Sainz se queda a las puertas de su primera victoria en la Fórmula 1

Sainz se queda a las puertas de su primera victoria en la Fórmula 1

Pierre Gasly consigue la victoria y el madrileño ha quedado segundo, con Stroll completando el podio


Tiempo de lectura: 5 min.

“Quiero la victoria, Tom”. Con estas últimas palabras en la radio de equipo, el piloto de McLaren, Carlos Sainz se lanzaba en las últimas vueltas a por el francés de Alpha Tauri, Pierre Gasly en el GP de Italia. El madrileño le puso todas sus ganas y exprimió el motor de su monoplaza en las largas rectas de Monza, pero no pudo sobrepasar al francés.

El de McLaren ha terminado segundo, consiguiendo su mejor puesto en carrera en toda su trayectoria profesional. Sin los Mercedes imponiendo su dictadura en pista, la carrera de hoy pasará a la historia como una de las más emocionantes y en la que el público español volvió a soñar con ver a uno de los nuestros en lo más alto del podio.

Y es que no fue solo una carrera. Fueron dos, con sus dos salidas y con el doble de emoción debido a una bandera roja causada por el accidente de Charles Leclerc. El monegasco perdió el control de su monoplaza en la curva 11 chocando con su Ferrari en los muros de protección. Para poder repararlos de forma segura, dirección de carrera decidió suspender la sesión y programar una nueva salida que benefició sobremanera a Pierre Gasly y a Lance Stroll.

GP Italia 2020 6 Carlos Sainz

Sainz ha estado excepcional en todos los sentidos de la carrera. Desde su primera salida, en la que se zafó de Valteri Bottas, hasta su segunda salida donde empezó una remontada épica para llegar a abrir el DRS en la última vuelta ante Gasly. El piloto de McLaren cruzó a menos de 0,4 décimas del francés, “a la vez tan cerca y tan lejos, necesitaba una vuelta” le decía el 55 a Tom Stallard tras terminar la carrera. Pero no hubo una vuelta más y Gasly fue justo vencedor del Gran Premio de Italia.

El de Alpha Tauri ha conseguido la primera victoria de su carrera deportiva demostrando a la academia de Red Bull que Verstappen no es el único talento de la marca de bebidas energéticas. Además, Pierre Gasly tiene una virtud que en la Fórmula 1 no se puede entrenar, ni depende de ningún aspecto del monoplaza y esta habilidad es la de saber encontrar su oportunidad cuando las cosas no se desarrollan según lo previsto.

Gasly ganó y los Mercedes se hundieron en tráfico cuando tenían todas las cartas para volver a ganar. Valteri Bottas se metió en una díficil situación cuando perdió en la salida posición con Sainz, Norris y Pérez. De ahí, el finlandés no salió. Vimos como no podía adelantar y perdía tiempo con Sainz y Hamilton que se escapaban.

En la bandera roja provocada por el accidente de Leclerc, Valteri tenía otra oportunidad y más cuando vimos al equipo de mecánicos sustituir piezas del sistema de refrigeración. Pero no le fue muy bien. Ni con las reparaciones para intentar acabar con los problemas de sobrecalentamiento pudo escalar el finlandés. Terminó quinto y porque Raikkonen tenía un coche muy inferior y pudo pasarle.

El patinete de Hamilton

Su compañero de equipo, Lewis Hamilton, dejó su paseo habitual por los circuitos para sentir la tensión y los problemas de los mortales. Su Mercedes fue el coche más rápido, sin embargo, un incidente en la entrada del pit lane de Magnussen provocó un coche de seguridad que Hamilton ,como es normal, intentó aprovechar para realizar su parada para cambiar neumáticos de forma gratuita. Lo que no le había comunicado su equipo es que dirección de carrera había cerrado el pit y tanto él como Giovinazzi entraron incumpliendo el reglamento. Ambos fueron sancionados con un stop&go en el que debían perder 10 segundos, además del tiempo perdido por entrar en boxes, en total casi medio minuto.

El británico -que veíamos en patinete- y visiblemente enfadado porque no había indicativos en la entrada a boxes, fue hasta los despachos de la FIA para hablar con dirección de carrera sobre las razones de su sanción. Al final, y como era previsible, la sanción se mantuvo por lo que el británico cayó hasta la última plaza y de ahí tuvo que pasar a coches más lentos que él para terminar séptimo.

El hundimiento de Ferrari

Los grandes damnificados del día, y en su propia casa fueron los Ferrari. Sebastian Vettel tuvo que abandonar debido a un problema en el sistema de frenos de su monoplaza, que hizo que se llevase las protecciones de corcho de la escapatoria de la variante tras la recta principal. Binotto perdía a uno de sus pilotos. Más tarde, Charles Leclerc pondría fin a su Gran Premio de Italia al chocarse en la curva 11 y provocase una bandera roja.

Los Red Bull no salieron mucho mejor parados. Alexander Albon se quedó fuera de los puntos y un problema de fiabilidad hizo que Max Verstappen no pudiese completar todas las vueltas al trazado de Monza, teniendo que entrar en boxes para abandonar.

Una de cal y otra de arena tuvieron los Racing Point. Lance Stroll consiguió subirse al podio tras beneficiarse como Gasly de la bandera roja y, aunque se vio superado por Carlos Sainz, pudo mantener a Norris a raya para subirse al tercer escalón. Sin embargo, su compañero Checo Pérez solo pudo terminar décimo.

Lo que nos ha dejado esta carrera ha sido un recital de talento de grandes pilotos que hasta ahora estaban tapados por equipos cuyos coches eran muy superiores. Hoy, Carlos le ha demostrado al mundo que tiene talento de sobra para conseguir ganar una carrera de Fórmula 1; que en Red Bull a cada gran premio le pesa más haber sustituido a Albon por Gasly; que Ferrari puede haber hecho el ridículo, pero si se puede ir con algo positivo de Italia, es que su piloto para el año que viene tiene talento suficiente para ser Campeón del Mundo… si le dan un coche ganador.

COMPARTE
Sobre mí

Luis López

Me hice periodista para contar historias. Creo que lo más importante no es llegar a la meta, sino disfrutar del camino. Aprendiendo en espírituracer.com

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!