Un taxista peruano agota el odómetro de un Toyota Etios

Un taxista peruano agota el odómetro de un Toyota Etios

Al llegar a los 999.999 kilómetros, el odómetro se quedó bloqueado


Tiempo de lectura: 2 min.

Un taxista que trabaja en Brasil ha bloqueado el odómero de la instrumentación de su herramienta de trabajo, un Toyota Etios XS, al que ha realizado un total de un millón de kilómetros en siete años. Una cifra destacable, conseguida en muy poco tiempo a un coche, que además tiene un motor de gasolina pequeño.

Walter Rivasplata, original de Perú, reside en Brasil desde hace 25 años. Allí, compró un Toyota Etios XS en 2013, totalmente a estrenar, para usarlo como taxi. El Etios XS es un modelo que se vende en algunos mercado de Sudamérica, como Brasil y Argentina. Se lanzó al mercado precisamente en 2013 con un motor de gasolina con cuatro cilindros y 1.500 centímetros cúbicos, que rinde 96 CV y puede funcionar con etanol (pierde 4 CV con este combustible).

Un pequeño automóvil que no se vende en Europa, pero que se asemeja bastante a un Dacia Logan. No obstante, Walter recorre con este coche cerca de 500 kilómetros diarios, de Buritis (Rondônia) a Brasilia (capital de Brasil) y viaja con asiduidad a Perú para poder estar con su familia. Casi 143.000 kilómetros al año, una cifra respetable sin lugar a dudas, que dejó al taller donde acudió Rivasplata totalmente paralizado.

toyota etios millon kilometros (2)

Cuando el odómetro llegó a los 999.999 se quedó totalmente parado. No está preparado para seguir subiendo en la escala de número y Walter lo llevó al taller. El encargado del concesionario oficial, Marcus Watanabe, confesó que nunca había visto un coche así con tal cantidad de kilómetros en los 17 años que lleva trabajando en esa concesión. Había trabajado con vehículos con 500.000 kilómetros, pero nunca con un millón en un coche como ese. Cuando contactaron con la división de Toyota en aquel país, la marca dijo que le pusieran un odómetro nuevo, pero ese nuevo empezará de cero y no desde el millón que ya ha recorrido.

Además del elevado kilometraje para un coche de este calibre, también hay que destacar los tiempos de mantenimiento. Por ejemplo, el hijo de Walter, Ramón, afirma que los discos de freno no se han cambiado y que las primeras pastillas se sustituyeron a los 250.000 kilómetros. A partir de aquí, los cambios de pastillas de freno se hicieron cada 150.000 kilómetros. Todos los servicios, hasta los 990.000 kilómetros, se hicieron en talleres no oficiales de la marca y según Watanabe, apenas hacía la alineación y el equilibrado de las ruedas.

El embrague necesitó un reemplazo a los 700.000 kilómetros y las luces se cambiaron 350.000 kilómetros y luego otra vez a los 700.000 kilómetros. Los líquidos y los filtros tuvieron cambio cada 10.000 kilómetros.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Gran Canaria Racing
Invitado
Gran Canaria Racing

Ostras, 700 mil km un embrague. Quién pudiera.

Fga
Invitado
Fga

Auto sencillo, tecnología sencilla, bien conducido y con los mantenimientos bien hechos, la clave del éxito.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.