Waymo abre al público general su servicio de “taxis” autónomos

Waymo abre al público general su servicio de “taxis” autónomos

Será en EEUU, en el Estado de Arizona, donde ya estaban en pruebas estos vehículos


Tiempo de lectura: 6 min.

Waymo, la compañía de coches autónomos propiedad de Google, ha anunciado hace unos días que su red de transporte de pasajeros sin conductor, conocida como Waymo One, pasa a estar disponible para cualquier pasajero de las ciudades de Mesa, Chandler y Tempe en Arizona, Estados Unidos. Este sistema, que estaba restringido hasta ahora a unos pocos usuarios que debían firmar primero un acuerdo de confidencialidad, ahora será público, y desde la propia compañía animan a los pasajeros a compartir con sus amigos y familiares sus experiencias a bordo.

Esto supone un avance importante en la expansión de esta tecnología en todo el mundo, pero aún está lejos el momento en el que se normalice ver a estos coches en las carreteras. La propia Waymo afirma en su comunicado que en este 2020 sólo entre el 5 y el 10 % de los viajes que han cubierto se han llevado a cabo sin ningún conductor humano en el vehículo, lo que significa que de un 90 a un 95 % se realizaron con un operador humano sentado en el asiento del conductor, listo para tomar el control en casos de emergencia o posibles fallos.

A muchos no les sonará el nombre de Waymo, pero llevan trabajando desde 2009 en esta tecnología, dentro del proyecto Google Self-Driving Car del gigante tecnológico de Silicon Valley. Realizaron las primeras pruebas con un coche autónomo en el estado de Nevada en 2012, siendo la primera licencia otorgada a un vehículo sin conductor en Estados Unidos. En 2016 recibieron su nombre actual, y ya en abril de 2017 se iniciaron las pruebas en el área metropolitana de Phoenix, Arizona, con coches autónomos para transporte de pasajeros. Waymo también tiene otras divisiones, como la de vehículos de transporte de mercancías sin conductor denominada Waymo Via.

Waymo movil

Esta amplia experiencia ha servido a Waymo para firmar varios acuerdos con fabricantes y compañías. Una de las primeras fue Fiat Chrysler Automobiles (FCA), empresa con la que desarrolló los “taxis” autónomos de Arizona en 2017, utilizando para ello el modelo Chrysler Pacifica. Recientemente han estrechando sus lazos, convirtiéndose en socios exclusivos en el desarrollo de estos vehículos sin conductor. Volvo es otra compañía que trabajará con Waymo para integrar su tecnología en los modelos eléctricos de la marca.

Sin embargo, no todo son buenas noticias para esta tecnología, y la primera barrera a superar sigue siendo convencer a los propios usuarios. Los participantes del programa de pruebas de Waymo calificaban negativamente la mitad de sus viajes en vehículos sin conductor, según un artículo publicado por The Information en 2019. En nuestro país, el estudio de la consultora PONS Seguridad Vial, titulado “Españoles ante la nueva movilidad” recoge que sólo el 46 % de los encuestados se ven hoy en día utilizando un coche autónomo.

Los críticos siempre resaltan los accidentes en los que se ven involucrados coches autónomos. Waymo no se libra tampoco de estas incidencias. Cierto es que las investigaciones posteriores a los accidentes determinaron que el sistema de conducción autónoma no fue el culpable en la inmensa mayoría de choques, e incluso ha habido ocasiones en las que es el propio operario humano quien provocó el accidente al no confiar en el sistema y tomar el control manual, como ocurrió en el año 2018 en las calles de Arizona.

Pero en otros incidentes sí se concluyó que el sistema de Waymo debería haber actuado para evitar el accidente, e incluso fue encontrado como culpable del choque con un autobús municipal en California en 2016. Pero los problemas de esta compañía no se acercan a los que han sufrido competidores directos como Uber, la única empresa cuyo sistema de conducción autónoma fue responsable de un atropello mortal en Tempe, Arizona, si bien fue un doble error humano (del peatón y del conductor supervisor).

Porque Waymo no es la única compañía del mundo que está realizando pruebas con este tipo de sistemas sin conductor en el transporte de pasajeros. La anteriormente mencionada Uber ha llevado a cabo estos servicios de forma experimental desde 2016 en Arizona, San Francisco y Pittsburgh, aunque tras el atropello de 2018 interrumpieron el programa, regresando únicamente a Pittsburgh y con personas conduciendo los coches “autónomos” en todo momento.

También encontramos en China a Didi Chuxing, otra empresa de transporte de pasajeros, quien recientemente ha llegado a un acuerdo para que sus “taxis” sin conductor se sumen al servicio de transporte público de la ciudad de Shanghái. Esta compañía, a pesar de no ser muy conocida en nuestro país, es un auténtico gigante que copa buena parte del mercado chino y también tiene presencia en otros lugares como Australia, Brasil, Colombia, Chile, Japón o México. El servicio tampoco es completamente autónomo, ya que también hay un operario al volante, pero en esta ocasión sin controlar el coche, salvo que ocurra un imprevisto.

Por último, pero no menos importante, está el marco legislativo en el que se sostienen todas estas iniciativas. La primera ley sobre coches autónomos se aprobó en Nevada, en el año 2011. También se han llevado a cabo numerosos test en California, sede de las grandes compañías tecnológicas del país. Sin embargo, el estado donde más coches autónomos se prueban actualmente es Arizona. Su gobernador Doug Ducey emprendió una “competición” con California cuando eliminó la normativa que impedía la circulación de estos vehículos en 2015.

Con ello, se buscaba atraer a las empresas para que realizaran sus pruebas en este estado. En 2018, Arizona fue un paso más allá, permitiendo la presencia en las carreteras de coches sin ningún tipo de conductor ni operario de seguridad al volante. California, por su parte, se mostró reacia a relajar la normativa sobre los vehículos autónomos, aunque finalmente también aprobaría dejar circular a éstos sin ningún humano detrás del volante, pero bajo la exigencia ineludible de que existan operarios que vigilen en todo momento los coches de forma remota.

En España aún no existe ningún tipo de legislación específica sobre los vehículos autónomos. Sólo tenemos una instrucción publicada por la DGT en 2015 que permite “pruebas y ensayos” de este tipo de coches, con un conductor siempre presente y capaz de tomar el control en cualquier momento. Recientemente, la ONU publicó una serie de normas sobre la conducción autónoma, firmadas por más de 50 países, entre ellos los miembros de la Unión Europea. En ellas se establecían una serie de limitaciones, como un máximo de 60 km/h de velocidad para esta tecnología o la obligación de incorporar una “caja negra” que grabe todo lo acontecido.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez