Volkswagen ID. ROOMZZ, un SUV eléctrico, grande y espacioso

Volkswagen ID. ROOMZZ, un SUV eléctrico, grande y espacioso

El concepto ha sido presentado en Shanghái y llegará a producción en 2021


Tiempo de lectura: 4 min.

La marca de Wolfsburgo ha presentado en el día de ayer en la previa al Salón de Shanghái el Volkswagen ID. ROOMZZ, un SUV eléctrico de casi cinco metros de largo, con espacio suficiente para tres filas de asientos. Podríamos decir que se podría tratar de un Volkswagen Atlas/Teramont eléctrico, pues se sitúa por encima del ID. CROZZ.

Volkswagen continua su apuesta por los eléctricos presentando en China un SUV de casi cinco metros de largo y completamente eléctrico. Sus dimensiones de 4.915 mm de largo, 1.890 mm de ancho, 1.760 mm de alto y 2.965 mm de batalla prometen un interior muy espacioso, gracias a la plataforma MEB tipo “monopatín”, situando la batería entre los ejes, y los motores con sus componentes encima de los trenes rodantes. Esto deja un interior diáfano muy aprovechable que podrá disponer de diferentes configuraciones de asientos. De hecho, la marca indica que posee más espacio interior que el Volkswagen Touareg.

Puesto que estamos ante un concepto, no se presenta con tres filas de asientos, sino en una configuración que más bien pudiera parecer un pequeño salón con cuatro confortables plazas

Volkswagen ID ROOMZZ 40

“Este SUV es como un monolito, que parece estar perfectamente mecanizado a partir de un bloque sólido. El eléctrico ID. ROOMZZ se mueve sin esfuerzo, en silencio y sin emisiones”, dice Klaus Bischoff, diseñador jefe de la marca Volkswagen.

Equipará una batería de 82 kWh, suficiente para disponer de una autonomía de 450 km según el ciclo WLTP -475 según el NEDC de China-, pudiendo ser recargada hasta el 80% en tan solo 30 minutos, si empleamos un cargador rápido de 150 kW. Dispondrá de tracción total, con un motor en cada eje, lo que la marca denomina electric 4MOTION, con una potencia total de 306 CV -225 kW-. Con esto podrá acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 6,6 segundos, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 180 km/h, limitada para no drenar la batería en exceso.

Pasando al interior, lo primero que llama la atención es su apertura de las puertas. Parece un sistema ideal debido al gran hueco que ofrece, pues prescinde del pilar B, y su apertura deslizante permite entrar y salir en sitios muy estrechos. Es probable que este sistema no llegue a producción.

Volkswagen ID ROOMZZ 24

Ya en el interior, vemos un suelo completamente plano sin consola central, con una configuración de cuatro asientos individuales. El puesto de conducción posee una gran pantalla donde mostrar la información y un volante interactivo, cuando conducimos nosotros en el modo ID. Drive. Este vehículo tendría capacidades autónomas nivel 4 -fijáos en los cuatro círculos del techo, donde probablemente se encuentran los LIDAR retráctiles-, por lo que podría conducir de manera independiente en la mayor parte de las ocasiones.

Los materiales utilizados en el interior también son muy especiales. Las fundas de los asientos están hechas de AppleSkin, un nuevo producto que consiste en material renovable, aunque no sabemos si procede de las manzanas, como dice su nombre. Los trozos de madera especialmente procesados también se utilizan en las áreas luminosas de los paneles de las puertas. El sistema CleanAir emplea un sistema de filtro activo para garantizar que el aire en el interior del vehículo permanezca limpio incluso, si el aire ambiente no lo está, algo similar al filtro HEPA que emplea Tesla.

Cuando el conductor cambia al modo de conducción autónoma, los asientos individuales se pueden girar hacia el interior unos 25 grados, para poder interactuar con los pasajeros de atrás, parecido a un pequeño salón. Además, cuando el coche está conduciendo de forma autónoma, el modo ID. Pilot Relax permite a los pasajeros reclinar los asientos.

Como ya hemos dicho el ID. ROOMZZ es un concepto, aunque Volkswagen afirma que su modelo de producción se comercializará en 2021, con China como su mercado de estreno, extendiéndose posteriormente a otros países.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez