Featured Video Play Icon

Este Bugatti Veyron de propulsión trasera es la pesadilla de Michelin

Le han retirado la tracción total, es la "primera conversión"


Tiempo de lectura: 2 min.

Hay que tener un par de… para convertir uno de los coches de tracción total más caros del mundo en uno de los coches de propulsión trasera más caros del mundo. Lo ha hecho Houston Crosta, el dueño de la empresa de alquiler Royalty Exotic Cars de Las Vegas (Nevada, EEUU). Estamos hablando de un Bugatti Veyron de propulsión trasera que costó nuevo 1,5 millones de dólares.

Los mecánicos de Crosta se las han apañado para retirarle el diferencial delantero y los semiejes, por lo que ahora las ruedas delanteras giran libres. De esta forma, el eje trasero es siempre el encargado de reventar las especialísimas ruedas Michelin Pilot Sport PAX PS2 de dimensiones 365/710 en llantas 655 x 540 A que calza este monstruo.

Un inciso técnico: las ruedas delanteras tienen una medida más pequeña, 265/690, obsérvese que es mucha diferencia para un coche diseñado para tener tracción total. Eso significa que las ruedas traseras son las que normalmente realizan todo el trabajo, y aunque el eje trasero no llegue a perder tracción en ningún momento, la gestión electrónica pasa par al eje delantero para aliviar la carga sobre las gomas posteriores.

El vídeo dura 14 minutos, en él se nos explica el proceso. Obviamente no hay documentación en foros o Internet sobre cómo capar la mitad de la transmisión del Veyron, no es como cambiarle las bujías a un SEAT Ibiza. Ahora Royalty Exotic Cars tiene el aliciente de tener el único Veyron del mundo -que se sepa- convertido a propulsión trasera. Quizás la parte más complicada es cómo evitar que se generen errores en la gestión electrónica, porque la parte mecánica tampoco parece un secreto opaco de ingeniería.

Bugatti Veyron de propulsión trasera

Bibendum está horrorizado tras ver el vídeo

La quemadita de gomas que se ve al final del vídeo ha salido por decenas de miles de euros, poca broma con eso. La vida útil de los neumáticos del Veyron sin hacer el animal es de unos 4.000 kilómetros. Se comprende su astronómico precio al tener en cuenta que se homologaron para aguantar los 400 kilómetros por hora, circunstancia en la que la duración kilométrica de las ruedas disminuye de forma alarmante. Todas las cifras que tienen que ver con este coche simplemente marean.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.