La crisis de los semiconductores podría durar hasta casi 2023

La crisis de los semiconductores podría durar hasta casi 2023

Los fabricantes alemanes esperan que en 2022 siga habiendo escasez de chips


Tiempo de lectura: 3 min.

El año 2021, lejos de hacer olvidar el nefasto 2020 gracias a la recuperación y al regreso a la normalidad, está haciendo olvidar el pasado por mantener la desazón y las malas predicciones que, ahora, parece que podrían llegar a 2022 e incluso a 2023. Así al menos lo afirman desde Volkswagen, fabricante que ya vaticina que la crisis de los semiconductores no acabará en 2022 y que estará haciendo estragos hasta 2023.

Posiblemente, la crisis de los semiconductores sea un tema menor para mucha gente, ¿Qué más da si fabrican un millón de coches menos? Tampoco es para tanto, ¿no? El tema es que resulta ser mucho más complejo, porque al fabricar ese millón de unidades menos, empiezan a peligrar los puestos de trabajo, tanto directos como indirectos (no olvidemos la cantidad de trabajo que genera esta industria de forma indirecta…). Vamos, que no nos hemos recuperado del palo que nos ha dado la pandemia y vamos directos a por otro, sin contar con la aparición de variantes del virus y demás, aunque esto ya es tema para que lo traten otros.

La noticia la ha publicado el medio alemán Manager Magazin y en ella se puede leer que Volkswagen se está preparando para un año 2022 complicado. La predicciones de los especialistas de la marca aseguran que la crisis de los chips durará hasta 2023, haciendo caer la producción hasta los 8 millones en 2022, frente a los 9 millones en 2023. De hecho, también se espera que 2021 registre pérdidas.

Desde la compañía, hicieron unas declaraciones a Reuters en las que se afirmaba, que estaba previsto una reducción de la escasez de semiconductores en 2022, pero era una reducción pequeña y durante toda la primera mitad del año las cosas serían delicadas y poco estables. BMW y Mercedes tienen previsto una situación similar, con un año 2022 complicado, al menos al inicio. En Porsche también preveen un futuro difícil, según el CEO de la marca, Oliver Blume, cualquiera que crea que la crisis de los chips se calmará el próximo año está muy equivocado.

Se estima que la escasez de semiconductores cuesta a la industria 210 millones de dólares en ingresos perdidos y se han producido cerca de 7,7 millones de vehículos menos.

En Estados Unidos, por ejemplo, se cuenta que marcas como Ford, tienen superficies gigantescas ocupadas por vehículos que parecen estar terminados, pero en realidad están esperando que haya stock suficiente de chips para terminar con su montaje. En España también se pueden encontrar zonas con enormes cantidades de vehículos esperando, pero lo peor son los paros en la producción en diferentes plantas.

Una de las soluciones que han encontrado algunos fabricantes para aliviar el problema, es eliminar ciertas versiones del catálogo. De hecho, se han eliminado, por lo general, las versiones de acceso a distintos modelos, obligando a concentrar las ventas en las variantes que más beneficios aporta. Gracias a esto, en BMW, por ejemplo, se espera que haya un incremento de los beneficios con respecto a los números de los últimos meses cuando arranque 2022.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.