Nuevo McLaren 720S Spider, a cielo abierto

Nuevo McLaren 720S Spider, a cielo abierto

El deportivo de Woking te invita a conducir al aire libre


Tiempo de lectura: 5 min.

Siempre he pensado que la mejor manera de disfrutar un superdeportivo es que sea descapotable. De este modo las sensaciones son más puras, más conectadas con la realidad, sintiendo el viento a medida que aumenta la velocidad, junto al embriagador sonido de su motor. Pero las soluciones de techo de lona, por muchas capas y colores que tengan, no acaban de aislar bien, ni de integrarse bien en la línea de un bello deportivo. Por este motivo, los de Woking han aunado todas estas características en el nuevo McLaren 720S Spider, un superdeportivo descapotable, pero con techo duro retráctil de fibra de carbono.

Nuevo chasis reforzado

Siempre que un fabricante diseña un descapotable, hay algo obligatorio que hacer, para que no pierda sus cualidades dinámicas: reforzar los puntos clave, para no perder rigidez torsional. Esto mismo han hecho los ingenieros de McLaren con el nuevo chasis Monocage II-S. Como sabéis, se trata del habitáculo realizado íntegramente en fibra de carbono, donde se ancla el subchasis delantero y trasero.

En esta ocasión no lleva demasiados refuerzos estructurales, pues la celda del habitáculo ya de por sí es muy rígido, aunque su peso aumenta ligeramente en 49 kg respecto a la versión Coupe, quedándose en 1.332 kg en seco. Al incremento de peso, aunque bajando 6,8 kg respecto al 650S, también contribuye su sistema ROPS –RollOver Protection Structure-, que se encarga de proteger la cabeza de los ocupantes en caso de vuelco, con arcos de seguridad de acero detrás de los asientos.

McLaren 720S Spider 01

Un techo innovador

El techo del McLaren 720S Spider es tan innovador que dispone de tres patentes mundiales. Para comenzar está realizado en una pieza de la ligera a la par que resistente fibra de carbono, lo que contiene su aumento de peso. A su vez, su actuación completamente eléctrica patentada, prescindiendo de cualquier mecanismo hidráulico, le permite abrirse o cerrarse en tan solo 11 segundos, pudiendo operarse hasta 50 km/h. Desde luego es un tiempo muy pequeño, el más bajo de su categoría según McLaren.

Esto se combina con una ventanilla trasera que baja cuando se oculta el techo, pero no del todo, para bloquear las molestas turbulencias que llegan desde atrás. La operación de esta ventanilla es independiente, por lo que se puede bajar o subir a voluntad.

“El nuevo McLaren 720S Spider ofrece una combinación incomparable de rendimiento extremo, lujo artesanal, conexión con el conductor y facilidad de uso diaria, todo con la emoción adicional de conducir al aire libre cuando sea necesario.” – Mike Flewitt, CEO de McLaren Automotive

Como opción, los afortunados usuarios del McLaren 720S Spider, pueden solicitar el techo con estructura en fibra de carbono y cristal electrocrómico. Tiene la particularidad que se puede volver completamente opaco o completamente transparente, con el toque de un botón. Obviamente cualquier situación de opacidad intermedia también se permite.

En resumen se trata de algo parecido a un panel LCD, con cristal líquido, que bajo una corriente eléctrica, los cristales se orientan en una dirección u otra, dejando pasar más o menos la luz. McLaren dice que cuando se apaga el coche, por defecto se vuelve opaco, regresando a la opacidad que habíamos seleccionado al volver a conectar el contacto.

En este vídeo podemos ver como se realiza la operación del cierre del techo en el McLaren 720S Spider en tan solo 11 segundos.

La planta motriz que ya conocemos, con nueva regulación aerodinámica

A nivel de suspensión y motor nada cambia respecto a su hermano de techo cerrado. Se mantiene su fantástico motor V8 de 4 litros y doble turbo con 720 CV y 770 Nm de par, unido a su cambio SSG de siete velocidades y propulsión trasera. También mantiene sus amortiguadores adaptativos, los modos de conducción Confort, Sport y Track, y los frenos cerámicos de 390 mm delante y 380 mm detrás.

Sus prestaciones son calcadas a las del 720S Coupe, con 2,9 segundos para hacer el 0 a 100 km/h y 341 km/h de velocidad máxima con el techo cerrado. Eso sí, si quieres buscar sus límites sin techo, su velocidad máxima desciende hasta los 325 km/h. En frenada de 100 a 0 km/h hace casi el mismo tiempo que acelerando: 2,8 segundos.

En cuanto a la aerodinámica, McLaren ha retocado sus parámetros para adaptar el alerón trasero a las diferentes situaciones: cuando se circula con techo o sin él. Está claro que circular en modo descapotable altera la aerodinámica, así que el alerón se regula para equilibrar el balance de fuerzas, y mantener la carga aerodinámica óptima en todas las situaciones.

Nuevos colores

El nuevo McLaren 720S Spider trae consigo algunas novedades en el exterior, como dos nuevos colores: Azul Belize y Oro Aztec, que se unen a la paleta de 23 colores que se pueden elegir. Al igual que en el Coupé, se pueden elegir tres acabados diferenciados: Standard, Performance y Luxury.

Si te ha gustado y tienes una cuenta con bastantes ceros, ya se puede encargar por un precio en Reino Unido de 237.000 libras -unos 265.000 euros al cambio-, aunque tendrás que esperar, pues las entregas comienzan en marzo de 2019.

Sin duda, el McLaren 720S Spider es un vehículo que lo tiene casi todo, y además tiene el lujo de ser el descapotable más rápido de McLaren…por ahora.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.