Menu

Lexus LF-30 Electrified, el concepto que prevé el coche de 2030

La marca lo ha presentado en el Salón de Tokio

Lexus LF-30 Electrified, el concepto que prevé el coche de 2030

Desde Tokio comienzan a llegar las novedades del salón que se está celebrando por 46ª ocasión en esta ciudad, como el Lexus LF-30 Electrified, un concepto eléctrico y autónomo que intenta avanzar cómo serán los coches de la marca en el año 2030.

Lexus imagina el futuro completamente eléctrico. Este concepto posee un motor eléctrico dentro de cada una de las ruedas, por lo que los diseñadores tienen más libertad para diseñar un habitáculo más espacioso, como así han hecho. Yo lo clasificaría como monovolumen, pues su parabrisas adelantado y sus amplias puertas de alas de gaviota, dan acceso a un habitáculo diáfano para cuatro personas.

Volviendo a la propulsión, los cuatro motores desarrollan una potencia conjunta de 400 kW -544 CV- y 700 Nm de par, unidos a una batería de estado sólido de 110 kWh situada en el suelo del habitáculo, capaz de recargarse con hasta 150 kW de potencia de manera inalámbrica. El sistema Lexus Advanced Posture Control, gestiona la propulsión más adecuada en cada momento, pudiendo ser delantera, trasera o total.

Sus aceleración de 0 a 100 km/h es de 3,8 segundos, alcanzando 200 km/h de máxima, con 500 km de autonomía según el ciclo WLTP

En cuanto a su diseño, vemos que el frontal está presidido por la calandra típica de Lexus, pero llevada al extremo, remarcando sus líneas con pliegues y aberturas. La forma de monovolumen ayuda a aumentar el espacio interior, completamente acristalado. Para evitar el sol, los cristales poseen control electrocrómico.

Pasando al interior, encontramos espacio para cuatro adultos, con un cuadro de mandos envolvente tanto para el conductor como el pasajero. Los mandos se encuentran en su mayor parte en el volante, mientras el conductor dispone de tres pantallas frente a él para visualizar los datos más relevantes. Según Lexus, este concepto se basa en la palabra japonesa «Tazuna», que evoca cómo se puede usar una sola rienda para lograr un entendimiento mutuo entre caballo y jinete.

El «Yakisugi», un método japonés para tratar la madera, es empleado en el suelo del habitáculo y en el volante, que, por cierto, es retráctil en caso de que estemos empleando el coche como completamente autónomo. La dirección no tiene conexión mecánica con las ruedas, lo que se denomina en inglés steering by wire, realizando el giro mediante sensores y órdenes a los motores eléctricos que controlan la dirección. También equipa el «Lexus Airporter» un dron que es capaz de cargar con un maletín y llevarlo hasta el coche, algo realmente cómodo. ¿Será así el futuro? Dentro de 10 años lo veremos.

Galería de fotos

 

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.