Menu

SEAT volverá a China en 2020

La marca española ha entrado en la joint-venture de Volkswagen y JAC

SEAT volverá a China en 2020

Ayer se rubricó un acuerdo muy importante para SEAT, que permitirá a la marca volver a la conquista del mercado chino a un precio competitivo. La marca española entra en la joint-venture que ya tenían Volkswagen Group China y Anhui Jianghuai Automobile Group Corp., Ltd (JAC). Este es el segundo intento de SEAT por introducirse en un mercado tan atractivo a la par que complicado, como es el chino.

El acuerdo ha sido firmado por el presidente de SEAT, Luca de Meo; el presidente de Volkswagen Group China, Dr. Jochem Heizmann; y el presidente de JAC, An Jin, en presencia de la canciller alemana, Angela Merkel, y del primer ministro chino, Li Keqiang, en una ceremonia celebrada en Berlín. Este acuerdo hace que SEAT encabece la alianza, que se dedicará principalmente al coche eléctrico, autónomo y conectado. Abrirán un centro de i+D en 2021, pero se prevé que en 2020 SEAT ya esté preparada para comercializar sus coches en este país.

Recordemos que SEAT ya intentó abordar este mercado en 2012. Si quieres vender coches en China, fundamentalmente tenías dos opciones: o los importas con un arancel del 25%, o te unes con una empresa china al 50%, y le transfieres conocimiento y tecnología. La empresa española optó por importarlo con el arancel, lo cual encareció los coches algo más de un 25%, pues había que transportarlos hasta allí. De este modo, para justificar el precio tan alto, la marca importaba los modelos tope de gama, con todo el equipamiento añadido de serie.

Seat China 2011Esto colocó a SEAT en un segmento de precio muy superior a lo que le corresponde, donde el público no estaba acostumbrado a ver a la marca -y había alternativas más baratas-, por lo que el fracaso en ventas fue absoluto, como indican sus cifras: en 2012 fueron unas 2.000 unidades, en 2013 unas 1.000 unidades, y en 2014 decidieron abandonar el mercado chino, pues unas cifras tan bajas no justificaban una red de distribución con todos los costes asociados que ello conlleva.

Este año, China anunciaba que iba a bajar los aranceles del 25% al 15% para los vehículos importados, a excepción de los coches estadounidenses, para los que han subido los aranceles al 40%, gracias a la represalia por los aranceles impuestos por Trump a China hace unas semanas. Por favor, que algún asesor le explique a este caballero el poco sentido que tiene una guerra comercial, porque la dinámica ataque-contraataque re-equilibrará los aranceles desembolsados por ambos países, pero los consumidores cada vez pagaremos precios más altos, y las empresas venderán menos por este motivo. En resumen, la economía se estancará y perderemos todos.

«Nuestra participación en esta nueva fase de la joint venture es un hito para SEAT. Hoy es un día que pasará a la historia ya que abrimos una nueva etapa que permitirá globalizar la marca e impulsar el desarrollo del vehículo eléctrico.» – Luca de Meo, Presidente de SEAT

Cuatro años más tarde vuelven a la carga, esta vez con la segunda opción, la alianza. Al entrar en el accionariado de JAC-Volkswagen, SEAT se quitará los aranceles de encima de un plumazo, lo que ahora sí, les enclavará en un segmento de precios mucho más competitivo. Les deseamos el mayor de los éxitos, pues es en los mercados emergentes donde se jugará la supervivencia de la mayoría de las marcas de automóviles, sobre todo las generalistas.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

6
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Se tendría que extender un principio de reciprocidad, es decir: yo invierto allí si tú inviertes aquí. La idea sería proveer a España de capital suficiente para construir una gigafactoría en algún otro lugar del mapa. Esta se haría cargo de desarrollar vehículos con sello chino en aras de impulsar estos productos a Europa, África y Sudamérica, dado nuestro inmejorable punto geoestratégico y excelente potencial made in spain. No sé qué leches hace ahí la angelita metiendo las tochas y sacando pecho, en vez de estar alguna de nuestras ministras. Así nos va.

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Mucho me temo que con ese principio, no conseguiríamos nada. El mercado goloso está allí, por eso el gobierno chino ha puesto siempre condiciones tremendas para entrar en el mercado. Recordemos que aunque no lo parezca, China sigue siendo una dictadura comunista, gobernada por un partido único.

Que esté Merkel en la foto debe ser porque SEAT pertenece al grupo Volkswagen, que es alemán, y habrá intercedido con el gobierno chino para que permitan la alianza. Ojalá nuestros políticos apoyasen igual a las empresas patrias que miran al exterior.

Rest
Invitado
Rest

Hola, Pablo; mediante ese principio hemos conseguido que comprasen nuestra deuda; o adquirieran desde inmuebles emblemáticos hasta grandes zonas urbanas; o participen desde un estadio de fútbol hasta equipos de primera división; o se interesen desde un hotel hasta los eslabones de toda la cadena; o se declaren desde en hambre de aeropuerto hasta en ganas de comerse una aerolínea. Cabe resaltar que ese principio no asocia una imposición intrínseca infame, sino un querer negociar relaciones comerciales en pro/post de empleo y oportunidad aquí, en España, y no allí y en beneficio de un acrónimo cada vez más desvirtualizado, alejado… Leer más »

Pablo Mayo
Invitado
Pablo Mayo

Qué tal Rest, El principio de reciprocidad, según lo entiendo yo, es aplicar lo mismo que hace China, pero en nuestro país. A eso me refería con inviable. Además, si los chinos han invertido en España, no es por reciprocidad, pues ninguna ley les obliga a hacerlo, sino porque ven negocio y beneficios. Lo de la sra. Merkel (noto cierto resquemor hacia ella ;): los políticos saben que quien «cuece» el acuerdo, sale en la foto, y me temo que nuestro gobierno no ha hecho nada por esa firma, ni ha hablado con el gobierno chino para ayudar a SEAT… Leer más »

Javier Costas Franco
Invitado

¿Cuántos coches chinos se venden en Europa?

Las diferentes marcas que se han intentado implantar han vendido ¿cientos? de unidades. Hasta que una marca china no tenga miles de unidades al año en Europa lo de montar una fábrica aquí es impensable (o una completa estupidez).

La «angelita» pinta más que «pedrito», SEAT es una empresa con presencia legal en España, pero se dirige desde Alemania. Tiene un nivel determinado de autonomía, pero los que dirigen el cotarro son alemanes. Cualquier político español estaría de adorno.

Rest
Invitado
Rest

Hola, Javier; muchos (Volvo, Lotus o MG por citar los recurrentes) según qué grado de acepción al subrayar. Si Rumanía puede con Dacia, China, si quiere, consigue medio mercado con el meñique y le sobra uña, sea con marca china, española o italiana. Absorbiendo, creando o renaciendo. No lo veas tan negro porque están donde están gracias a estas reactivas coyunturas. No solo valoran positivamente a España por buen gusto, que es lógico, también por nuestro enclave estratégico insuperable. De aquí nacerían exportaciones elaboradas a otros continentes con idéntica celeridad y eficiencia que llegarían importaciones de materia prima de esos… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.