El “impuesto al diésel” queda en el aire, otra vez

El “impuesto al diésel” queda en el aire, otra vez

Ciudadanos y el PSOE han pactado retirarlo en la fase de enmiendas


Tiempo de lectura: 2 min.

La política española empieza a parecer un partido de tenis. Ayer mismo el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el Vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, presentaron de forma preliminar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2021. Entre las medidas anunciadas, afectarían a la automoción el “impuesto al diésel” y el incremento del 2 % en impuesto a las primas de los seguros -de automoción y de otra naturaleza-.

No han pasado ni 24 horas cuando hemos sabido que el partido Ciudadanos y el PSOE han pactado que no se incluya el “impuesto al diésel” en la versión definitiva de los PGE, y que se suprimirá a través de la fase de enmiendas. En el proyecto de ley de los PGE 2021 presentado por la ministra de Hacienda, Mª Jesús Montero, podemos encontrar dicho tributo en la página 247 del libro amarillo 2021:

“Como compromiso medioambiental se incrementa la fiscalidad de los gasóleos en 38 euros por cada mil litros. No obstante, la tributación que recae sobre el gasóleo de uso profesional y el gasóleo bonificado no sufre variación alguna al objeto de mantener la competitividad de los sectores intensivos en su consumo, que dispondrán de más tiempo para adaptarse al uso de productos menos contaminantes”, reza el texto.

Tanto este grupo político como otras fuerzas en el Congreso de los Diputados intentarán arrimar el ascua a la sardina, en este caso concreto Ciudadanos dice que se han respetado sus “líneas naranjas” (por no decir líneas rojas) para sentarse a negociar los presupuestos con el PSOE. El Gobierno quiere asegurarse la mayoría parlamentaria para tramitar los PGE, aunque si sus socios y fuerzas políticas nacionalistas, autonomistas, etc. no le dejan tirado, no necesita los votos de Ciudadanos.

Como comentamos previamente, en realidad el “impuesto al diésel” consiste en reducir la bonificación que disfruta el gasóleo en 38 euros cada 1.000 litros, para así acercarse 3,8 céntimos por litro a los impuestos especiales de hidrocarburos que gravan la gasolina. Este tributo parcialmente se devolverá a los taxistas y transportistas. No afectará a los que usen gasóleo agrícola o destinado para motores fijos. El Gobierno esperaba recaudar con este tributo 450 millones de euros en 2021 y otros 50 millones en 2022.

¿Significa esto que nos podemos olvidar del “impuesto al diésel”? En absoluto. Teniendo en cuenta la trayectoria del presidente del Gobierno, y abstrayéndonos de cualquier ideología, el resultado está totalmente abierto habida cuenta del grado de cumplimiento de sus promesas al público y con cualquiera que haya negociado con él. Mientras tanto, este ir y venir del “impuesto al diésel” continúa alimentando una incertidumbre que ya ha espantado en dos años a muchos clientes y está teniendo consecuencias en las fábricas españolas. Nos están volviendo locos.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Miguel
Invitado
Miguel

Entrevista a Antonio Turiel; ¡el diésel se acaba! – You Tube

Miguel
Invitado
Miguel

Se está agotando el crudo convencional.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022, y también escribo para Car and Driver España.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.