Coche del día: Austin/Rover Montego

Coche del día: Austin/Rover Montego

El último coche de Austin


Tiempo de lectura: 3 min.

Tras la crisis del petróleo de 1973 y la posterior recesión, British Leyland, una compañía que ya llevaba tiempo con algunos problemas de gestión, estuvo al borde del colapso y se salvó gracias a que fue nacionalizada en 1975. Eso permitió que la compañía pudiera aguantar un poco más en el mercado y desarrollara nuevos modelos para intentar ganar fuerza y poder recuperarse. El primero fue el Metro, que apareció en 1980, un coche bastante pequeño y de aspiraciones sencillas. Todo un éxito de aceptación y en Reino Unido, llegó a copar el 10% del mercado.

Sin embargo, aunque el Metro llegó a ser uno de los pilares de la compañía, había que ampliar el catálogo, no se puede sobrevivir con un solo modelo, por muy bien que se venda. Así, se comenzó a trabajar en el reemplazo para los Austin Allegro, Austin Maxi y Morris Marina. Así nació el proyecto LC10, que estaría destinado a enfrentarse al Volkswagen Golf y su desarrollo estuvo dirigido por Malcolm Harbour, hombre de Rover-Triumph, mientras que Austin se centraba en la comercialización del Austin Metro. Durante el proceso de desarrollo, se decidió que, finalmente, serían dos los modelos que saldrían de la misma plataforma, uno para el segmento de los compactos, que pasó a ser el proyecto LM10, y otro para el segmento de los sedanes medios, el proyecto LM11.

austin montego

El proyecto LM11 daría como resultado el Austin Montego, un coche que estaba destinado a enfrentarse al Ford Sierra y al Opel Vectra, por poner unos ejemplos y que tuvo varios diseñadores implicados en su creación, como Ian Beech –quien dio forma a la célula del habitáculo– y Roger Tucker –quien dibujó tanto el frontal como la trasera–. El Montego era, básicamente, un Austin Maestro más grande con maletero separado. El trabajo para desarrollar el coche comenzó en 1977 y finalmente se lanzó al mercado en 1984 con carrocería sedán.

Mecánicamente, era un coche relativamente convencional, pero escondía curiosidades como un sistema con voz sintetizada –la voz la ponía Nicolette McKenzie, actora de doblaje que, si te gustan los videojuegos, te llamará la atención saber que fue quien puso la voz, en la versión original, a la protagonista de Horizon Zero Dawn. No obstante, el Montego sufrió durante su comercialización. Por un lado, la turbulenta situación de British Leyland ralentizó su desarrollo y además, las primeras unidades fabricadas sufrieron de problemas de calidad y fiabilidad. De hecho, el propio sistema de voz sintetizada sufría algunos problemas que podían ser hasta irritantes y llegó a ser considerado una vergüenza por la prensa británica. También era propenso a sufrir corrosión, al igual que problemas con la laca y la pintura, que se descascarillan con relativa facilidad.

En 1989 se lanzó al mercado un restyling del Austin Montego, el cual, estrenó un motor diésel Perkins y se comenzó a eliminar el sello Austin gradualmente, para dejar a Rover como marca principal, así se pasó a Austin Montego a Rover Montego. También hubo un MG Montego.

La producción del Montego se detuvo en 1994, cuando se presentó el Rover 600, que debería sustituirlo en el mercado. Para entonces, se había fabricado 546.000 unidades del Austin/Rover Montego y 23.000 ejemplares del MG Montego.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
CayetanodeBugy
Invitado
CayetanodeBugy

El nombre de la firma era British Leyland con “d” final.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.