El Ford Mustang Dark Horse pondrá sobre el asfalto 500 CV

El Ford Mustang Dark Horse pondrá sobre el asfalto 500 CV

Será el Mustang "no Shelby" más potente hasta la fecha


Tiempo de lectura: 3 min.

Hace unos meses conocimos la próxima generación del incombustible Pony Car, el Ford Mustang, el único de su clase que sobrevivirá una generación más, a la espera de una electrificación total que llegará más pronto que tarde. Y como última entrega de combustión, Ford ha querido darle una personalidad más deportiva, pero sin tener que hacer una inversión innecesariamente elevada y, por tanto, se basa en la plataforma del modelo anterior, aunque, como cabe esperar, convenientemente revisada. Sin embargo, la nueva generación del Mustang llegará con una versión que ya está ganado adeptos y ni siquiera ha comenzado a rodar por las carreteras: el Mustang Dark Horse.

El próximo Mustang será la séptima generación del mítico Pony Car y será, al menos sobre el papel, la más deportiva de todas. No es que las anteriores no lo hayan sido, ahí están los Mach-1 y los Shelby, por ejemplo, pero para la ocasión, parece que quieren ir un poco más allá. El Dark Horse ocupará el lugar del Bullit y además, contará con dos versiones de competición: el Dark Horse S y el Dark Horse R, aunque no serán los únicos, también habrá más versiones para GT3, GT4, NASCAR… el nuevo Mustang estará en todas las competiciones con la intención de despedir al motor de combustión con toda clase de victorias.

Por supuesto, el corazón del Ford Mustang Dark Horse es su propulsor, un V8 al más puro estilo yankee, con cinco litros de cubicaje y mucho par. Se trata de la cuarta generación del V8 Coyote, que promete 500 CV y 566 Nm de par. Es el V8 Coyote más potente que se ha desarrollado hasta el momento y han buscado convertirse en la referencia, con la versión más potente de un Mustang sin el apellido Shelby hasta la fecha.

Desde el Mustang GT hasta el Dark Horse, este es nuevo mejor V8 de 5.0 litros hasta la fecha”, dijo Ed Krenz, ingeniero jefe del Mustang

Para el desarrollo de este V8 5.0, se ha contado con la experiencia de Ford Performance y cuenta con algunas modificaciones importante. Por ejemplo, el cigüeñal es específico, creado ex profeso para esta versión del V8 Coyote, mientras que las bielas son forjadas (introducidas por primera vez en el Mustang con el Shelby GT500). Ambos elementos se han desarrollado para poder alcanzar un mayor número de revoluciones y para lidiar con velocidades de pistón más elevadas. Por este mismo motivo, los árboles de levas están reforzados y pueden soportar regímenes de más de 7.500 revoluciones. También se ha instalado un sistema de admisión y un cuerpo de acelerador doble, un cárter de aceite rediseñado. En opción hay un enfriador de aceite adicional, pensando en un uso intensivo en circuito. Igualmente, como extra, se puede añadir enfriador para el eje trasero y un nuevo radiador de aluminio más ligero y eficiente.

Un equipo de ingenieros ha estado trabajando durante tres años, para lograr que el Mustang Dark Horse sea un coche emocionante y pasional, un Mustang como nunca ha habido en el mercado, tanto por prestaciones como por diseño, pero sobre todo por sensaciones. Ahí, en las sensaciones, será primordial el empleo de una caja de cambios manual, que, en el caso del Dark Horse, cuenta con seis relaciones y es suministrada por TREMEC, una transmisión que cuenta con su propio enfriador de aceite. También estará disponible la caja automática de diez relaciones.

Con la mayor capacidad de respuesta que se obtiene gracias al nuevo doble cuerpo de aceleración, estamos exprimiendo cada gramo de rendimiento que podemos de nuestro motor, para que los entusiastas del Mustang puedan tener una gran experiencia”, dijo Suzanne Robinson, supervisora del programa de motores Coyote

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.