Coche del día: Honda RA106

Coche del día: Honda RA106

Gracias a este monoplaza, Honda regresaba a la F1 como equipo oficial de la marca tras abandonar la idea en 1968 por un terrible accidente mortal


Tiempo de lectura: 4 min.

Cuando en el 2006 se presentó el Honda RA106 éste contaba con una enorme responsabilidad a sus espaldas. Y no, no hablamos únicamente de la obvia presión supuesta a todo participante en la categoría reina del automovilismo. Más allá de esto, hablamos del propio peso de la historia. Algo que sigue pesando mucho en una competición nacida hace más de setenta años, por donde han pasado muchos de los mejores pilotos y fabricantes vistos en toda la trayectoria de la industria automotriz. Además, en el caso de este monoplaza debemos añadir la responsabilidad de ser el protagonista del regreso de Honda a la F1 como equipo oficial. Cometido para el cual se contrató a Jenson Button y Rubens Barrichello.

Pero vayamos por partes ya que, no en vano, la presencia de Honda en la F1 se remonta al comienzo de los años sesenta. Veamos. Nacida al calor de la postguerra japonesa, Honda creció exponencialmente en muy pocos años pasando de fabricar sencillos ingenios con los que motorizar bicicletas a ser el mayor fabricante motociclista del mundo hacia 1963. Año en el que estaba tan asentada que incluso se atrevió a entrar en el sector de las cuatro ruedas, estrenando la camioneta T360 y el delicioso roadster S500. No obstante, consciente de la importancia de la F1 como escaparate tecnológico, en aquel mismo momento comenzó los primeros ensayos de cara a producir un monoplaza para dicha categoría.

Así las cosas, en 1964 presentó el RA271 y en 1965 revalidó la apuesta con el RA272. Dominado por su innovador chasis monocasco en aluminio – tal y como Lotus había hecho por primera vez tan sólo tres años antes – , tomó como propulsor un potente V12 que lo llevó a ser el primer F1 japonés en ganar una carrera del Mundial al llevarse el GP de México en 1965 con el estadounidense Richie Ginther a los mandos. No obstante, la muerte en carrera de Jo Schlesser mientras pilotaba su Honda durante el GP de Francia en 1968 motivó la retirada de la marca como equipo oficial. Algo totalmente entendible tras ver no sólo la secuencia del impacto, sino también la grabación en la que se recoge la extinción del incendio. Aquello fue demasiado para Soichiro Honda. Todo ello con un estilo similar al de Mercedes tras el desastre en Le Mans 1955 o el de OSSA al ocurrir la muerte de Santiago Herrero en el TT de 1970.

Honda entró al mundo de la F1 a mediados de los años sesenta con una gran valentía en el diseño al escoger un chasis monocasco en aluminio y, sobretodo, un motor V12 en la época donde triunfaban los V8

Honda RA106, el regreso de la marca como equipo oficial

Desde aquel luctuoso 1968 hasta el año 2006 con el regreso oficial a la F1 y el Honda RA106 habían cambiado muchas cosas. Sin embargo, Honda no había perdido durante aquellas décadas su conexión con la categoría reina. Para nada. De hecho, resulta imposible olvidar su exitosa trayectoria como proveedor de motores. Especialmente para Williams y McLaren, con esta última ganando quince de las dieciséis citas de la temporada celebrada en 1988 gracias a las mecánicas de Honda y el pilotaje de Ayrton Senna y Alain Prost.

Así las cosas, Honda empezaba a ver como una posibilidad real el dar de nuevo el salto a ser equipo oficial. Hecho que pudo materializarse al fin en 2006 gracias a la compra el año anterior del equipo BAT, al cual se le venían suministrando motores desde al menos seis años antes. Por cierto, todo ello con la prohibición de anunciar tabaco en la F1 como telón de fondo, ya que aquel equipo era propiedad de la British American Tobacoo. De ahí su sigla BAT. La cual no tiene nada que ver con Bertone, Alfa Romeo o Franco Scaglione.

En lo referido al diseño del Honda RA106 éste se basaba en un chasis de fibra de carbono al que se incorporó el motor RA806E. Un V8 a 90º atmosférico con 2.4 litros de cilindrada capaz de entregar de 650 a 775 CV alrededor de las 19.500 revoluciones por minuto. Todo ello al servicio de Jenson Button – que venía de ser tercero en el Mundial de 2004 precisamente con el equipo BAT-Honda – y Rubens Barrichello – recién salido de sus seis icónicos años en Ferrari siendo el compañero de Michael Schumacher – .

honda ra106 (1)

Aunque los primeros resultados no fueron los esperados, lo cierto es que consiguieron quedar cuartos en el título de constructores

No obstante, los resultados del Honda RA106 en aquella temporada de 2006 no llegaron a lo que se había previsto durante los ensayos – muchos de ellos realizados en Cataluña – . Y es que, al fin y al cabo, la mejor actuación fue el cuarto puesto logrado por Barrichello en el GP de Mónaco. No obstante, en el Mundial de constructores se logró la cuarta posición. Obviamente algo que no es como para echar cohetes, pero que sí dio a Honda la suficiente confianza como para seguir de forma oficial durante la temporada siguiente. Una historia que será motivo de un próximo artículo.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.