Sale a la venta el Mercedes-Benz 300 TD de John Lennon

Sale a la venta el Mercedes-Benz 300 TD de John Lennon

El último coche del ex Beetle se subastará en Auburn, Indiana (EEUU)


Tiempo de lectura: 3 min.

Siempre que se pueda adjuntar un ícono de cultura popular a un bien tangible, puede quedar garantizado que el precio se verá afectado, generalmente para mejor. A veces, puede dar como resultado que hasta la cosa más insignificante del mercado tenga gran valor residual por quién era su anterior dueño. Otras veces, obtienes algo como esto: el Mercedes-Benz 300 TD (S123) de John Lennon de 1979. De acuerdo con la casa de subastas Worldwide Auctioneers, este familiar turbodiésel fue el último coche que Lennon utilizó. Fue encargado por el asistente personal de Lennon a petición de la esposa del músico, Yoko Ono, en 1978.

A su vez, el S123 fue el primer familiar fabricado por Mercedes-Benz, y el 300 TD el primer turbodiésel europeo

Según el programa “Lost and Found” de canal Historia, el chofer de Lennon sugirió que era hora de comprar un automóvil nuevo y Lennon y Yoko decidieron comprar un Mercedes-Benz 300 TD Wagon. El problema era que todavía no se había lanzado en los Estados Unidos oficialmente. Por unos 30.000 dólares, unos 80.000 euros de ahora, Mercedes le llevó uno fabricado en enero de 1979 al otro lado del Atlántico y con el tablero adaptado para millas.

El turbodiésel de cinco cilindros con inyección mecánica de combustible produce 77 CV (*), una cifra nada desdeñable para un diésel de época, donde cogerlo en un viaje por carretera se hacía mucho más cómodo que sus rivales equivalentes hasta que llegó la versión de 125 CV. Era capaz de alcanzar una velocidad máxima de 155 km/h con un consumo que rondaba los 9 litros a los 100 kilómetros. Dejando el tema de rendimiento a un lado, cualquiera que planee hacerse con este coche tendrá que ser un serio coleccionista de la vida de John Lennon, o ser dueño de un museo.

(*): A partir de septiembre de 1979 la potencia incrementó a 88 CV

Mercedes Benz 300 TD John Lennon 3

El Mercedes-Benz 300 TD tan solo se ofrecía con caja de cambios automática y su rendimiento era excepcional para tratarse de un diésel

Este 300 TD fue mencionado en el libro de su asistente “The Last Days of John Lennon”. Al parecer, Lennon usó este familiar para transportar equipos de música hacia varios estudios mientras grababa su último álbum “Double Fantasy” antes de su asesinato el 8 de diciembre de 1980 en su edificio de apartamentos de Nueva York. Según se sabe, Lennon transportaba también todos sus nuevos álbumes.

La desventaja de este coche es que no es exactamente original tal cual salió de fábrica. La web de Worldwide Auctioneers indica que tiene un viejo repintado, así como ruedas mejoradas. Es difícil decir si eso perjudicará el precio del coche, teniendo en cuenta que su valor está enraizado en la propiedad anterior de Lennon. El Mercedes está programado para la subasta mundial de Auburn que comienza el 1 de septiembre, así que si eres, o conoces, a un serio coleccionista de los Beatles, habrá que dirigirse al norte de Indiana.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablarán de velocidad y seguridad y sobre todo mujeres que aportarán información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!