Coche del día: Ferrari Sergio

Coche del día: Ferrari Sergio

Un soberbio ejercicio de diseño con multitud de guiños a prototipos del pasado creado para honrar la memoria de Sergio Pininfarina


Tiempo de lectura: 5 min.

Sergio Pininfarina siempre tuvo muy presente su propio lema “ la única manera de preservar nuestro legado es hacerlo parte de nuestro futuro “. Algo que imbuyó totalmente a las creaciones de su empresa. Sin duda la más clásica de entre todas las firmas carroceras italianas, habiendo sido capaz de establecer durante décadas el canon de diseño en diferentes segmentos gracias a modelos como el Lancia Florida o el Alfa Romeo Giulietta Spider. Además, el nombre de Pininfarina es posiblemente el más asociado a Ferrari al haber sido hasta hace muy poco el diseñador de cabecera para la casa de Maranello. Por ello, tras el fallecimiento de Sergio Pininfarina en 2012, uno de los mejores homenajes posibles a su memoria fue la creación de este cavallino perteneciente a los Fuori Serie. El resultado se llamó Ferrari Sergio.

Pero vayamos al comienzo de todo. En este caso la figura del propio Sergio Pininfarina. Hijo de Giovanni Battista Farina, ascendió a la dirección de la empresa familiar tras el fallecimiento de su padre en 1966. Un momento de lo más interesante para el diseño automovilístico en Italia, pues la irrupción de jóvenes diseñadores como Giorgetto Giugiaro o Paolo Martin estaba a punto de dar un vuelco absoluto a la industria. Pasando de los volúmenes curvos a los planos, teniendo en el llamado “diseño en cuña “ la máxima expresión de los nuevos ideales estéticos y aerodinámicos. Así las cosas, Sergio supo no sólo apoyar las ideas más innovadoras de sus empleados, sino también gestionar con éxito financiero a una empresa que, aparte de los automóviles, siempre ha estado en la punta de lanza del diseño industrial italiano.

Por todo ello, al igual que desde Maranello se honró la figura del fundador con la presentación del Enzo, en Pininfarina quisieron hacer lo propio tras la muerte de Sergio. De esta manera Pininfarina ideó un proyecto que, finalmente, Ferrari acabó tomando como propio con una edición de seis unidades destinadas a clientes escogidos por la propia fábrica. Eso sí, entre el diseño original de Pininfarina y el que finalmente tuvieron aquellos Fuori Serie existen algunas diferencias necesarias para la homologación del coche en las carreteras. Detalles que siempre suelen quedar en el camino que dista entre los prototipos y sus aplicaciones a la calle. No obstante, aún con ello el Ferrari Sergio sigue siendo uno de los mejores ejercicios de estilo realizados entre ambas marcas.

Pocas alianzas han dado tantas alegrías en el mundo del automovilismo como la establecida entre Ferrari y Pininfarina, de la cual Sergio Pininfarina fue el supervisor de los diseños desde que en 1966 tomase las riendas de la empresa de su padre

Ferrari Sergio, cinco años antes del Monza SP

El pasado 2018 se presentó el Ferrari Monza SP. Un cavallino a la última, aunque con claros tributos a la identidad mecánica más clásica en Maranello gracias a su motor V12 atmosférico. Además, tanto en lo estético como en el nombre resulta evidente la rendición de cuentas para con la época dorada de sus barchettas en carreras como la Targa-Florio o la Mille Miglia. No obstante, lo cierto es que a muchos les pareció bastante radical esa apuesta por la conducción sin siquiera parabrisas en pleno siglo XXI.

Pues bien, en 2013 el Ferrari Sergio ya avanzaba este rescate con un diseño donde no se incluía parabrisas. Aunque, en honor a la verdad, lo cierto es que éste se desplegaba automáticamente al sobrepasar los 50 kilómetros por hora. A falta de joroba tras la nuca del conductor, el Ferrari Sergio despliega un gran arco de seguridad perfectamente integrado en la línea general del conjunto, del cual cuelgan los dos reposacabezas en vez de ir unidos a la estructura del propio asiento. Todo un alarde, llevando a un territorio de formas fibradas y ligeras al 458 Spider del 2011 tomado como base.

Por cierto, el uso del término “ ligereza “ no lo hemos escogido tan sólo por la sensación visual que transmite. Sino también porque los paneles de aluminio del 458 son sustituidos en el Ferrari Sergio por otros enteramente realizados en fibra de carbono. Suponiendo un ahorro de en torno al 10% en el peso de este prototipo respecto a los 458 de serie. Una idea que nos habla sobre cómo Pininfarina pensó desde el primer momento no sólo en la estética, sino en la mejora del rendimiento. De hecho, otra prueba de esto es el cuidado estudio aerodinámico experimentado por el Ferrari Sergio en el túnel de viento que Pininfarina tiene en Gugliasco.

ferrari sergio (4)

Sólo con un vistazo, del Ferrari Sergio salen referencias claras y directas a varios prototipos creados por Pininfarina para Ferrari desde mediados de los sesenta hasta el año 2000. Toda una lección de estilo pero también de historia

Respecto a la autoría, el Sergio está firmado por Fabio Filippini. Un diseñador que ha pasado por esta cabecera ya que suyo es el interesante BMW Gran Lusso presentado por la marca en el Villa d’Este 2013. Y, la verdad, se nota cómo tuvo presente esa misma máxima de Sergio Pininfarina a la que nos referimos justo al comienzo del artículo. Para empezar, los volúmenes musculosos y curvos del Ferrari Sergio recuerdan sin duda al Dino Berlinetta de Aldo Brovarone. Después de esto, el ojo más atento encontrará en la tapa del motor un claro y nada velado tributo al Ferrari Modulo de Paolo Martin. Y eso por no hablar del habitáculo extremadamente abierto. Justo en la forma y manera que ya exhibiera el Mythos de 1989 esbozado por Pietro Camardella o el Rossa del 2000 ideado por Ken Okuyama – dicho sea de paso, un claro precedente de los Monza SP – . Todos ellos prototipos de Pininfarina creados para Ferrari. En suma, ¿puede estar más integrado el pasado en el futuro que en el caso del Ferrari Sergio? Todo una lección de diseño. Bravissimo!

Galería de fotos:

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.