Mercedes-Benz Project Geländewagen, con la moda y la competición como inspiración

Mercedes-Benz Project Geländewagen, con la moda y la competición como inspiración

Jamás te habrías imaginado así al icónico todoterreno de la estrella


Tiempo de lectura: 4 min.

El Mercedes-Benz Geländewagen, o Clase G para abreviar, es muchas cosas, pero lo que está claro es que no es un vehículo de competición. Claro, se puede comprar con un V8 biturbo de 585 CV (G 63), pero nunca podrá compensar su peso en vacío de casi 3 toneladas y su forma, que no es muy aerodinámica. Es decir, a menos que tengas en cuenta al Mercedes-Benz Project Geländewagen, un prototipo desarrollado como parte de una colaboración entre la firma de la estrella y el famoso diseñador de moda masculina Virgil Abloh.

Abloh, actual director de diseño creativo en moda masculina para Louis Vuitton, junto con el jefe de diseño de Mercedes-Benz, Gordon Wagener, han convertido al todoterreno Clase G en su hoja de papel blanca. Por tanto, los equipos supervisados ​​por ambos proporcionaron un enfoque único de la percepción del lujo. Así crearon al Project Geländewagen o, dicho de otra forma, un Clase G como nunca antes se había visto. Perfectamente podría correr en cualquier circuito sin sentir temor de otros deportivos. Es tan absurdo, que tendría que existir.

El diseño exterior se aferra a la icónica silueta cuadriculada del icónico todoterreno. La pintura se lijó parcialmente a mano, mientras que las soldaduras siguen siendo visibles como motivos clave del diseño. Los creadores del Project Geländewagen retiraron los intermitentes, las manijas de las puertas y los espejos retrovisores exteriores, junto con la barra del parachoques. La carrocería ahora es más ancha y está más baja del suelo, algo que junto a las enormes ruedas de pista le otorga una postura mucho más deportiva. Eso sí, el techo solar se mantiene.

Mercedes Benz Clase G Project Geländewagen (15)

Desconocemos lo que puede haber bajo el capó, pero con un velocímetro tarado a 300 km/h y un tacómetro a 9.000 RPM, no será un corazón ni eléctrico ni diésel

Dentro, es más un corredor que un SUV. El interior se ha despojado de toda pieza prescindible y la jaula de seguridad se convierte en un motivo central. El salpicadero se ha reemplazado por una versión limpia y reducida que integra un velocímetro analógico y medidores de combustible. Esto contrasta con el volante y los asientos, que son más parecidos a un Fórmula 1, o los cinturones de seguridad con anclajes de cinco puntos y un extintor, que están resaltados en un tono azul claro y rojo brillante.

Cada aspecto del Project Geländewagen desafía la idea de lujo utilizando el SUV familiarizado con la alta casta. Abloh ha tomado esta plataforma y ha cambiado su imagen, sustituyendo las características típicas de un SUV para presentar una imagen similar a la de un coche de carreras. Con un interior despojado de lo superfluo y un exterior simplificado, el Project Geländewagen cuestiona lo que conocemos como un SUV mientras mantiene la icónica forma del Clase G. Desafortunadamente, al ser un prototipo, no es algo que la gente pueda comprar.

Mercedes Benz Clase G Project Geländewagen (17)

“Con el Project Geländewagen hemos creado una obra de arte única, que exhibe futuras interpretaciones del lujo y del entusiasmo por la belleza y lo extraordinario. El resultado se inscribe entre la realidad y el futuro”, afirma Gorden Wagener, diseñador jefe de Mercedes-Benz. “La colaboración con Virgil ha supuesto la fusión de dos filosofías de diseño muy diferentes. El resultado es una reinterpretación absolutamente novedosa de la Clase G, que pone de manifiesto lo extraordinario en su esencia”, destaca.

Por otro lado, Bettina Fetzer, vicepresidenta de marketing en la firma de la estrella, afirma que el Project Geländewagen “sintetiza a la perfección la noción de lujo contemporáneo de Mercedes-Benz, impulsando la creatividad y el diseño innovador. La cultura y las artes siempre han jugado un papel importante en los productos de Mercedes-Benz y en la propia marca, y estamos orgullosos de donar toda la recaudación de la subasta de la réplica para que las comunidades creativas internacionales puedan continuar con su formación artística”.

Por su parte, Abloh declaró que su objetivo final en este proyecto es “inspirar a los jóvenes artistas, ingenieros y diseñadores a cuestionar el status quo, además de experimentar con mis propias habilidades de diseño”. Quien puje más por él en la subasta de Sotheby’s Contemporary Curated el próximo 2 de octubre, podrá llevarse una maqueta a escala 1:3 del Mercedes-Benz Project Geländewagen. Los beneficios irán destinados a obras de caridad, mientras que las estimaciones lo colocan en torno a los 60.000 y 80.000 dólares (50.800 a 67.800 euros).

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Me gusta mucho la historia del automóvil y actualmente estoy creando una biblioteca personal dedicada, en exclusiva, a la historia del motor en España, sin olvidarnos de las motos que tanto servicio dieron en nuestra "vieja" España. También cuento con una enorme colección de material escaneado.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.