Featured Video Play Icon

El McLaren F1 GTR ganador de Le Mans vuelve a rugir

A los mandos, el finlandés Mika Häkkinen


Tiempo de lectura: 2 min.

Corría el año 1995 cuando McLaren había decidido pasar su espectacular McLaren F1 a los circuitos, a pesar de las reticencias iniciales de su creador, Gordon Murray. Así, con pequeños cambios, nacía el McLaren F1 GTR, siendo el chasis #01R el encargado de ir a Le Mans. Ahora, 23 años después, McLaren ha sacado este histórico vehículo fuera del museo para que el afortunado Mika Häkkinen se dé una vuelta con él.

Este vehículo fue el que consiguió la victoria en Le Mans en 1995, primer año en el que competía allí, junto al equipo Kokusai Kaihatsu Racing, y varios mecánicos del equipo de F1 junto a Paul Lanzante, encargados de supervisar todo para que el McLaren F1 GTR estuviera en plena forma.

Atentos al sonido del McLaren F1 GTR y a los cambios que hace el finlandés, jugando con su caja manual de seis marchas

McLaren F1 GTR Le Mans 1995

Las modificaciones que se hicieron al McLaren F1 de calle fueron mínimas, pues ya era casi un coche de carreras: nuevos conductos de admisión de aire pare refrigeración, un ala fija en la parte trasera, eliminación de todo lo superfluo, una jaula de seguridad en el interior y frenos de carbono. También se limitó la potencia de su motor V12 a 592 CV, debido a la normativa de la época, pero con la reducción de peso tenía un rendimiento sobresaliente.

McLaren, apovechando la reunión de Monterey Motorsports, se ha llevado al coche y sus mecánicos hasta Laguna Seca, donde el bicampeón del mundo de Fórmula 1 Mika Häkkinen, ha podido pilotarlo durante varias vueltas a este circuito, con su famosa curva del “sacacorchos”.

En el vídeo podemos deleitarnos con el sonido mágico del V12 de origen BMW, con su caja manual y el trazado impecable de las curvas. Es evidente que no va al límite, pero Mika Häkkinen se mantiene en forma. De hecho, se rumorea que el finlandés está pensando regresar a la competición, aunque dudo mucho que sea como piloto.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.