El Porsche Taycan vende más que el 911

El Porsche Taycan vende más que el 911

Aunque todavía sigue por detrás de los SUV


Tiempo de lectura: 3 min.

Quien te ha visto y quién te ve. Muy pocos se habrían atrevido a decir que un día, verían en la gama Porsche varios SUV, una berlina de representación, motores diésel, híbridos y eléctricos. Pero mucho menos se habrían atrevido a afirmar que los SUV y el modelo eléctrico coparían las ventas de la marca y se convertirían en los pilares sobre los que se apoyaría Porsche.

Es posible que los puristas se hayan escondido bajo alguna piedra, no como en la década de los 70 con el Porsche 928, por ejemplo. Sobre todo después de ver que durante los primeros nueve meses de 2021, el Porsche Taycan ha sido capaz de superar en ventas al todopoderoso Porsche 911, aunque todavía no ha podido alcanzar a los Cayenne y Macan, coches que siguen siendo los más vendidos de la marca.

Concretamente, se han entregado un total de 28.640 unidades del Taycan hasta el mes de septiembre de 2021, mientras que el Porsche 911 se ha quedado en 27.972 unidades. El Porsche Panamera, la berlina de representación, ha matriculado 20.275 ejemplares y la familia de los 718, Boxter y Cayman, han alcanzado 15.916 unidades. Son muy buenas cifras, no cabe duda, pero el Porsche Cayenne los deja a todos muy, muy lejos, habiendo vendido 62.451 ejemplares, seguido de cerca por el Porsche Macan con 61.944 coches.

El año 2021 está siendo un buen ejercicio para los alemanes, con unas ventas acumuladas en lo que va de año que superan las 215.000 unidades a nivel global, un número que supone un aumento del 13% respecto al mismo período de 2020. Es cierto que no debemos tener muy en cuenta todo lo ocurrido en el nefasto 2020, con casi toda la industria y el comercio paralizados durante mucho tiempo, es evidente que las ventas y los resultados serán mucho peores que en 2021. Aún así, lo conseguido por Porsche es todo un logro, pues no vende turismos convencionales para las masas, vende automóviles de alta gama a precios muy elevados.

Hay que decir que las cifras de ventas del Taycan, hacen referencia a las dos versiones disponibles, el Porsche Taycan y el Porsche Taycan Cross Turismo. El primero, una berlina de cinco puertas de altas prestaciones, se dio a conocer primero como prototipo, el Porsche Mission-E en 2015, para llegar a producción tiempo después, en 2019, como Porsche Taycan. Era una revolución, el primer automóvil eléctrico que salía de los talleres de Stuttgart que se jugaba mucho en el mercado. El segundo llegó en marzo de 2021 y, básicamente, es una versión crossover del Taycan.

Ambos modelos son la punta de lanza eléctrica de la firma alemana, que tras el enorme éxito que están teniendo (en países superelectricificados como Noruega, el 70% de los coches de Porsche vendidos son Taycan), se verán acompañados por una fuerte gama de modelos eléctricos. El primero en llegar será el Porsche Macan eléctrico, pero ya se está hablando sobre la posibilidad de ver la familia 718 convertida también a eléctricos.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.