Dos días: eso es lo que ha necesitado el motor Hellephant para agotarse

Dos días: eso es lo que ha necesitado el motor Hellephant para agotarse

Ni la ausencia de garantía ni los 30.000 dólares de factura han servido para evitar que sea un éxito


Tiempo de lectura: 2 min.

Hace unos pocos días, Mopar anunció la apertura de los pedidos anticipados para hacerse con el descomunal e impresionante motor Hellephant. Con una potencia de 1.014 CV y 1.288 Nm, este bloque de casi 30.000 dólares (26.750 euros) se puso a la venta para servir de corazón a cualquier vehículo compatible. Si has tardado más de 48 horas en determinar si era una broma debido al nombre, has perdido la oportunidad de hacerte con uno.

Sin embargo, siempre hay esperanza. Debido a la elevada demanda, es posible que Fiat Chrysler Automobiles haga otra tirada de propulsores Hellephant en algún momento indeterminado del futuro. Esto se debe a que, como informa Autoblog a través de Allpar, el motor se agotó en dos días, y eso que no contaba siquiera con garantía. Pero, en realidad, ¿quién querría ofrecer una garantía en un motor tan absurdamente potente que alguien con el dinero necesita?

Es difícil decir qué tan impresionante ha sido este hito, ya que FCA no comunicó cuántos pedidos aceptó. Pero esto es lo que dijo FCA para aclarar el hecho: “Dada la gran demanda y el proceso de construcción de fabricación manual que requiere mucho tiempo, hemos cerrado los pedidos para el 426 Hellephant Supercharged HEMI crate engine. Basado en pedidos anticipados, el motor se agotó en solo dos días. Los clientes pueden visitar www.cratehemi.com para recibir información y actualizaciones futuras sobre el motor Hellephant”.

The 1968 Dodge “Super Charger” Charger Concept Incorporates

Aunque ninguna de las élites de FCA se digna a decir cuántos bloques había disponibles, la especulación de Allpar es de unas 100 unidades. Al anunciar los pedidos anticipados, FCA dijo que el interés estaba cerca de 1.000 compradores potenciales. Y quién no querría tener este gran motor bajo su capó. Todos nos quedamos anonadados cuando lo vimos instalado bajo el vano de un Dodge Charger de 1968 puesto a punto por la propia firma del carnero.

Para aquellos que tuvieron la suerte de conseguir uno de estos increíbles motores, no podemos esperar a verlos aparecer en dónde sea que los hayan colocado. Será divertido ver cómo el mundo de los entusiastas de la gasolina y los enormes propulsores hacen acto de presencia con más de un millar de caballos disponibles para el pie derecho.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Fga
Invitado
Fga

La especulación gano, muchos lo compraron para re-vender sin dudas!


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.