La movilidad sostenible durante la crisis que se avecina

La movilidad sostenible durante la crisis que se avecina

La democratización de la movilidad mediante renting será clave para complementar un plan MOVES mejorable


Tiempo de lectura: 3 min.

Hemos asistido a la ponencia de AELEC (Asociación de Empresas de Energía Eléctrica) donde se han debatido temas relacionados con la movilidad sostenible en vistas de la recuperación económica que afronta el país. José López Tafall, director general de ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), ha participado en la charla subrayando que se necesitan más ayudas y apoyos a la electrificación, pues “existe una escasa dotación de infraestructura de recarga para convencer al mercado”.

Arturo Pérez de Lucía, director general de AEDIVE (Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico) ha intervenido con el objetivo de señalar otros métodos de acceso a la movilidad que supongan una alternativa segura para la economía, bajo la previsión de las pocas ventas de vehículos que se producirán. Esto decía Pérez de Lucía sobre los servicios de renting:

“Las empresas van a tener que jugar un papel muy importante con servicios y flotas de movilidad compartida que faciliten la democratización de la movilidad”

Todos los ponentes han concluido que los objetivos para paliar los efectos de la crisis pasan por el apoyo y las ayudas del estado a la electrificación, en un panorama escasamente dotado de infraestructuras de recarga para convencer al mercado. Más allá de la descarbonización y la renovación del parque automovilístico, algunas críticas han ido dirigidas al plan MOVES por su falta de continuidad y presupuesto, aún siendo admitido como una mejora.

Esta mejora ha ido de la mano de eliminar la conocida obligación de achatarramiento, que era una forma eficaz de elevar el número de potenciales compradores. Sin embargo, este plan tampoco fomenta que los volúmenes de ventas sean homogéneos, uno de los objetivos a cumplir, junto con atraer a una demanda diferencial a corto plazo.

Otras posturas señalaban que a largo plazo las dinámicas de movilidad (condicionadas, por ejemplo, por el teletrabajo) cambiarían, lo que le daría facilidad al despliegue de vehículos eléctricos una vez superada las restricciones económicas que se puedan dar de la crisis poscoronavirus. La dependencia de terceros mercados se solventarían si se actuara desde la inversión en tecnologías y recursos autóctonos. Otro de los ejemplos es la tecnología V2G –Vehicle To Grid o del vehículo a la red-, cuyo negocio puede reactivar la economía en ese sector energético.

Ya existen hojas de ruta sobre la movilidad sostenible para encauzar estas dificultades, pues la alerta por el cambio climático a largo plazo ha hecho que el sector esté mucho más vivo. Ahora las cuestiones que se plantean son a corto plazo y con unas consecuencias económicas inmediatas, algo que sirve para poner a prueba el progreso y llevar a cabo estrategias que puedan servir desde un punto de vista sostenible.

Lo que está claro es que las ayudas estatales al sector del automóvil y a otros sectores, serán cada vez más complicadas, debido a la caída de ingresos a nivel impositivo que ya tiene nuestro país por el congelamiento de la actividad productiva y la lenta recuperación que se avecina. Sin perder de vista que habrá que marcar prioridades, repartiendo los ingresos que se tengan -o que nos presten- allá donde más urgentes sean y más se necesiten.

COMPARTE
Sobre mí

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!