¿Cuáles son los automóviles más rápidos de la historia en Nürburgring Nordschleife?

¿Cuáles son los automóviles más rápidos de la historia en Nürburgring Nordschleife?

Repasamos los cinco vehículos de menor tiempo por vuelta en el "infierno verde" divididos por segmentos


Tiempo de lectura: 13 min.

Nuestros lectores habituales sabrán que, con cierta frecuencia, nos hacemos eco aquí de algunos récords y vueltas rápidas establecidas en Nürburgring por modelos de futura o presente comercialización. En estos últimos días, sin ir más lejos, habéis podido leer en nuestro medio que el Rimac Nevera batió el mejor tiempo para vehículos eléctricos en el anillo norte del circuito alemán —Nordschleife— el pasado 18 de agosto, así como que el Ford Mustang GTD ha presentado sus credenciales como miembro del exclusivo club de vehículos que han logrado dar una vuelta al Nordschleife en menos de siete minutos. Este breve reportaje pretende dar cuenta de cuáles son las mejores marcas —absolutas y por segmentos— jamás establecidas al completar los poco más de 20 km de asfalto que conforman “el infierno verde”, tal y como lo bautizó Jackie Ickx.

¿El banco de pruebas definitivo?

El estatus de culto para los aficionados que ha alcanzado el circuito de Nürburgring se apoya en los Touristenfahrten, el término que hace referencia a sus jornadas de apertura al público general para rodar libremente por su superficie —en el sentido correcto, claro—. Paralelamente, también ha adquirido una reputación equivalente para los fabricantes, los cuales pueblan sus alrededores con instalaciones dirigidas a preparar sus modelos para asaltar el Nordschleife y sobresalir así entre la competencia con un tiempo por vuelta inferior al de cualquier otro automóvil comparable. De este modo, las marcas pretenden demostrar que la puesta a punto de sus modelos es la óptima para que los futuros propietarios puedan disfrutar de todo el rendimiento disponible en su configuración.

Esta tendencia recibe, no obstante, algunas críticas. Y es que no son pocos los que dudan de que en las vías públicas se pueda sacar verdadero provecho a unos reglajes adaptados al muy específico desafío del circuito alemán. Más allá de este cuestionamiento, que desde luego es indiscutible si nos fijamos en vehículos carentes de ambiciones deportivas, la generalizada aceptación de este reto por la mayor parte de las marcas nos permite contar con un banco de pruebas igual para todos estos automóviles. Este rasero igual para todos da pie a que se puedan establecer comparaciones entre competidores, y aportan sólidos —y supuestamente objetivos— argumentos para que cada marca exponga las bondades de sus particulares soluciones técnicas.

No obstante, también se señala en ocasiones que esta igualdad de condiciones no es real. En muchos casos, la unidad utilizada por las marcas para establecer su tiempo por vuelta ha sido objeto de modificaciones específicas que no están presentes en el modelo disponible para su adquisición. Estos cambios, o esta puesta a punto especial, suelen estar envueltos en secretismos. Todo vale por aparecer un poco más arriba en esta lista. La repercusión generada por una foto con un tiempo de, pongamos, alrededor de siete minutos es una garantía de éxito comercial.

Los siete minutos marcan la frontera entre los coches rápidos en Nürburgring y los que están a un nivel superior. Ningún automóvil ha bajado de los cinco minutos en su tiempo por vuelta en el Nordschleife

Pese a ello, y dejando de lado que los modelos disponibles en el mercado estén en realidad a la altura de los empleados para estas pruebas, la igualdad de condiciones para los fabricantes es evidente. Todos los tiempos recogidos en estas líneas, salvo especificación en sentido contrario, se corresponden con la configuración del trazado de 20,832 km. Esta longitud, resultado de la separación de los anillos norte —Nordschleife— y sur —Südschleife— de Nürburgring a principios de los años 80 del sigo pasado y como consecuencia de la construcción del moderno circuito de Fórmula 1, es la medida estandarizada recientemente para este tipo de marcas. A lo largo de su serpenteante asfalto, se deben afrontar 73 curvas y superar ascensiones de hasta el 17 % de desnivel, con descensos que alcanzan pendientes del 11 %. Asimismo, estos tiempos deben ser convalidados por inspectores independientes, una cuestión que no siempre sucede cuando vemos publicadas las imágenes con las que los fabricantes publicitan cada uno de sus nuevos hitos en el Nordschleife.

Hemos dividido los tiempos en cuatro categorías: coches de competición o destinados exclusivamente a su uso en circuitos, vehículos con portamatrículas, automóviles eléctricos y SUV, y nos hemos limitado a dar cuenta de los cinco primeros en cada una de ellas. Porque, sí, Nürburgring tiene su propio Battle SUV y esta es, además, una de las categorías más concurridas en esta era moderna, como no podía ser de otro modo.

Coches de carreras

El anillo norte del circuito de Nürburgring dejó de estar presente en las carreras de mayor relevancia a nivel global cuando se constató que su peligrosidad era excesiva. El accidente de Niki Lauda durante el Gran Premio de Fórmula 1 allí celebrado en 1976 provocó el definitivo adiós del Gran Circo a este trazado. Hoy en día, existen multitud de carreras que se celebran en este trazado, si bien es cierto que no son de primer nivel.

Aun así, es evidente que esta superficie asfaltada en la región montañosa conocida como Eiffel es el hábitat natural para vehículos verdaderamente de carreras. En la lista de los cinco más rápidos de esta categoría, sin embargo, hay también trampas. El primero es el Porsche 919 Hybrid Evo que, en realidad, no cumplía al afrontar el Nordschleife con la normativa LMP1 de las 24 horas de Le Mans, bajo la cual compitió entre los años 2014 y 2017 en el Campeonato Mundial de Resistencia de la FIA. Tras la renuncia a este proyecto de Porsche, relacionada con el Dieselgate en el que se vio envuelto el Grupo Volkswagen, se decidió utilizar uno de los prototipos existentes para poner de manifiesto hasta dónde podría llegar el modelo de no tener que ceñirse a ningún tipo de limitación. El tiempo de 5 minutos 19,55 segundos, conseguido en el año 2018, está casi un minuto por debajo del siguiente vehículo más rápido de esta categoría.

Esta segunda posición la ostenta el Volkswagen ID.R, un vehículo eléctrico que el gigante de Wolfsburgo desarrolló para brillar en Pikes Peak. A continuación, el mismo Romain Dumas fue el encargado de establecer, en 2019, el 6′ 05,34” con el que se cuela en esta lista. Por supuesto, se trata del automóvil de baterías que más rápido ha logrado dar una vuelta en el infierno verde.

Los honores en esta categoría deberían corresponder a Stefan Bellof, quien a bordo de su Porsche 956 estableció el mejor tiempo jamás conseguido en el Nordschleife en el contexto de una competición, los 1000 kilómetros de Nürburgring

Récord Porsche 919 Hybrid Evo

Porsche 919 Hybrid Evo

Así lucía el coche más rápido de la historia en Nürburgring Nordschleife durante nuestra visita al museo de Porsche en septiembre de 2019

Si quisiéramos ser verdaderamente estrictos, el 6’ 11,13’’ que otorga al Porsche 956 el tercer lugar en esta clasificación habría de ser considerado el verdadero récord para un coche de carreras. No solo por tratarse de un automóvil que cumplía con las estrictas normativas de una categoría de nivel internacional —el Grupo C—, sino porque fue incluso conseguido en el contexto de una competición. El malogrado Stefan Bellof fue el responsable de marcar este endiablado ritmo en el Nordschleife durante la clasificación para la carrera de los 1000 km de Nürburgring de la temporada de 1983 del Campeonato Mundial de Sport Prototipos, imbatible durante 35 años. Aunque se vio obligado a abandonar, también marcó la vuelta rápida posteriormente en carrera, con un 6’ 25,91’’ que sigue siendo el récord de esta pista en estas condiciones —y parece que durará eternamente—. Tenía 25 años por entonces el prometedor piloto alemán, quien perdería la vida en Spa dos años más tarde, a bordo de este mismo modelo.

El récord más longevo para una vuelta al Nordschleife sucedió al más efímero. También en 1983, en el contexto de la mítica Eifelrennen —competición iniciada antes incluso de la fecha de construcción del circuito, cuya última edición fue en 2003— celebrada el 24 de abril, el March 832 de Fórmula 2 —como el anterior, otro ejemplo normativo— paró el cronómetro en 6’ 28,03’’ segundos. Durante un mes y unos pocos días, este monoplaza motorizado por BMW gozó del título de vehículo más rápido en “el infierno verde”. El día 29 de mayo, Jochen Mass, a bordo de su Porsche 956, batió esta marca, solo minutos antes de que Stefan Bellof apuntalara el hito para los de Zuffenhausen con el tiempo comentado anteriormente.

El top 5 lo cierra un modelo que es una versión especial, solo para circuito, de un automóvil de calle. En su propia categoría, la de Coches derivados de modelos de producción, se alza con el trofeo de ganador, aunque nunca tomó parte de carrera alguna, por lo que no deja de ser un intruso en esta lista. Fue en 2010 cuando el Pagani Zonda R dio una vuelta al Nordschleife en 6’ 47,5’’.

March 832

March 832 de Fórmula 2

Coches eléctricos

Dos de los modelos que incluyen esta lista, en la que no diferenciamos entre coches de competición o producción en serie, ya los hemos mencionado anteriormente. El más rápido de todos ellos es el Volkswagen ID.R, muy por delante del NIO EP9 que ocupa la segunda posición. El hiperdeportivo eléctrico chino, con cuatro motores eléctricos que ofrecen 1.360 CV de potencia y 6.334 Nm de par y que no está homologado para circular por vías públicas, registró un 6’ 45,9’’ en su mejor vuelta al circuito alemán en el año 2017.

Mucho más reciente es el 7’ 05,298’’ del Rimac Nevera, conseguido en este mismo año. El modelo croata cuenta con 1.914 CV, ostensiblemente más que el NIO, pero su peso, de 2.150 kg, es 400 kilogramos superior al de su rival. A continuación, el Tesla Model S Plaid Track Pack ocupa el cuarto lugar en este ránking, con un 7′ 25,23”. Una posición que, atendiendo a que es el vencedor entre los vehículos que ofrecen cierta practicidad para el día a día, es meritoria. Aunque no sorprendente, gracias a sus 1.020 CV de potencia máxima.

El Porsche Taycan Turbo S Performance Kit cierra el top 5 de modelos eléctricos alrededor del Norschleife con un tiempo de 7’ 33,30’’. Su tren de potencia entrega 761 CV, menos del millar que superan el resto de modelos presentes en esta lista, y es, además, el más pesado de todos —2.345 kg.

Rimac Nevera

Coches de calle

Las dudas sobrevuelan la verdadera elocuencia de estos récords cuando se refieren a automóviles de producción con portamatrículas. Tampoco hay que preocuparse, puesto que si nos referimos a los cinco modelos más rápidos en el anillo norte de Nordschleife, son tan inaccesibles como muchos vehículos de competición. Algunos de ellos, de hecho, forman parte de una categoría generada al calor de Nürburgring, la de automóviles de serie limitada con una puesta a punto especializada para abordar este trazado.

El Mercedes-AMG One, que integra una versión descafeinada del propulsor que usa la escudería de las flechas de plata en la Fórmula 1, consiguió marcar un 6’35,18 en 2022. Mejoró en ocho segundos el récord anterior, establecido cuatro años antes por un modelo con un planteamiento completamente diferente, aunque no menos radical: el Porsche 911 GT2 RS con el kit de Manthey Performance. Esta versión del nueveonce que ocupa ahora el segundo lugar en el ránking, con su 6’ 43,3’’, fue elaborada en colaboración con Manthey Racing, uno de esos muchos preparadores cuyas instalaciones se sitúan en las proximidades del circuito.

El equipo responsable del récord del Mercedes-AMG One lo celebra junto al modelo.

Por detrás, cerrando el podio, el McLaren P1 pone la nota británica en esta lista, aunque en este caso se trata de nuevo de una preparación realizada por una empresa externa. Denominado concretamente McLaren XP1 LM, era la unidad de pruebas dirigida a desarrollar la adaptación para las vías públicas de la versión GTR del modelo. Lanzante se ocupó de modificar la aerodinámica y el propulsor del hiperdeportivo de Woking para lograr un 6’ 43,22’’. Y os preguntaréis, ¿no es más rápido que el modelo anterior? Sí, pero este tiempo fue conseguido sobre la versión de 20,6 km del circuito, que no incluye la pequeña recta paralela al vial de acceso al trazado.

Mercedes-AMG coloca otro modelo entre los cinco de calle más rápidos hasta la fecha en Nordschleife. Se trata del Mercedes-AMG GT Black Series, que en 2020 paró el cronómetro en 6’ 48,05’’. El quinto puesto, atribuido con equivalente artificialidad al caso anterior, se lo atribuimos al Lamborghini Aventador SVJ. Su 6’ 44,97’’ fue conseguido sobre el recorrido de 20,6 kilómetros en total.

Lamborghini Aventador SVJ

Lamborghini Aventador SVJ

Coches SUV

Las marcas que han copado los primeros puestos en la lista de coches de producción vuelven a aparecer en el podio de los SUV. Desde Zuffenhausen, el Porsche Cayenne Turbo GT exhibe sus 640 CV para marcar un crono de 7’ 39,9’’, menos de tres segundos más rápido que el 7’ 42,2’’ que consiguió el Audi RS Q8, construido sobre la misma plataforma que aquel, pero con 40 CV menos.

El podio enteramente alemán lo completa el Mercedes-AMG GLC 63, con un 7’ 49,369’’ como mejor vuelta. La amenaza extranjera la constituyen los Alfa Romeo Stelvio QV, con un 7’ 51,7’’ como tiempo más rápido, y Range Rover Sport SVR, que paró el cronómetro en 8’ 14’’ allá por 2014.

Porsche Cayenne Turbo GT

Porsche Cayenne Turbo GT

COMPARTE
Sobre mí

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado

Jesus Alonso