Menu

Este fin de semana se disputa el GP de Mónaco

Se cumplen 30 años de la mítica vuelta de clasificación de Ayrton Senna

Este fin de semana se disputa el GP de Mónaco

Este fin de semana se disputa el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1, en uno de los circuitos más míticos del calendario. Como ya sabéis, el circuito es una ratonera donde adelantar se hace muy complicado, aunque habrá emoción por ver qué ocurre con el duelo entre Hamilton y Vettel. Hay morbo por saber qué ocurrirá con la gestión de los neumáticos, después del último cambio de compuesto, y las triquiñuelas que ambos realizan en pos de la victoria, según nos reveló Bigotum Maximus.

Como siempre en este circuito, los libres 1 y 2 se realizan los jueves, para permitir a los visitantes pasear por el circuito el viernes. Recordemos que son calles abiertas de una ciudad, y no es plan de fastidiar a los comerciantes, con el fin de semana más turístico del principado. En esta primera jornada, Los Red Bull dominaron la primera sesión, con la utilización de los neumáticos hiperblandos por primera vez -se nos acaban los prefijos superlativos-, mientras el resto de equipos seguía en busca de la configuración óptima. Al finalizar esta primera sesión, Daniel Ricciardo encabezaba la tabla, con un tiempo de 1′ 12.126», seguido de su compañero Verstappen, Hamilton y Vettel. Sainz terminaba sexto, mientras Fernando Alonso tenía problemas de frenos en su monoplaza, terminando el 17.

En la segunda sesión las posiciones no cambiarían demasiado, con un Daniel Ricciardo muy inspirado, que parece que ha encontrado rápido los reglajes que le permiten tener confianza en el coche para acercarse a los muros, y sacar un buen tiempo. Terminaba nuevamente primero, rebajando su crono anterior hasta el 1′ 11.841». Su compañero Verstappen volvía a ser segundo, a casi dos décimas, seguido de Vettel y Hamilton. Alonso, con los problemas de su monoplaza resueltos, hacía el noveno mejor tiempo, mientras Sainz descendía a la décima posición. Aquí nos sorprendía ver a Brendon Hartley con su Toro Rosso en la posición 11, algo que veremos si se confirma en la clasificación que se disputa hoy.

Está claro que la pole da muchas opciones de victoria a quien la consigue, siempre y cuando no cometa errores durante la carrera, aunque con estos neumáticos de los que hay pocos datos, y unas estrategias de cambio que pueden -y deben- ser diferentes, es posible que la carrera se anime y veamos undercuts que hagan tambalear las posiciones establecidas. Habrá que estar atentos también a la salida del túnel, antes de llegar a la chicane, uno de los puntos más claros de adelantamiento.

Los más aficionados, ya con alguna cana, recordarán que hace 30 años, allá por 1988, un mago del volante llamado Ayrton Senna se sacó de la chistera una vuelta de clasificación espectacular a los mandos de su McLaren-Honda. Recordemos que consiguió 1,427 segundos de ventaja sobre su eterno rival y compañero de equipo, Alain Prost. Repetimos: 1,427 segundos sobre su compañero, con el mismo coche. Eso es hacer magia.

Para conmemorar este evento, McLaren ha realizado un pequeño vídeo, rindiendo homenaje a este mítico piloto, a modo de reconstrucción de aquella vuelta tan especial.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.