Rupert Stadler, ex CEO de Audi, comienza su juicio en Alemania

Rupert Stadler, ex CEO de Audi, comienza su juicio en Alemania

Fue acusado de fraude por la fiscalía alemana en el caso del “Dieselgate” del Grupo Volkswagen


Tiempo de lectura: 3 min.

Uno de los mayores escándalos del mundo del motor sigue depurando responsabilidades en los tribunales. Ha arrancado el juicio en Múnich (Alemania) contra Rupert Stadler, máximo dirigente de la marca Audi entre los años 2007 y 2018 y una de las figuras clave en el caso de la alteración de las emisiones reales de coches diésel por parte del Grupo Volkswagen, según apunta la fiscalía alemana. Acusa al ex CEO de un delito de fraude tras haber presentado en 2019 un informe con alrededor de 400 hojas y un anexo de 7.000 folios.

Stadler fue detenido en junio de 2018 ante la posibilidad de que destruyera pruebas u obstaculizara la investigación. Saldría de prisión en octubre de ese mismo año, para después ser acusado por la justicia alemana de ser consciente de las modificaciones en los vehículos Volkswagen y Audi y no impedir que se continuaran vendiendo incluso después de que el escándalo saliera a la luz en septiembre de 2015.

No será el único acusado en esta causa, ya que también se sentará en el banquillo el ex miembro del consejo de administración de Porsche, Wolfgang Hatz, al que se le atribuyen los delitos de falsificación de documentos, fraude y publicidad engañosa, además de dos ingenieros del Grupo Volkswagen.

La fiscalía alemana tiene como base de su acusación a varios empleados que han confesado casi todos los cargos, como es el caso de un desarrollador de motores denominado Giovanni P. y su colaborador, Henning L. El abogado del primero declaró a los medios que su cliente no era quien tomaba las decisiones, si no que venían desde arriba, y aseguró que muchos detalles de lo ocurrido saldrían a la luz durante el juicio.

Esto termina por desmontar la estrategia que han mantenido muchos de los dirigentes implicados en esta trama. En esta teoría, eran los propios empleados, con ayuda de los mandos intermedios, los que crearon todo este fraude, sin que las altas esferas de la compañía tuvieran consciencia alguna de ello. Se está demostrando que no sólo conocían lo que estaba sucediendo, si no que fue totalmente planificado desde lo más alto del Grupo VW, a medida que salen más implicados que confiesan todo lo sucedido.

Este juicio se une a la reciente noticia de que Martin Winterkorn, expresidente de Volkswagen, será juzgado por otro tribunal alemán, en este caso el de Braunschweig, por los delitos de publicidad engañosa, fraude, organización de banda criminal y evasión fiscal, enmarcado todo también en el caso del “Dieselgate”. Winterkorn dimitió en 2015 de su cargo tras saltar el escándalo, aceptando la responsabilidad que le tocaba como CEO de la compañía, pero sin pensar que se había equivocado en sus actuaciones.

El “Dieselgate” salió a la luz hace poco más de cinco años, y hasta ahora le ha costado a la compañía más de 30.000 millones de euros en indemnizaciones a todos los usuarios afectados por los coches diésel modificados. A eso se le suma la multa de 1.000 millones de euros que el Grupo VW aceptó pagar en Alemania a consecuencia de incumplir el deber de vigilancia sobre sus productos. Por último están los daños en la imagen del grupo de cara al consumidor, donde aún queda un largo trecho para que se recupere la confianza perdida.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.