Operación “Countdown”: la Guardia Civil vuelve a crujir a “afeitadores” de cuentakilómetros

Operación “Countdown”: la Guardia Civil vuelve a crujir a “afeitadores” de cuentakilómetros

Un fraude astronómico, con más de 1.000 vehículos manipulados


Tiempo de lectura: 2 min.

Hace cuatro años que la Guardia Civil dio comienzo a la operación “Countdown” (cuenta atrás) después de recibir una denuncia de un particular en La Almunia de Doña Godina (Zaragoza) por detectar una rebaja de 75.000 kilómetros en el coche que acababa de adquirir. Cuatro años después, la Benemérita ha detenido a 103 personas y otras 85 están investigadas por alterar el kilometraje en cientos de vehículos.

De momento los agentes han detectado 1.094 vehículos manipulados sobre 45.000 investigados, a los que se les había “afeitado” el odómetro entre 25.000 y 610.000 kilómetros. En total, el fraude asciende a más de 165 millones de kilómetros, es decir, más de una UA o Unidad astronómica (la distancia media de la Tierra al Sol, casi 150 millones de kilómetros). De ahí lo de fraude astronómico.

En términos económicos, el importe de la estafa asciende a 4 millones de euros, entre los precios que se vendieron los coches y a los que se deberían haber vendido. Los orígenes de los vehículos son dispares, tanto nacionales (particulares, de flotas, de alquiler…) como de países europeos y algún otro lugar exótico, como Israel. No solamente alteraron los kilometrajes, también hubo manipulaciones documentales. De momento hay 24 acusados por delitos de falsedad documental, lo que incluye el libro de revisiones o facturas.

Están implicados compraventas y talleres de la zona de Huesca, Zaragoza, Teruel, Soria y Logroño

Operacion Countdown 1

Desde aquí damos gracias al instituto armado por extirpar esos tumores del círculo de los usados. Si no se tienen conocimientos técnicos y un olfato muy fino, puede ser francamente difícil saber que se ha comprado un vehículo con una rebaja importante de kilómetros. Un servidor sigue flipando con la rebaja de 610.000 kilómetros, como no fuese un camión…

Alterar un cuentakilómetros para modificar el precio de venta es un delito de estafa. No es ilegal, en cambio, hacer un ajuste en el tablero para reflejar una realidad objetiva. Por ejemplo, si se avería el tablero de un coche y hay que cambiarlo por otro de desguace, ajustando los kilómetros, eso no es ilegal. Las consecuencias legales de la estafa incluyen prisión de uno a seis años, y multa de seis a doce meses.

Resulta bastante sencillo alterar un cuentakilómetros analógico, es un problema de paciencia y cuidado, pero cambiar las cifras de un tablero digital son harina de otro costal. Si el dato se almacena de forma redundante en más de un sitio, como alguna centralita, es muy fácil probar la estafa. Algunos fabricantes han propuesto la figura del libro de revisiones digital, en el que queda registrado el kilometraje real, como forma de poner las cosas difíciles a estos pecadores de la pradera.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
sergio
Invitado
sergio

A un compañero se la colaron pero bien colada, un coche relativamente nuevo 5 años, con 65.000 kilómetros, puede ser tentador, pues bien, en realidad el coche tenia 265.000 kilómetros, era de un viajante, había sufrido un accidente bastante serio,el volante no se correspondía con ese modelo, el señor que lo vendió se gano 12.000e por un coche que no valdría mas de 1000e en esas condiciones. Debería de estar mas regulado el mercado de segunda mano, pues existen muchos fraudes y el perjudicado siempre el consumidor que una vez conoce la realidad, no puede hacer otra cosa… pues sabe… Leer más »

josemi
Invitado
josemi

Yo discrepo de la guardia civil, yo creo que es como el doping en el ciclismo, que todos los indicios dicen que van practicamente todos dopados. Pero otra cosa es ya poder pilar a uno en concreto. En la manipulacion es muy dificil demostrar quien ha sido exactamente. Parece ser que si de alguna forma te enteras de que tu coche has sido “afeitado”, el vendedor va a echar balones fuera y te va a decir que el fue el primer timado, que el coche a el le llego ya asi. Por eso la GC les tiene que pillar como… Leer más »


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.