Coche del día: Renault Espace F1 Concept

Coche del día: Renault Espace F1 Concept

Un monovolumen con motor de Fórmula 1 y fibra de carbono por doquier, ¿qué más se puede pedir?


Tiempo de lectura: 4 min.

Nuestra protagonista de hoy, la Renault Espace F1, nació fruto del buen momento que vivía la marca francesa a principios de los 90, y en especial ese 1994, cuando se presentó en Paris este exótico vehículo que servía para conmemorar la decena de años del modelo en el mercado. También festejó la reciente victoria del Campeonato del Mundo de Fórmula 1 por parte de la marca, adjudicándose tanto el título de constructores como el de pilotos, a manos de Alain Prost y Damon Hill. En 1994 Senna reemplazó a Prost, acabando su trayectoria en el accidente mortal de Imola, aquel fatídico 1 de mayo.

Y qué mejor forma de celebrar ambos episodios en la historia de Renault que fabricar en colaboración con Matra este engendro mecánico sin parangón. Adquiriendo las formas del afamado monovolumen y cogiendo prestado el propulsor del FW15C, el estratosférico RS5 V10 de 40 válvulas, 3,5 litros y 820 CV de potencia, asociado a un cambio semiautomático con pulsadores en el volante, teníamos como resultado a esta Espace F1.

La Renault Espace F1 nació como fruto de la celebración del buen momento que pasaba la marca tanto a nivel comercial como competitivo, con la victoria de su escudería en el mundial de F1 en la temporada anterior

Evidentemente, todo lo ha habido y por haber que pudiéramos imaginar en una Espace de serie fue sustituido para albergar semejante fuente de potencia. A su vez, tanto chasis como carrocería estaban fabricados en fibra de carbono, con el fin de aligerar al máximo esta monovolumen diseñado para circuitos, quedando su peso final en 1.300 kilogramos.

Renault Espace F1 Concept 8

También se trabajó en la aerodinámica, tratando por un lado de hacerla lo menos resistente al viento y por otro impidiendo que esta no despegara del suelo, literalmente. Para ello se la dotó de unas entradas de aire lateral y traseras que a su vez servían para mandar aire fresco al V10 respirando a pleno pulmón. Un alerón trasero de gran tamaño, trabajaba para mantener lo más estable y pegada al piso a la Espace F1.

Todo en la Espace F1 fue diseñado para poder soportar los más de 800 CV de potencia derivados del V10 proveniente del FW15C pilotado por Hill y Prost

Otro de los puntos importantes en su diseño era cómo detenerla, y al igual que los monoplazas del  momento se instaló un kit de frenado compuesto por discos sobredimensionados carboceramicos, consiguiendo reducir desde su velocidad máxima a apenas 70 km/h en tan solo 80 metros. Según los técnicos encargados de su desarrollo, tan solo necesitaba un 10 % más de distancia que un  monoplaza coetáneo para esta labor, lo que nos puede dar una idea de las fuerzas que podía transmitir a sus ocupantes esta bestial Espace.

Quizás lo más curioso era su configuración interior, donde podía albergar hasta cuatro ocupantes, incluido el conductor, en báquets independientes, y donde entre medio de los dos traseros emergía totalmente visible la parte superior del propulsor, haciendo la experiencia además de visual, una banda sonora inolvidable.

Renault Espace F1 Concept 7

Con el carbono como material principal para conseguir reducir al máximo el peso de la Renault Espace F1 y una concienzuda aerodinámica a base de una carrocería ensanchada, entradas de aire e incluso un alerón de grandes proporciones en su zaga, hacían superar los 300 km/h con facilidad a este exótico monovolumen.

Porque el aullido que transmitía la Espace F1 era desgarrador para aquellos que tuvieron el placer de dar una vuelta dentro de ella, con el V10 respirando a fondo y sin concesiones, haciéndote creer por un momento que estabas dentro de un caza a reacción de cualquier ejército del planeta.

Pero la realidad es que aquella Renault Espace F1 quedó en un mero ejercicio de estilo y fuerza libre, ya que como todos sabemos era imposible circular en una vía pública con ella. Se fabricaron tan solo dos unidades, una para usarla en exhibiciones del motor del momento y otra simplemente como mero objeto de exposición.

Entre ellas tan sólo habían algunos cambios estéticos como las llantas o el color de las tomas de aire frontales. Ambas están expuestas en la actualidad en Francia, una de ellas en el museo de Matra que se ubica en Romorantin, y la otra en la colección que posee la marca en Flins, quedando para el recuerdo como el que posiblemente sea el monovolumen más rápido del planeta.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Renault Espace F1 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.