¿Qué es el “detailing”?

¿Qué es el “detailing”?

Te contamos todo acerca de esta técnica de rejuvenecimiento para nuestros coches


Tiempo de lectura: 7 min.

El “detailing”, ese anglicismo de detallado que está tan de moda en el mundo de los coches y que no solo significa “limpieza a fondo”, sino que se ha convertido casi en una religión con cada vez más devotos. ¿Quieres saber de qué se trata? Te lo contamos a continuación.

Un poco de historia

Tal y como lo conocemos hoy, el “detailing” ha nacido en Estados Unidos. Comenzó como un servicio a los coches más lujosos, donde se les realizaba una limpieza a fondo para dejarlos casi como salidos del concesionario, y poco a poco se ha ido extendiendo por el resto del planeta a todo tipo de vehículos.

Según algunas fuentes, el origen del cuidado del automóvil se remonta al siglo XIX, cuando en un pueblo alemán llamado Bischofsheim, crearon una cera a partir de grasas animales, para proteger el lacado de los carruajes. Vamos a dar un repaso a los principales hitos históricos a partir de entonces.

Ya en 1888, la compañía Menzerna comenzó a desarrollar una gama de compuestos para pulir la carrocería de los carruajes, aunque también se podían ver los primeros automóviles. Unos años más tarde, en 1901, Frank Meguiar Jr. fundó un pequeño laboratorio de pulido de muebles y una tienda en su garaje. La compañía, ahora conocida como Meguiar’s, es hoy en día un gigante en la industria de productos de limpieza para automóviles.

En 1910, George Simons desarrolló un limpiador y un producto de cera de carnauba para darle un acabado brillante a los automóviles de la época. Su compañía se llamaba Simons Manufacturing Company y los productos se llamaban Simons Cleaner y Simons Wax. En 1912, la compañía pasó a llamarse Simoniz y el proceso de “detailing” se conocía como “simonizar”. Era el inicio de los productos de limpieza para el coche.

En la década de los 20, la compañía 3M inventó el primer papel de lija impermeable del mundo, que reducía el polvo en el aire durante la fabricación de automóviles y las cintas de enmascarar, lo que permitió a los talleres de pintura obtener una línea nítida en trabajos de pintura de dos tonos.

Después de la 2ª Guerra Mundial, en 1944, se vende el primer pulimento líquido para automóviles, denominado Plastone. Fue inventado por Ben Hirsch y se renombró como Turtle Wax por su acabado resistente, similar al caparazón de una tortuga. Una denominación bastante optimista

En la década de los 70, en Europa y Japón, se usaban pinturas de base metálica con una capa final transparente en los automóviles. Este sistema daba como resultado una pintura resistente, con un brillo y color duraderos. El proceso fue llevado posteriormente a EE.UU., pero durante los primeros años, la calidad no era muy buena, y esta capa transparente se desprendía con facilidad.

Así que era necesario pulir la carrocería. ¿Con qué? Con el pulidor de acción orbital de doble cabezal diseñado por Cyclo USA para la industria aeronáutica. Por aquel entonces se llevaban los aviones brillantes de aluminio, y se necesitaba un pulidor para que estuvieran relucientes. A alguien se le ocurrió aplicarlo a la pintura de los coches, y resultó ser todo un acierto, pues dejaba unos resultados sorprendentemente buenos.

Llegamos a la década de los 80, cuando la arcilla para “detailing” se utilizó por primera vez en Japón, llegando a EEUU una década más tarde. En esta década de los 90, la introducción del sistema de pintura de dos etapas a base de agua y secado al horno, diversificó los colores que ofrecían las marcas y perfeccionó el sistema de acabado transparente. En estos años también nacieron los primeros paños de microfibra en Suecia, extendiéndose al resto del mundo en los años siguientes.

Por último, ya en el comienzo del siglo XXI, PPG Industries inventó CeramiClear, una capa transparente que eliminó la degradación de la pintura por causas tales como la lluvia ácida, sal y radiación UV. Años más tarde se perfeccionó el concepto, inventándose en 2007 los selladores de pintura transparente con polímeros de nanotecnología.

En la actualidad en nuestro país, las cifras de ventas en el sector de la limpieza de vehículos se ha multiplicado por dos en los últimos cinco años, según Alvato Luxury Detailing. Entre otros aspectos destacables, el nivel de rentabilidad que ofrece una franquicia de lavado de vehículos ha crecido un 20 %, algo nada desdeñable. Pero, ¿en qué consiste el “detailing”? Vamos a verlo.

Detailing 3b

El proceso de “detailing”

De manera breve, se podría resumir el proceso en 12 pasos. Es posible que el orden varíe según los gustos, pero encontramos esta secuencia bastante lógica.

  1. Lavado exterior. Preferiblemente lo realizaremos con un limpiador de alta presión, aunque si no tienes, puedes seguir el método de los dos cubos: primero se limpia la esponja o gamuza en uno de ellos, y el otro se emplea para humedecerlo antes de limpiar la carrocería. Eso sí, utiliza bastante agua para no rayar la carrocería.
  2. Secado. Idealmente con un soplador, pero si no tienes uno, emplea paños de microfibra.
  3. Arcilla. En este punto pasaremos la barra de arcilla por toda la superficie para eliminar las impurezas.
  4. Limpieza posterior. En este apartado realizaremos una limpieza más ligera, para eliminar restos de arcilla si los hubiera.
  5. Inspección de pintura. Con una lámpara de luz potente, repasaremos la pintura para detectar imperfecciones.
  6. Pulido. Si hubiera alguna imperfección o raya en la pintura, ahora es el momento de aplicar un buen producto de pulido con la pulidora orbital.
  7. Encerado o Sellado. Una vez limpia la carrocería, la protegeremos con cera de carnauba o sellador.
Detailing 2
  1. Limpieza interior. Mientras se seca la cera, pasamos a la limpieza interior. Aquí limpiaremos con agua y detergente las alfombrillas y moqueta interior, para después aspirarlas. También limpiaremos los guarnecidos o el salpicadero.
  2. Asientos. Llega el momento de los asientos. Algunos servicios sacan los asientos delanteros fuera del coche, para facilitar la limpieza interior y de los propios asientos. Dependiendo si son de tela, cuero o Alcantara, el producto a emplear será diferente.
  3. Ruedas. Como con los asientos, algunos servicios las quitan para limpiarlas a fondo. No solo se limpia la llanta, sino que se cuida y protege también el neumático.
  4. Cristales. Llega el momento de limpiar los cristales y los faros. Es recomendable aplicar un sellador posteriormente a estos últimos, para proteger el policarbonato de los rayos UV, ya que lo degradan.
  5. Últimos detalles. Realizamos una última inspección para repasar los detalles y dejar el coche impecable, casi como salido de fábrica. Por eso se llama “detailing”.

Para que veáis el proceso completo, hemos rescatado un vídeo de Mitch (The Detail Geek), un profesional que se dedica al detallado de vehículos en Canadá. Es impresionante lo que un poco de trabajo de limpieza puede hacer por un coche.

Como sabemos que cuidáis vuestros coches con mimo y cariño, desde espíritu RACER queremos agradecer vuestra fidelidad con un descuento en productos de limpieza y “detailing” para vuestro vehículo. Hemos llegado a un acuerdo con la empresa Detailerlab, y ofreceremos a nuestros lectores que colaboran en Patreon, un 10 % de descuento en la primera compra de cualquier producto de las marcas CarPro, Chemical Guys y Rupes, unas de las principales en el mercado de “detailing”.

¿A qué esperas para apoyarnos? Solo cuesta 1€ al mes y podrás beneficiarte de esta y otras ofertas que irán llegando.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.