Fiat S76 300 HP, la Bestia de Turín

Fiat S76 300 HP, la Bestia de Turín

Su motor es más grande que la boca de Ignatius Farray


Tiempo de lectura: 3 min.

Hoy día varios compactos están a la venta con 300 CV, pero hace 100 años no era precisamente algo al alcance de la gente corriente. Es más, 300 CV era una cifra prodigiosa para un coche y solo tenía sentido en competiciones locas, de cuando los coches eran potencialmente incontrolables a nada que se potenciaban.

En 1911 se construyeron dos unidades del Fiat S76 300 HP, un prototipo para batir el récord de velocidad que ostentaba el Blitzen Benz de 200 CV. El planteamiento ingenieril era, cuanto menos, curioso: un 28.5 L4, es decir, cuatro cilindrazos de más de 7 litros cada uno, como un Dodge SRT Hellcat actual. Eroga en torno a 300 CV a 2.000 RPM, lo cual nos da una potencia de casi 10 CV por litro, una proeza.

Ningún otro coche ha montado un motor más grande diseñado para automoción, ni en Estados Unidos

No ha pasado a la Historia por romper el récord de velocidad, porque aunque llegó a medírsele 217 km/h, las normas especifican que debe tomarse la media de dos intentos: la ida y la vuelta. El Blitzen Benz quedó invicto. Pasó a la Historia por el intento, y poco faltó para que desapareciese por completo.

Una de las dos unidades fue mantenida por Fiat hasta que fue desmontado después de la Primera Guerra Mundial. El otro, que cayó en las manos del príncipe ruso Boris Soukhanov, acabó estrellándose a principios de los años 20 en Australia sin su motor original, pues tenía en su lugar un Stutz. Durante años se creyó que había sido en una carrera, pero no, fue circulando normalmente. El que se estrelló en su lugar fue un Austro Daimler, de acuerdo a John Medley.

Los restos del coche fueron cambiando de manos durante 80 años, hasta que el chasis superviviente de Soukhanov volvió al Reino Unido. El motor del otro S76 acabó apareciendo también. Se llevó a cabo un minucioso proceso de restauración, para el cual hizo falta construir la caja de cambios, carrocería y radiador. El motor del ya único Fiat S76 volvió a la vida en noviembre de 2014, pasados más de 100 años desde su construcción.

El coche fue completamente operacional al año siguiente, estrenándose en el festival de Goodwood de 2015

Actualmente este monstruo turinés se dedica a hacer exhibiciones en eventos de clásicos de alto nivel, donde se puede apreciar la belleza y la gracia de la ineficiencia mecánica de hace un siglo. Los tubos de escape no los lleva, así se ven las llamaradas que salen de sus calderas. La próxima vez que estará a tiro de una cámara será en el London Concours los días 7 y 8 de junio.

Fiat S76 300 HP

Resulta tremendamente chocante que el mismo fabricante del motor de combustión de automoción más grande del mundo sea el mismo que tiene en producción modelos con uno de los motores de combustión de automoción más pequeños del mundo, el 0.9 TwinAir.

NOTA: existe cierta controversia sobre si el motor Fiat S76 se diseñó para coche o para aeronave. Por lo que he podido averiguar, el Fiat S76 se diseñó para un coche. Existen motores de aviación empleados en dirigibles Forlanini F.5 con características similares de carrera y diámetro de los cilindros, pero ya son de 1912. Ningún avión de tela y madera de la época podía acarrear el peso del S76.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Mecánico
Txesz

Supongo que las dudas por el rigen del motor vienen por el que usó su “heredero”, el Mefistofele de 1924 que si equipó un prpulsor de origen aeronáutico.

Viendo que cosas se hicieron en aquellos años, piensa uno que aquellos pilotos no es que tuviesen poco miedo a la muerte, sino más bien algo de desprecio por la vida…

Javier Costas Franco
Invitado

Creo que la confusión viene más bien de que se usó la denominación S76A para la versión aeronáutica, pero las diferencias eran abultadas, al final parece que solo coincidían (y no del todo) en diámetro y carrera, con órganos colocados de forma distinta, uno iba en el sentido horario y el otro al revés, etc.

Txesz
Mecánico
Txesz

Tiene más sentido…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.

David García