Los deportistas de élite y la bicicleta, un entrenamiento de alto riesgo

Los deportistas de élite y la bicicleta, un entrenamiento de alto riesgo

Fernando Alonso es el último en sufrir un accidente mientras pedaleaba por vías públicas


Tiempo de lectura: 5 min.

Recientemente, hemos conocido que el piloto español de Fórmula 1 Fernando Alonso fue atropellado mientras circulaba en bicicleta por las calles de Lugano (Suiza,)como parte de su puesta a punto para la temporada 2021 del Gran Circo. Su escudería, Alpine F1 (antigua Renault), confirmó el suceso mediante la publicación de un comunicado en sus redes sociales.

Al día siguiente, el equipo lanzó un nuevo comunicado sobre el estado del dos veces campeón del mundo de F1. Alonso tuvo suerte, ya que sólo ha sufrido daños en la mandíbula, teniendo que ser recolocado el maxilar superior y retirados algunos dientes dañados. El equipo espera su recuperación completa tras unos días de descanso, regresando así al entrenamiento de cara a la próxima campaña.

Alonso también utilizó sus redes sociales para confirmar que se encuentra bien y preparado para reanudar su preparación física para el campeonato en cuanto sea posible. Ha podido comprobar, en sus propias carnes, el enorme riesgo al que se exponen cada día los ciclistas cuando circulan por la carretera, siendo los más vulnerables ante cualquier fallo que cometan ellos o los conductores con los que comparten la calzada.

La Policía Cantonal, en un comunicado, hizo una primera reconstrucción del accidente. Una conductora suiza de 42 años giró a la izquierda para acceder al aparcamiento de un supermercado, cruzándose en medio de la trayectoria de Alonso, quien venía en sentido contrario. La policía aún no conoce los motivos, pero es posible que se trate de un despiste por parte de esta conductora, que no vio venir a la bicicleta.

Fernando Alonso es un ciclista veterano, ha llegado a hacer rutas de más de 200 kilómetros (en el día), y va convenientemente equipado

Este tipo de accidentes ocurren con frecuencia en las carreteras, y ni los deportistas de élite se libran de ellos, incluso aquellos cuya disciplina no es el ciclismo. Tal y como decíamos, Alonso puede considerarse afortunado, ya que otros deportistas sufrieron consecuencias mucho más severas, e incluso perdieron la vida mientras pedaleaban como parte de su entrenamiento.

El caso más conocido es el de Nicky Hayden. El expiloto de MotoGP falleció en 2017 como consecuencia de las heridas sufridas por un atropello mientras entrenaba en bicicleta en Italia. En un cruce, un conductor le embistió a 70 km/h, causándole múltiples traumatismos en la cabeza y en el tórax de los que no se pudo recuperar. Luchó por su vida durante cinco días en el hospital.

El ciclista siempre se lleva la peor parte, sea culpable o inocente

Es importante reseñar que Hayden tuvo cierta responsabilidad en lo ocurrido. Se saltó un STOP y no escuchó al coche aproximarse, todo por ir distraído escuchando música. Sin embargo, en el posterior juicio se argumentó que, si el vehículo hubiera respetado los límites de velocidad, el norteamericano habría podido sobrevivir al incidente.

También corrió la misma suerte el piloto francés Bob Wollek en marzo del 2001. Tras terminar un entrenamiento en el circuito de Sebring, previo a la prueba de resistencia de las 12 Horas de Sebring, fue golpeado por detrás por una furgoneta conducida por un anciano. Wollek fue trasladado al hospital, pero se declaró su fallecimiento una vez llegó al centro.

Fuera del automovilismo, otro atleta que falleció en la carretera mientras iba en bicicleta fue Alexei Savin, jugador de hockey-hielo profesional e internacional por la selección de Bielorrusia. En 2007, con solo 21 años, fue atropellado por un conductor borracho, que acababa así con la vida de esta joven promesa.

Otros deportistas no llegaron a perder la vida, pero sí padecieron graves daños causados por incidentes mientras pedaleaban. El último fue el expiloto de Fórmula 1 Alex Zanardi, quien ya sufrió un grave accidente en 2001 mientras competía en la Champ Car World Series, por el cual perdió las dos piernas. A pesar de ello, regresó a la competición automovilística, e incluso ha participado recientemente en las 24 Horas de Daytona

No obstante, Zanardi ahora compite principalmente como atleta paralímpico en ciclismo adaptado, categoría en la que ha obtenido hasta seis medallas paralímpicas. En junio del pasado año tuvo que ser operado hasta cuatro veces tras impactar contra un camión durante una prueba ciclista que cruzaba Italia. Sufrió importantes heridas en la cabeza y daños neurológicos severos de los que todavía sigue intentando recuperarse.

Otra atleta que vio su vida peligrar fue Janine Shepherd, quien era una joven promesa del esquí de fondo australiano hasta que fue atropellada mientras iba en bicicleta por un vehículo en 1986. Las múltiples heridas en su cuello, espalda, piernas y la enorme cantidad de sangre perdida hicieron temer por su supervivencia, pero logró salir adelante y convertirse en una escritora motivacional de éxito. Sin embargo, su carrera como deportista terminó con aquel accidente.

En esta lista también encontramos a James Cracknell, medallista olímpico de remo. El británico fue golpeado por un camión cisterna mientras montaba en bici en 2010, provocándole graves daños en los lóbulos frontales de su cerebro. Logró sobrevivir al golpe debido a que estaba utilizando casco, que acabó partido en dos en la calzada tras el incidente.

En nuestro país, un caso reciente de deportista de élite que se vio involucrada en un accidente mientras montaba en bicicleta es el de Laura Olgué, la atleta más laureada en la historia del skyrunning. Afortunadamente, no tuvo importantes consecuencias para la deportista. Únicamente se fracturó una clavícula al impactar con una pick-up en una curva cerrada con poca visibilidad en octubre del 2018.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Jiménez

Ingeniero mecánico adicto a todo lo que queme gasolina… y por qué no decirlo, también de lo eléctrico. Mi meta es no dejar nunca de aprender la técnica que rodea a la automoción y si ya puedo transmitir lo poco que sepa, tanto mejor. Sí, soy de esos que no recuerdan muy bien los nombres de las personas pero jamás olvidan qué coche tienen.