Featured Video Play Icon

Antonio Resines pide una reparación en garantía de su Kia Shuma

El conocido intérprete sigue fiel al mismo coche desde 1999


Tiempo de lectura: 2 min.

Los más jóvenes no se acordarán, pero Antonio Resines protagonizó la campaña publicitaria del Kia Shuma allá por 1999. Al igual que Rafael Nadal, permanece fiel a la marca, y sigue usando el mismo coche 20 años después. Recientemente Resines se acordó de que se le había estropeado el mando de un elevalunas, y fue al concesionario de Móstoles, ese que se ve desde el espacio (de lo grande que es).

El asesor de servicio no salía de su asombro cuando vio llegar un viejo Shuma, todavía con matrícula provincial de Madrid, y Resines le pidió una reclamación en garantía por lo del mando. El actor fue informado de que ese modelo solo tenía tres años de garantía (caducada en 2002) o 100.000 km, pero él replicó que cuando compró el coche le respondieron “quia” a su pregunta de cuándo se acababa la garantía.

Dicha interjección coloquial denota incredulidad o negación, de acuerdo a la RAE, y se pronuncia de la misma forma que la marca en castellano, es decir, /kja/. Este medio se ha puesto en contacto con Kia Motors Iberia, y la respuesta ha sido esta: “Seguramente el vendedor en 1999 dijo «Kia» y no «quia», y el actor se confundió con el juego de palabras. Está fuera de garantía.”

Trasladando esta respuesta a Antonio Resines, replicó con: “¡Paradoja! ¡Anatema!”

El actor se justificó: “Compré un Kia Shuma porque a mí me gustan las cosas bien hechas. Su motor de 16 válvulas, su avanzado diseño, su alto nivel de equipamiento con doble airbag, su interior amplio y cómodo más la seguridad que representa para mí y para los míos. Ahora me siento defraudado, creí que la garantía era de por vida.”

A la pregunta de si se habría comprado otro coche, Resines zanjó: “Quia”.

NOTA: lo que acabas de leer es una noticia ficticia, total o parcialmente, únicamente con propósitos humorísticos. espíritu RACER se ampara en la figura legal del animus iocandi, es simplemente humor, chanza y coña. Cualquier persona nombrada, hecho o situación que coincida con la realidad es pura coincidencia.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

KIAntonio Rechines.

losejuis
Invitado
losejuis

“7 años de garanKIA”


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.