Coche del día: Lexus GS F

Coche del día: Lexus GS F

Un samurai del segmento E


Tiempo de lectura: 4 min.

Lexus es una firma japonesa de automóviles Premium ligada al fabricante Toyota. A finales de los 80 el fabricante nipón decide crear una firma Premium con destino a los Estados Unidos; de hecho LEXUS es el acrónimo de Luxury Export United Estates). La firma se afianza en este mercado hasta que decide dar el salto a Europa, el viejo continente es un mercado duro de roer. Ya en nuestro territorio es capaz de lograr cierta cuota de mercado; primero de la mano de importadores después, con presencia propia.

Lexus siempre ha puesto en valor el trato con el cliente, el confort y el sosiego por encima de cualesquiera otros atributos que pudieran atribuirse a un vehículo. De este modo creaba grandes automóviles, tremendamente confortables y silenciosos. Además, fue la primera firma Premium en abandonar los motores diésel, y solo vendió dos (IS 220d e IS 200d). Hasta que decidieron que necesitaban un vehículo halo y otro más aspiracional, pero con los pies en la tierra.

Esto dos modelos fueron el impresionante deportivo LFA, con un propulsor de 10 cilindros desarrollado conjuntamente con Yamaha; y la berlina deportiva el IS F, este con uve ocho de cinco litros de cilindrada en el que también participaría Yamaha. Esta es la semilla de la actual familia F, los modelos más deportivos y aspiracionales de la firma nipona.

Lexus GS F Motor

Hoy el coche del día es el Lexus GS F, una de mis berlinas favoritas, se trata de un automóvil del segmento E en una versión más que interesante. Este equipa un propulsor V8 derivado del primer miembro de la familia F, pero actualizado para cumplir con las normativas y tener un aporte mayor de potencia y eficiencia. La berlina deportiva de Lexus explota de un modo diferente a la competencia este concepto, se acerca más al disfrute de la conducción que a marcar registros en un circuito. Se trata de un vehículo capaz con dos caras, una deportiva y otra confortable; pero nunca le da la espalda a ninguno de estos aspectos.

Como os comentaba, equipa un propulsor V8 de 5 litros capaz de aportar 477 CV de potencia, todos ellos dirigidos al eje posterior, donde se encuentra con un complejo diferencial controlado electrónicamente con diferentes modos de funcionamiento. También el coche tiene diferentes modos con los que poder ajustar el vehículo a las exigencias de cada momento, estos actuarán sobre la respuesta de los pedales, la dirección y la caja de cambios. El diferencial se puede controlar en función del modo seleccionado, incluso con un modo Track en el que prima la tracción por encima de todo.

Como podemos ver, no se trata de la berlina deportiva más radical, pero sí está a al altura tecnológica de la competencia. Además, es bastante pura. ¿Por qué digo esto? Pues porque ya no quedan apenas propulsores deportivos de aspiración natural y este lo es; porque se ha decidido recurrir a sistemas de tracción total en casi todas las versiones más radicales, este es simple; y porque este es un coche que transmite.

Lexus GS F Interior

A cargo de la transmisión está una caja de cambios automática con convertidor de par relativamente rápida y eficaz que, a través de la levas, nos permitirá sentirnos algo pilotos. Al mismo tiempo, este es un coche que seguramente suponga una despedida y una bienvenida todo en uno.

Es una despedida a los coches de siempre con propulsores térmicos y ganas de sacarte una sonrisa de lo perfectamente imperfectos que son… Y una bienvenida a la nueva Lexus con toques más aspiracionales, más cercanos al estilo de vida; a una nueva movilidad.

Este es uno de esos coches que abruman por ser todo lo que quieres que sean sin caer en radicalidades extremas, además, tiene un primo-hermano como el RC F, que también apuesta por este concepto de deportividad para disfrutar; un concepto con el que podemos tener un deportivo capaz de llegar a casi todo. Un ejemplo es la ausencia de frenos carbonocerámicos, con la única presencia de unos de acero rayados y ventilados con grandes pinzas naranjas.

Lexus GS F Trasera

No es un coche para hacer tiempos en una pista, sino que es un vehículo creado exclusivamente con la idea de hacerte disfrutar curva tras curva; de un domingo en la pista y que te permite ir a trabajar todos los días, tras pasar habitualmente a echar gasolina.

COMPARTE
Sobre mí

Carlos Pascual

El olor a lubricantes y gasolina quemada han atraído a Carlos desde su niñez, por ello decide consagrar su vida a los coches: una forma de comunicarse, de disfrutar, de vivir.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!