Hace un año Manolo se levantó como un día más, hasta que le tocó renovar la póliza de seguro de su coche. Como no tenía al perro de Rastreator para darle la tabarra, su aseguradora le cargó lo que le tenía que cargar, y le había incrementado la cuota. Manolo dijo: “nunca mais. Seguro que si fuese una tía pagaba menos.”

Inspirado por el caso de un canadiense que se cambió de sexo legalmente para reducir lo que pagaba de seguro -unos 60 euros cada mes- decidió hacer lo propio. No era necesario operarse ni ser realmente una mujer, sino tener identidad de, y acudir a un profesional médico con sensibilidad de género. Manolo se miró las 37 identidades de género disponibles y vio la que más cómodo le hacía sentir.

“Busqué en la lista simplemente Falete, pero no aparecía, así que estuve estudiando género variable, agénero, bigénero, No-binario… Tuve que cambiar un poco mi forma de vestir y peinarme para parecer más ambiguo cuando quise renovar mi documento de identidad. Cuanto lo tuve todo hecho, le remití los papeles a la aseguradora”, declaró Manolo.

Así, la nueva documentación le identificaba como Manuela, y su Alfa Romeo 147 pasó a ser Alfa Romea 147 -pronunciado “ciento cuarenta y sieta”- tras el preceptivo pintado en rosa chicle para aparentar mejor e ir a juego con su dueñx. Sin embargo, la treta no sirvió, porque el precio de renovación de su póliza se quedó en el mismo sitio.

Manolo, perdón, Manuela no sabía que desde 2012 ya no importa el sexo ni el género en los seguros, da igual el “sí”, el “no”, el “hombre”, el “mujer” y las restantes identidades de género. Desde el servicio de atención al cliente de la aseguradora, Curva Indirecta, respondieron que “las condiciones de la póliza no se ven afectadas porque usted sea LGBTTTIQA-H.”

Manuela no ha conseguido pagar menos por su seguro, pero se le ha abierto un mundo de posibilidades en Tinder. “Parece mentira, pero tener un Alfa Romea 14-sieta de color rosa chicle te hace ligar mucho, me siento como el Ken del año 2018, y en la oscuridad puedo ser también Barbie. Cuando nadie me ve, puedo ser o no ser, todos me conocen como Manu”, añadió.

Fotografía: Alfa Romeo 147 – por Maskelyn

NOTA: lo que acabas de leer es una noticia ficticia, total o parcialmente, únicamente con propósitos humorísticos. espíritu RACER se ampara en la figura legal del animus iocandi, es simplemente humor, chanza y coña. Cualquier persona nombrada, hecho o situación que coincida con la realidad es pura coincidencia.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Brasi Speed Triple
Invitado
Brasi Speed Triple

Ni puta gracia

Rest
Invitado
Rest

Jajajajajajaja me la has dejado a hueva https://youtu.be/j1LITU5CLDQ


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!