Michèle Mouton, la única mujer que ha ganado una prueba del Mundial de Rallies

Michèle Mouton, la única mujer que ha ganado una prueba del Mundial de Rallies

Hoy rendimos homenaje a todas las mujeres, y en especial a las del mundo del motor


Tiempo de lectura: 6 min.

Como todos sabéis, hoy es el Día Internacional de la Mujer, así que desde espíritu RACER queremos rendir un pequeño homenaje a todas las mujeres, en especial, a las que se dedican al mundo del motor. Para ello os vamos a hablar de Michèle Mouton, un nombre que quizás no os suene mucho, pero que es el de la primera y única mujer que ha ganado una prueba del Mundial de Rallies.

Bien es cierto que hay mujeres que se dedican a labores que no son muy visibles, como el trabajo en los diferentes departamentos de una marca de automóviles o en los departamentos de ingeniería de competición, pero, como siempre, la mayor visibilidad y atención se la lleva el piloto, o la piloto en este caso. Y es por eso que destaca especialmente Michèle Mouton.

Nacida en Grasse, Francia, un 23 de junio de 1951, desde muy pequeña demostró tener una buena forma física, dedicándose al esquí y la danza, disciplinas que la apasionaban, pero no más que los coches. Ya a los 14 años aprendió a conducir el Citroën 2CV de su padre Pierre, quien nunca se opuso a su gran afición alegando que era “cosa de hombres”, sino que la animó a seguir su pasión. Vivían en el campo, así que Michele tomaba prestado el coche familiar para darse unas vueltas por la finca cuando su padre no estaba atento.

Michele Mouton Alpine

Michèle Mouton en el Rally de Montecarlo de 1976 con su Alpine A110

Comenzó la carrera de derecho en la universidad y en el año 1973 Jean Taibi, piloto de rallies, le propuso a Michèle ser su copiloto en el Rally de Montecarlo a bordo de un Peugeot 304

En 1972 Jean Taibi y Michèle ya habían hablado, y ella ya había aprendido lo básico sobre navegación y como “cantar” curvas durante un rally. No pudieron terminar la carrera debido a problemas técnicos con el coche, pero su rendimiento fue muy bueno y Taibi le propuso continuar siendo su copiloto durante el mundial de 1973. Aceptó porque los rallies la apasionaban, pero ella quería pilotar.

Se lo comentó a su padre Pierre, y este le propuso un reto: la apoyaría comprándole un Alpine A110 1.6 para competir, pero solamente tendría un año para demostrar que era rápida. Si no tenía éxito en un año, debería continuar con su carrera de derecho. Ella aceptó el reto y se puso manos a la obra.

Comenzó compitiendo en carreras locales y en el año 1974, compitió en el Campeonato Mundial de Rallies, en el Rally de Córcega o Tour de Corse, quedando en la 12ª posición. Superó el reto con creces, demostrando que era rápida y conquistando el Campeonato Francés para Damas y el Campeonato Francés de Clase GT. Su padre Pierre aceptó que no regresara a la universidad y se tomase la competición como una carrera profesional.

Michele Mouton Audi

Michèle Mouton (der.) y Fabrizia Pons (foto de Mike Powell /Allsport)

Sería en el Rally de San Remo de 1981, donde Michèle Mouton junto a Fabrizia Pons, conseguirían la victoria absoluta, pasando a la historia como la primera mujer en ganar una prueba del mundial de rallies

Después del Alpine, pilotó un Lancia Stratos y un Fiat 131 Abarth con Françoise Conconi como copiloto, compitiendo en un par de pruebas del mundial al año, hasta que recaló en Audi en 1981, a los mandos del Audi quattro, con su famosa tracción a las cuatro ruedas que lo convirtió en dominador de la categoría. A partir de aquí, comenzó su carrera de éxito, junto a la copiloto Fabrizia Pons.

No fue flor de un día. En 1982 Michèle y Fabrizia participaron en todas las carreras del mundial, conquistando el Rally de Portugal, el Rally Acrópolis y el Rally de Brasil, y quedando entre los diez primeros en el resto de carreras donde no tuvieron que retirarse por salidas de pista o problemas técnicos. Quedaron subcampeonas de la clasificación global de ese año. Por eso sus compañeros la apodaban como “La Reina de la Velocidad”.

En el siguiente vídeo podéis ver un resumen de algunas de sus carreras. Os dejamos el comienzo del vídeo en el minuto 18 donde se habla de ella, aunque el resto del vídeo, por ser histórico, no deja de ser muy interesante. Os recomiendo que lo veáis de principio a fin, porque hay joyas como el anuncio del Citroën BX 19 GT o la propia Michèle Mouton presentando las diferentes secciones.

En los años posteriores, su protagonismo en el equipo Audi Sport de rallies comenzó a decaer, centrándose en 1984 en conquistar la ascensión a Pikes Peak, cuando todavía era de tierra

Era la primera vez que subía a la mítica montaña y terminó en segunda posición. Con su carácter luchador, decidió que volvería a participar en 1985, porque ella quería ganar, y lo consiguió. Se alzó con la victoria de Pikes Peak en 1985 con un tiempo de 11′ 25,38”.

Después de esto, en 1986, pilotó un Peugeot 205 Turbo 16 durante un par de carreras, ganando el Campeonato de Alemania de Rally, hasta que la dirección del mundial prohibió los Grupo B, tras la muerte de Henri Toivonen y su copiloto Sergio Cresta, a los mandos del Lancia Delta S4. A partir de entonces Michèle Mouton puso fin a su carrera como piloto.

Tras finalizar su participación activa en los rallies, siempre estuvo involucrada en el mundo del motor, fundando junto a Fredrik Johnsson la Carrera de Campeones en 1988. Ha participado puntualmente en alguna carrera a modo de exhibición, y en 2010 se convirtió en la primera presidente de la Comisión de Mujeres y Deportes de Motor de la FIA, siendo designada en 2011 para dirigir la participación de la FIA en el WRC.

Michele Mouton LEGO 2

Recientemente, para rendirle homenaje, LEGO ha lanzado la miniatura de Michèle Mouton, que se puede conseguir gratis si compras el kit del Audi quattro S1. Para ello, tan sólo deberás subir una foto del Audi quattro S1 de LEGO a redes sociales, utilizando el hashtag #ElPilotoEsElla y solicitar la miniatura.

Un buen regalo si tienes una hija, sobrina o familiar, para introducirla en el mundo del motor y sumar “parroquianas” a nuestra causa, conociendo la historia de esta gran piloto

Para finalizar, desde espíritu RACER queremos felicitar a todas las mujeres que luchan por la igualdad con hechos, no con “postureos” o victimismo, como hizo Michèle Mouton y tantas otras mujeres en el mundo del motor, como Pat Moss, Divina Galica, Danica Patrick, Keiko Ihara, Jutta Kleinschmidt, Simona De Silvestro, Pippa Mann, Sussie Wolf, Sabine Schmitz, Christina Nielsen y Sophia Flörsch; o de nuestro país, como María de Villota, Laia Sanz, Cristina Gutiérrez, Alba Cano, Emma Falcón, Ángela Vilariño, Christine Giampaoli y tantas otras que seguro nos dejamos en el tintero. Felicidades a todas ellas.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Txesz
Mecánico
Txesz

Lo tenía bastante bien en 1982, casi a punto de certificar el título en el Costa de Marfil, pero justa antes de comenzar el rally recibió una llamada diciéndole que su padre había fallecido. Y a medida que avanzaba la carrera, los continuos problemas mecánicos aumentaron esa presión con la que corría hasta que un accidente dejaba el Audi con daños irreparables. La vistoria de Röhrl le dió matematicamente el título, pero lo que de verdad le dolió a Moutón fue perder a su padre, que tanto la había apoyado. En cuanto a Pikes Peak, recuerdo haber leído que la… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.