Menu

Skoda se mete en la era de la electromovilidad con el Vision e

Novedad para el Salón de Shanghái

Skoda se mete en la era de la electromovilidad con el Vision e

Skoda se beneficiará del impulso del Grupo Volkswagen hacia los coches eléctricos. El primer paso en esa dirección es un prototipo de SUV de formas que tratan de imitar a un coupé, denominado Vision e. No es precisamente pequeño, mide 4.645 mm de largo, 1.917 mm de ancho y 1.550 mm de alto, con una batalla de 2.850 mm. Está basado en la plataforma 100 % eléctrica, la MEB, que aún no ha dado un modelo de producción en serie.

Este prototipo promete una autonomía de en torno a 500 kilómetros -tal vez con 60 kWh en baterías o puede que más- con tecnología ión-litio. La potencia disponible será de 306 CV, interesante hasta para competir con Tesla. Seguramente hablaríamos de 400 kilómetros reales, que no deja de ser algo muy interesante. La marca no proporciona datos de posible recarga rápida, pero con 40 kW de potencia en menos de dos horas estaría bastante repleto de electrones. Para no sangrar mucho la autonomía, la velocidad se limita a 180 km/h, mucho para un 100 % eléctrico.

El Vision e tendrá sus baterías en el piso, los asientos quedarán elevados, lo normal en el segmento

Skoda tendrá su primer híbrido enchufable pronto, el Superb Plug-in (puede que tenga otro nombre). Hasta 2020 no tendrá su 100% eléctrico, aunque el Volkswagen Up! -primo del Skoda Citigo- ya está disponible con propulsión eléctrica. Eso descarta también una versión 100 % eléctrica basada en el Octavia actual, lo cual también es posible con la plataforma MQB que usa el e-Golf (se renueva este año). En 2025 Skoda contará con cinco modelos 100 % eléctricos en su gama.

Skoda Vision E Teaser 1

Por otra parte, el Vision e anuncia la próxima cohabitación entre la conducción autónoma y los bigotes checos en el radiador (en este caso van omitidos). El prototipo vendrá preparado para nivel 3 de automatización, no será totalmente autónomo, pero sí podrá descargar mucho al conductor en atascos, aparcamiento y salida de, autopista… Es decir, el conductor seguirá pendiente de lo que pase, pero podrá cruzarse de brazos.

Esta obra, cuyo autor soy yo mismo, se publicó el 29 de marzo de 2017 bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.