Coche del día: Lexus GS F

Coche del día: Lexus GS F

Un samurai del segmento E


Tiempo de lectura: 4 min.

Lexus es una firma japonesa de automóviles Premium ligada al fabricante Toyota. A finales de los 80 el fabricante nipón decide crear una firma Premium con destino a los Estados Unidos; de hecho LEXUS es el acrónimo de Luxury Export United Estates). La firma se afianza en este mercado hasta que decide dar el salto a Europa, el viejo continente es un mercado duro de roer. Ya en nuestro territorio es capaz de lograr cierta cuota de mercado; primero de la mano de importadores después, con presencia propia.

Lexus siempre ha puesto en valor el trato con el cliente, el confort y el sosiego por encima de cualesquiera otros atributos que pudieran atribuirse a un vehículo. De este modo creaba grandes automóviles, tremendamente confortables y silenciosos. Además, fue la primera firma Premium en abandonar los motores diésel, y solo vendió dos (IS 220d e IS 200d). Hasta que decidieron que necesitaban un vehículo halo y otro más aspiracional, pero con los pies en la tierra.

Esto dos modelos fueron el impresionante deportivo LFA, con un propulsor de 10 cilindros desarrollado conjuntamente con Yamaha; y la berlina deportiva el IS F, este con uve ocho de cinco litros de cilindrada en el que también participaría Yamaha. Esta es la semilla de la actual familia F, los modelos más deportivos y aspiracionales de la firma nipona.

Lexus GS F Motor

Hoy el coche del día es el Lexus GS F, una de mis berlinas favoritas, se trata de un automóvil del segmento E en una versión más que interesante. Este equipa un propulsor V8 derivado del primer miembro de la familia F, pero actualizado para cumplir con las normativas y tener un aporte mayor de potencia y eficiencia. La berlina deportiva de Lexus explota de un modo diferente a la competencia este concepto, se acerca más al disfrute de la conducción que a marcar registros en un circuito. Se trata de un vehículo capaz con dos caras, una deportiva y otra confortable; pero nunca le da la espalda a ninguno de estos aspectos.

Como os comentaba, equipa un propulsor V8 de 5 litros capaz de aportar 477 CV de potencia, todos ellos dirigidos al eje posterior, donde se encuentra con un complejo diferencial controlado electrónicamente con diferentes modos de funcionamiento. También el coche tiene diferentes modos con los que poder ajustar el vehículo a las exigencias de cada momento, estos actuarán sobre la respuesta de los pedales, la dirección y la caja de cambios. El diferencial se puede controlar en función del modo seleccionado, incluso con un modo Track en el que prima la tracción por encima de todo.

Como podemos ver, no se trata de la berlina deportiva más radical, pero sí está a al altura tecnológica de la competencia. Además, es bastante pura. ¿Por qué digo esto? Pues porque ya no quedan apenas propulsores deportivos de aspiración natural y este lo es; porque se ha decidido recurrir a sistemas de tracción total en casi todas las versiones más radicales, este es simple; y porque este es un coche que transmite.

Lexus GS F Interior

A cargo de la transmisión está una caja de cambios automática con convertidor de par relativamente rápida y eficaz que, a través de la levas, nos permitirá sentirnos algo pilotos. Al mismo tiempo, este es un coche que seguramente suponga una despedida y una bienvenida todo en uno.

Es una despedida a los coches de siempre con propulsores térmicos y ganas de sacarte una sonrisa de lo perfectamente imperfectos que son… Y una bienvenida a la nueva Lexus con toques más aspiracionales, más cercanos al estilo de vida; a una nueva movilidad.

Este es uno de esos coches que abruman por ser todo lo que quieres que sean sin caer en radicalidades extremas, además, tiene un primo-hermano como el RC F, que también apuesta por este concepto de deportividad para disfrutar; un concepto con el que podemos tener un deportivo capaz de llegar a casi todo. Un ejemplo es la ausencia de frenos carbonocerámicos, con la única presencia de unos de acero rayados y ventilados con grandes pinzas naranjas.

Lexus GS F Trasera

No es un coche para hacer tiempos en una pista, sino que es un vehículo creado exclusivamente con la idea de hacerte disfrutar curva tras curva; de un domingo en la pista y que te permite ir a trabajar todos los días, tras pasar habitualmente a echar gasolina.

COMPARTE
Sobre mí

Carlos Pascual

El olor a lubricantes y gasolina quemada han atraído a Carlos desde su niñez, por ello decide consagrar su vida a los coches: una forma de comunicarse, de disfrutar, de vivir.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.