El Jeep Grand Commander PHEV inicia sus ventas en China

El Jeep Grand Commander PHEV inicia sus ventas en China

Se trata del primer híbrido enchufable de la firma norteamericana de siete plazas


Tiempo de lectura: 2 min.

La electrificación, total o parcial, será protagonista de excepción a lo largo del próximo año. Todos los fabricantes, o casi todos, tienen sus respectivos modelos a la venta o comenzarán con la comercialización en breves, caso de Jeep, que acaba de iniciar las ventas de su primer modelo híbrido enchufable grande, el Jeep Grand Commander PHEV.

Sin embargo, se trata de un SUV que no veremos en Europa, ya que se trata de un modelo exclusivo para China. En nuestro mercado veremos, no tardando mucho, una variante híbrida enchufable del Jeep Renegade y del Jeep Compass, un revulsivo para ambos modelos ahora que la hibridación está cogiendo mucha aceptación en el mercado. Sin olvidar, claro está, la normativa que da comienzo en enero de 2020 y contabiliza las emisiones de CO2 de los vehículos vendidos, cuya media no puede superar los 95 g/km -en el caso de Jeep, un poco más-.

El Grand Commander ya se vende en China con motores de gasolina y puede tener hasta siete plazas. En el caso del nuevo híbrido enchufable, equipa un grupo propulsor compuesto por un bloque de cuatro cilindros, 1.995 centímetros cúbicos alimentado por gasolina, que rinde 169 kW/230 CV, asistido por dos motores eléctricos de 89 kW/121 CV y 66 kW/90 CV, respectivamente.

jeep grand commander phev 2020 (3)

La autonomía eléctrica es de 70 kilómetros, una cifra que le otorgaría la etiqueta Cero en España, y promete una autonomía total de 900 kilómetros a razón de un consumo de 1,6 litros cada 100 kilómetros de media según ciclo de homologación chino. Para lograr esa media es imprescindible que las baterías tengan carga suficiente.

Su precio en China es de 309.800 yuanes, 39.570 euros -apróximadamente- al cambio actual, para la versión de acceso, mientras que se ofrece otra con acabado “Zhen Enjoy Edition” cuyo precio asciende a 322.800 yuanes, 41.230 euros.

El Jeep Grand Commander PHEV se fabrica en el propio país asiático, gracias a una joint venture que tiene Fiat-Chrysler con el Grupo GAC. Esa colaboración se creó en el año 2010 con el objetivo de fabricar y vender automóviles en China, donde las empresas extranjeras tienen algunas trabas para comercializar sus productos. Fiat lleva trabajando con GAC desde el año 2008, después de haber tenido algunas “aventuras” con Nanjing Automobile Corp. y con Chery Automobile Co.

Con esta nueva versión del Jeep Grand Commander, la firma norteamericana espera recuperar parte de lo perdido durante los primeros diez meses de 2019. Las ventas de la marca han caído un 46 % respecto al mismo periodo del año 2018 en todo el mundo, mientras que en China han caído cerca del 39 %. Gracias a las nuevas regulaciones, se espera que el Grand Commander PHEV pueda remediar, en parte, esta tendencia.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.