Coche del día: Renault Safrane Biturbo Baccara Quadra

Coche del día: Renault Safrane Biturbo Baccara Quadra

El príncipe francés que no pudo ser rey


Tiempo de lectura: 3 min.

A principio de los años 90 apareció el Renault Safrane, sustituto del 25. Diseñada como una berlina ejecutiva, se arriesgó a enfrentarse a sus equivalentes alemanes y argumentos poseía, tales como el lujo entendido a la francesa tal como sugería su segundo apelllido, Baccara. Esto se unió a las novedades tecnológicas del resto de apellidos, como su sistema de sobrealimentación, encomendada a una pareja de turbos; y como colofón, un sistema de tracción total que Renault denominaba Quadra.

En la primera fase del Safrane, entre 1993 y 1996, solo se construyeron 806 biturbos, y fue el coche más caro construido hasta la época por la marca del rombo: 12 millones pesetas de por entonces, más de 72.000 euros actuales, algo que nos puede parecer un pastón, pero era un coche mucho más exclusivo de lo que parecía por entonces. Lástima que fuese infravalorado, no es lo mismo llevar una estrella que un rombo en el capó.

Renault cedió la mecánica al preparador Hartge y la carrocería del Safrane a Imscher. El resultado fue realmente espectacular

Esta berlina estaba animada por un motor V6 a 90º de 3 litros de cilindrada, de origen PRV (Peugeot, Renault y Volvo) y rendía 265 CV a 5.500 RPM con un par motor de 365 Nm. Toda esta energía se transmitía con un sistema de tracción total que básicamente se comportaba como un tracción delantera, siendo capaz de enviar en condiciones de mala adherencia hasta un 90 % de su fuerza con un diferencial de acoplamiento viscoso, y redondeando el comportamiento con una suspensión neumática adaptativa BOGE.

Su sistema de sobrealimentación iba gestionado mediante dos turbocompresores de KKK configurados en cascada o serie, es decir, un turbocompresor pequeño que actuaba a bajas revoluciones y otro mayor que comenzaba a trabajar a partir de un rango más elevado.

Sus prestaciones eran más que notables: de 0 a 100 km/h en solo 7,2 segundos y una velocidad máxima de 250 km/h para un peso de 1.750 kg, algo que no puede parecer nada destacable actualmente, pero lo interesante era el aplomo y la estabilidad con la que lo hacía gracias a su suspensión neumática. Llevaba una caja manual de cinco velocidades, ya que por entonces no existía una caja automática para un motor transversal capaz de soportar semejante caballería.

El apellido Baccara suponía el máximo exponente del lujo para Renault, este Safrane llevaba su interior forrado con piel de la mejor calidad (incluso hasta el salpicadero), climatizador bizona, espejos eléctricos térmicos y fotosensibles y asientos eléctricos con regulación lumbar hinchable y calefactables… En su presentación todo fueron elogios para esta berlina, más aún cuando realizaban pruebas comparativas junto a sus homólogos alemanes BMW Serie 5 y Mercedes Clase E; no tenía prácticamente nada que envidiarles.

Renault Safrane Bi Turbo 4

Entonces, ¿cuál era su problema? La archiconocida “marquitis”, vigente hoy en día, y es que mucha gente sigue prefiriendo una estrella, cuatro aros o la doble hélice en el capó, pagando un plus de exclusividad que no se corresponde muchas veces a lo ofrecido. Todo esto supuso que el restyling de 1996 del Safrane ya no contase con este tope de gama y cayese en el olvido injustamente.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Renault Safrane con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Unos de mis favoritos. Tampoco se quedan atrás su predecesor, Renault 25, y sucesor, Vel Satis.

Este vehículo da pie al conmemorar los mejores tiempos vividos para este formato: Alfa Romeo 164 (Lancia Thema, Fiat Croma, Saab 900) Ford Scorpio, Opel Omega, Citroën XM etc…

Ap: he visitado wiki solo para confirmar.

Txesz
Mecánico
Txesz

A mi siempre me pareció que tenía una elegancia que sus rivales alemanes no igualaban.

Su imagen sería más deportiva, más lujosa, más imponente, etc. Pero no con esa “fluidez” que da… la elegancia.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.