El Mazda CX-5 es uno de los pilares de la firma japonesa

El Mazda CX-5 es uno de los pilares de la firma japonesa

Estrenó en 2012 el diseño Kodo, la tecnología Skyactiv y algunos sistemas de seguridad que ahora se hacen obligatorios en Europa


Tiempo de lectura: 3 min.

El Mazda CX-5 es el SUV más grande que vende actualmente el fabricante nipón en Europa. Actualmente va por su segunda generación, la cual se lanzó al mercado a finales de 2016 y que hace no mucho, se ha visto sometida a una ligera puesta a punto. Una revisión que le dotó de novedades en el cambio automático y el acelerador, con el objetivo de hacer los motores más eficientes y que al mismo tiempo, ofrezcan una mejora en la respuesta.

Novedades que también se mezclaban con una ampliación del equipamiento de serie (más conectividad), una revisión de la gama de motores disponible y una nueva pantalla de 10,25 pulgadas que a su vez, incluye una interfaz más fluida. Detalles para pulir un modelo que cuenta con una buena aceptación en su segmento, no en balde, fue el primer Mazda en lucir el diseño Kodo, que tan buenos resultados ha dado y tan buenas críticas ha recibido durante todos estos años. También fue el modelo responsable de estrenar la tecnología Skyactiv.

Desde entonces, se han matriculado nada menos que 490.849 unidades en toda Europa (superó el millón de unidades en todo el mundo en el año 2015), representando cerca del 35 %de las ventas anuales de la firma japonesa a nivel mundial. Es un pilar de ventas sin lugar a dudas y también, por si todo lo dicho no ha sido suficiente, un pionero en la industria. La propia Mazda se enorgullece de recordarnos a todos que cuando se lanzó el Mazda CX-5 en el año 2021, fue el primer SUV en ofrecer el sistema de asistencia a la frenada en ciudad (el SCBS), un sistema que ahora Europa ha hecho obligatorio a partir de 2022.

Mazda CX 5 2021 habitaculo

También se hace obligatorio el sistema de alerta de cambio involuntario de carril, algo que también equipada el Mazda CX-5 allá por 2012 y que desde nuestro punto de vista, debería ser más restrictivo y así, obligar a todo el mundo a poner los indicadores de dirección. Si no se activa el “intermitente”, no puedes cambiar de carril.

Pero esto es harina de otro costal que podría dar para un debate muy interesante. Tan interesante como nos depara la próxima generación del SUV japonés, la cual ya ha sido vista con el camuflaje típico de las unidades de desarrollo y que, como suele pasar, deja apreciar muy pocos detalles del diseño. Es muy curioso este tipo de camuflajes actuales, porque no importa lo cerca que estés del coche, no ves nada. No obstante, no nos cabe duda que el Mazda3, cuyo diseño es uno de los mejores del momento, influirá mucho en las formas de la tercera generación del Mazda CX-5.

Tampoco nos cabe duda que será un modelo especialmente equipado en cuanto a sistemas de seguridad. No debemos olvidar que Mazda ha sido galardonada en alguna ocasión con el Euro NCAP Advanced, haciendo de la marca una referencia a nivel mundial. Igualmente, ha recibido galardones desde el Insurance Institute for Highway Safety (IIHS, el Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras) estadounidense, que le otorgó el “Top Safery Pick+” a casi toda la gama de Mazda, incluido obviamente el CX-5.

Curiosamente, según se dice, el próximo Mazda CX-5 podría dejar de ser “CX-5”, adoptando la nueva denominación que estrenó el Mazda CX-30 y por tanto, pasaría a comercializarse bajo el nombre de Mazda CX-50. Se trata de un rumor llegado desde Japón, que incluso aseguran que podría emplear una plataforma de propulsión, algo que nos parece poco probable.

La próxima generación del SUV nipón podría ver la luz en 2022, para iniciar las ventas en 2023.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto : ¡Gas amigas!