Menu

«Fast & Furious: Hobbs & Shaw» hace aparación en su primer tráiler

En los mejores cines a partir del 2 de agosto

Featured Video Play Icon

Universal Pictures acaba de lanzar el tráiler oficial de Fast & Furious: Hobbs & Shaw, un spin-off que sale de la exitosa saga de la productora estadounidense.Y como podíamos esperar, se ve absurdamente loco y entretenido. Esta franquicia nunca ha tenido una fuerte influencia por estar basada en la realidad –sobre todo en aquellas referentes a las normas de la física–, pero han sido capaz de superarse para entrar en el terreno de los superhéroes.

Como el título lo muestra increíblemente claro, la película está protagonizada por Dwayne Johnson, interpretando al agente federal Luke Hobbs, y Jason Statham como el mercenario Deckard Shaw. Aunque a menudo están en lados diferentes de la ley, los dos se unen para atrapar a un tipo malo llamado Brixton (interpretado por Idris Elba) que, de alguna manera, intenta destruir el mundo tras hacerse con el control de un arma biológica. Por supuesto, no hace falta decir que los insultos, burlas y mamporros a cascoporro están asegurados.

Junto a Johnson, Statham y Elba, destaca la presencia de Vanessa Kirby (The Crown, Misión: Imposible Fallout), Helen Mirren (The Queen, RED) y Eiza Gonzalez (Baby Driver)

Fast Furious Hobbs And Shaw

Pero aquí es donde las cosas se ponen raras. Brixton no es solo un villano normal. La sinopsis oficial de la película lo describe como un «anarquista mejorado cibernéticamente». El tráiler muestra un villano que combina la fuerza y resistencia del Capitán América con el esqueleto de adamantium de Lobezno, y el resultado lo demuestra. Brixton es a prueba de balas y tiene una fuerza sobrehumana. Y las leyes de la física continúan sin poder ejercer su poder dentro de la saga, incluso hay una escena donde corre por el costado de un edificio.

Al pertenecer al mundo Fast & Furious, también hay mucha acción automotriz. Hobbs, Shaw y una acompañante femenina viajan a través de Londres en un McLaren 720S mientras los antagonistas los persiguen en motocicletas. En otra escena, Hobbs conduce un camión blindado de ocho ruedas –en absoluto es un vehículo que pegue con él– a través de un desierto industrial mientras un grupo de SUVs modificados lo persigue. Aparentemente, también hay algunos trucos des buggys sobre las dunas.

Hobbs & Shaw parece mezclar la acción con algunos rasgos de la comedia, en ocasiones incluso de forma recargada. Y la música, bien elegida, se adapta para aportar esos tintes dramáticos. Por ejemplo, Brixton inicialmente se presenta a sí mismo simplemente como «Bad Guy» (“Tipo Malo”) y, en otro fragmento, hace que Hobbs se burle del grupo de villanos que explican su plan solo para que Brixton le dé una descarga eléctrica.

El 2 de agosto estará en los cines de Estados Unidos la producción firmada por Chris Morgan, creador de las últimas tres películas de la saga Fast & Furious. Por otro lado, el director de Deadpool 2 y Atómica, David Leitch, se encarga de la puesta en escena. Para recuperar la historia principal con Vin Diesel de protagonista habrá que esperar a la novena entrega de la franquicia.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.