Días de vino y rosas para los talleres, putada para los clientes

Días de vino y rosas para los talleres, putada para los clientes

¿Será la crisis? ¿Será que no hay crisis?


Tiempo de lectura: 6 min.

Hoy he tenido un día de esos en los que uno reflexiona existencialmente. Se supone que estamos saliendo de una crisis económica galopante en la que se han aumentado las desigualdades (pobres más pobres, ricos más ricos), trabajamos más por menos o por lo mismo, los mantenimientos se apuran, etc. Hay quien mide la crisis en el lleno de restaurantes, hoy lo haré, pero con talleres.

Voy a hacer un ejercicio de demagogia y nula validez estadística, comentar que he visitado cuatro talleres hoy. El primero, donde tenía cita, tenían que mirarme una cosa (previsto), uno especializado, servicio oficial pero no ligado a un fabricante de coches, sino de componentes. Los otros tres ha sido para que me arreglasen el velocímetro cuando me ha dicho basta (sobrevenido). Tenéis que experimentar la sensación de tener cerca el Pegasus y la aguja del velocímetro en el cero. Más vale que seáis ágiles mentalmente convirtiendo RPM a km/h, y para eso hay que saber los desarrollos del cambio aproximados, o circular más lento que los demás. Al lío.

En el taller A, a pesar de estar citado, los cuatro elevadores con coches. El aparcamiento exterior lleno. Que si podía pasarme otro día la semana que viene para mirar lo mío con calma. Acepto resignado, había otra gente esperando antes que yo, y bueno, tampoco fue el viaje totalmente en balde porque procuro hacer las cosas con mínimos desvíos. Me voy hacia casa, pues no es urgente.

Cuando ya estoy enfilado, me doy cuenta que el velocímetro está en el cero patatero, y que tampoco marca los kilómetros. A ver, puedo vivir sin velocímetro, de oído casi sé a qué velocidad voy, pero sin cuentakilómetros decididamente no. Así no puedo llevar los gastos de mi coche con precisión. Me paso por un taller oficial B que me pilla cerca de mi domicilio, sin avisar, a la aventura.

Servicio Vw

A falta de hora y media para cerrar, lleno total. El jefe de mecánica, de baja. Los demás mecánicos sin la documentación del modelo en cuestión, y que deben pedir a la marca los manuales. Eso también puedo hacerlo yo. Me sugieren ir un taller C, de la misma cadena, y hablar directamente con el jefe de taller. O eso, o me dan cita para dentro de semana y media, o dos semanas. Antes intenté hacerlo por teléfono, pero la operadora automática me sumía en un bucle infinito de menús.

Me desplazo al taller C, desandando camino, otros 60 kilómetros. Me recepcionan y me hacen esperar cinco minutos. Llega un señor muy amable que no es el jefe de taller, sino un asesor de servicio. Le comento mi problema. Tampoco disponen de los manuales de servicio, hay que pedirlos a la central, tengo que pedir cita… y todos los mecánicos ya se habían ido. Serían las 18:45. Todos tenemos derecho a irnos del trabajo, que conste (al menos los asalariados en centro de trabajo físico, otros no sabemos nunca cuándo terminamos). El jefe de taller también estaba de baja.

Con sabor agridulce me retiro, aunque al menos he recibido una explicación de cuál puede ser el problema, o un cablecito que no vale nada, o liarse a desmontar el salpicadero. Otra media hora de coche y llego a mi municipio, donde me da por preguntar en el típico taller local, donde no hay asesor de servicio, sino un mecánico con las manos sucias. Que me pase mañana a primera hora y me lo mira. Cáspita, ahora sí. Le pienso llevar el manual de servicio impreso en las páginas seleccionadas y todo…

Hasta aquí el planteamiento y el nudo. A continuación, la conclusión.

Servicio Mb

Ningún fabricante debería permitirse que en su red oficial un cliente que tenga una avería sobrevenida tenga que pedir cita para dentro de semana y pico, dos semanas, incluso mes y medio (que me ha llegado a pasar). Está bien que los talleres funcionen con cita previa para temas de mantenimiento programado, pero ¿y los que vamos con una avería? ¿Y los que no pueden esperar?

El asesor de servicio del taller C me comentó que estar siempre a tope es bueno para ellos. Le espeté: “para los clientes no”. Para ellos, atender a la gente más rápido y no estar al 100% siempre les sale menos rentable. Es lógico, y lo comprendo. Lo que ya no tiene sentido es pagar casi el doble por la mano de obra si el mecánico va a tener que hacer lo mismo que el del taller local, que es que le manden el manual porque no sabe tocar el modelo en cuestión de memoria y tiene que pensar. No habiendo diferencia en ese sentido, pues me voy al más barato, sobre todo si encima tiene el plus de ser el más rápido.

Últimamente leo muchos comunicados de prensa diciendo que el cliente es el centro, que tiene que quedar siempre satisfecho, patatín y patatán. Me satisface que me arreglen el coche lo antes posible (que no todo el mundo tiene dos, por si uno no está disponible), que los mecánicos conozcan el coche específicamente, y que me atiendan en el momento. Pues ha ganado esta vez el taller con el mecánico de las manos sucias. No tenía el taller precisamente vacío, pero ha considerado que el coche que está pendiente de sacarle la culata del motor puede esperar un poco más, y así solucionar mi problema. Esa es mi idea de satisfacción del cliente. Y me saldrá bastante más barato, de postre.

No hay que ser Einstein para saber de qué marca estoy hablando, pero estoy seguro de que no es la única, y de que el problema se puede reproducir en cualquier otra, por eso no lo particularizo. La moraleja se puede aplicar a quien se quiera mencionar. ¿Es viable reservar recursos de taller, pongamos 10-20%, para los clientes que vamos con una avería, y no nos apetece ir por la vida sin velocímetro, sin culata, o sin lo que sea durante semana y media, dos semanas, incluso mes y medio? Ahí lo dejo.

NOTA: con toda la intención, he elegido imágenes de servicios técnicos que no se encuentran en España, de modo que nadie pueda darse por aludido ni señalado.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

15
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Manolito Gafotas
Invitado
Manolito Gafotas

Aquí es donde viene el diy… Del q ya hemos discutido varias veces. Lo de los servicios técnicos es comprensibles por ser empresas pero lo de las itv!!! Cuando te obligan a pasar por recaudación y te obligan a ir aun taller para arreglar algo q puedes hacerlo tu mismo (diy)… Es todo un puto mamoneo. No me alegro q te haya pasado lo q te ha pasado, me alegro de que hayas visto y hayas mostrado indignación hacia situaciones cotidianas q explican ciertas actitudes de los conductores. Has mostrado una cara mas humana, en el mejor de los sentido,… Leer más »

Javier Costas Franco
Invitado

Lo bueno de pensar de forma independiente es que puedes apoyar una cosa con matices y dejarla de apoyar con otros distintos. El DIY tiene sentido para cosas que no implican riesgos y son fáciles de hacer sin utillaje específico, ni elevador, ni foso, ni grúas, ni implica reciclaje de piezas. Cambiar una bombilla, cambiar un espejo retrovisor por otro de desguace o cambiar ruedas verano/invierno (enllantadas) sí, no exigen ningún máster. Hay cosas en la ITV que te exigen corregir en un taller (por aquello de dejar constancia), y hay otras que no. Y la segunda revisión por defecto… Leer más »

Manolito Gafotas
Invitado
Manolito Gafotas

Vas a parecer de podemos!! Yo soy partidario de cumplir con Las normas en general, pero creo q, cada cual bajo así responsabilidad, es de justicia q la gente se “salte” la norma dada la injusticia de la misma… El q pueda escapar, q escape como pueda…. Pero no de cualquier manera.

Javier Costas Franco
Invitado

Ese es el problema, que la responsabilidad individual no es un valor en alza en nuestra sociedad.

SergioQ4
Invitado
SergioQ4

Hasta dónde llegan las limitaciones de la ITV? Uno puede cambiar en su casa pastillas de frenos, discos, parrillas de suspensión, embrague, limpieza de geometria de turbo, tacos de motor? (Menciono algunas cosas que he hecho y otras seguramente me olvido)

Javier Costas Franco
Invitado

Hasta lo que yo sé, a la ITV le da igual quién ha hecho eso, no son reformas de importancia. Si lo fuesen, habría hecho falta un certificado de taller.

Mientras tengas una idea formada de lo que estás tocando y de hacerlo bien, tal vez no estés comprometiendo tu seguridad. Entenderé que sí para estar más tranquilo. Desde luego, yo no le encomendaría esas tareas a cualquiera, empezando por el tío que veo en el espejo.

SergioQ4
Invitado
SergioQ4

Ah modificaciones piden que sean en talleres certificados, mantenimiento sea de cualquier tipo, no? Y modificaciones de qué tipo?

Javier Costas Franco
Invitado
Rest
Invitado
Rest

Ah, ¿eras tú el del Prius?

Bromas aparte, bástese de urgencia y la ley de murphy entrará en vigor. Con todo, una cosa tengo clara: cuando el coche empieza con chorradas y no paran, mandarlo a tiempo a paseo es lo mejor. Ahórrese disgustos, dinero, maldadas. A por otro nuevo y adiós.

Javier Costas Franco
Invitado

Yo no he mencionado el modelo en ningún momento XD Conozco mis coches, no los voy a tirar por chorradas, sino cuando revienten. Muchas chorradas tienen que aparecer para justificar un coche nuevo (o seminuevo, porque no me veo comprando uno a estrenar).

Txesz
Mecánico
Txesz

Con lo de los manuales de taller/servicio no cabe esa excusa: un taller oficial tiene que tener por narices un ordenador con conexión a internet.

Y por tanto puede entrar a la página específica con la clave y contraseña de usuario y obtener absolutamente toda la documentación necesaria.

En todo caso, me llama la atención eso de que tú también puedes pedir los manuales… ¿En qué sentido? ¿Es como pedirle matrimonio a Monica Bellucci que, a fin de cuentas, por poder..?

Javier Costas Franco
Invitado

Los manuales de servicio (TSRM) los puedes conseguir por canales extraoficiales, o porque alguien ha puesto en venta el manual en papel, o porque alguien lo ha pasado por un escáner. Creo que no los venden a los particulares.

Txesz
Mecánico
Txesz

Eso me parecía a mí…

A veces dan ganas de hacerse amigo de un mecánico y pedirle que le pida al fabricante toda la documentación técnica de determinado vehículo. A fin de cuentas la marca tiene la obligación de proporcionar a cualquier taller, aunque no sea de su red, toda la información necesaria para efectuar reparaciones.

Sr_Verde
Invitado
Sr_Verde

Lo del velocímetro me ha pasado un par de veces, la primera se quedó a 0, no me di cuenta hasta casi llegar al destino, me cambiaron el cable y listo.
La ultima es mas curiosa, fue hace meses y el problema fue el contrario, la aguja se quedaba atascada en el recorrido y no retornaba. Dando unos golpecitos sobre la consola volvía a su sitio, se terminó arreglando solo al poco tiempo.

Javier Costas Franco
Invitado

La mía se quedó totalmente tiesa, apunta a cable porque no sonó nada previo al fallo. En general la instalación eléctrica del coche está de aquella manera…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.