El Aston Martin DBX será la salvación de la marca

El Aston Martin DBX será la salvación de la marca

El 55 % de las ventas corresponden al SUV


Tiempo de lectura: 3 min.

Muchos de los aficionados no están de acuerdo con tanto lanzamiento de modelos SUV, son coches que la gente se compra casi sin mirar nada más y que han llegado a calar incluso en marcas como Lamborghini, Porsche y Aston Martin. Pero si nos fijamos en los números de ventas anuales, los SUV tienen su hueco ganado merecidamente y es más que lógico que los fabricantes se decanten por este tipo de coches.

Uno de los mejores ejemplos es Lamborghini, que podríamos considerarlo desde ya como un fabricante de SUV, que tiene algún que otro superdeportivo en el catálogo. El pasado mes de julio alcanzó las 15.000 unidades fabricadas del Lamborghini Urus, convirtiéndose en el modelo con mayor éxito desde su lanzamiento y en un récord para la marca, siendo el coche de Lamborghini con mayor unidades fabricadas hasta la fecha. Tan solo han hecho falta tres años para batir todos los récords de la marca.

El éxito del Porsche Cayenne lo conocemos todos, de hecho, aunque suene repetitivo, sin el Cayenne Porsche quizá no existiría o sería otra marca muy diferente, pero el Aston Martin DBX ha sorprendido incluso a la propia firma británica, pues a punto estuvo de no llegar al mercado cuando debería por problemas económicos. Recordemos que gracias a la llegada de la familia Stroll, todo siguió su cauce y el DBX pudo salir a producción.

Aston Martin ha registrado un aumento significativo en las ventas durante la primera mitad de 2021, que han permitido algunos resultados financieros esperanzadores. En lo que llevamos de año, la marca ha entregado un total de 2.901 vehículos, de los cuales, 1.500 ejemplares corresponden al Aston Martin DBX. Tampoco se debe pasar por alto el aumento de la popularidad de la marca en China.

De esta forma, Aston Martin ha vendido en lo que llevamos de 2021 un 224 % más que en la primera mitad del 2020. Quizá sean datos falseados, pero en 2019 solo vendieron 1.057 unidades en todo el mundo, así que la cifra sigue siendo buena y es gracias, obviamente, al Aston DBX, un coche que no fue visto con buenos ojos por los más fanáticos y puristas, pero que está ayudando a la marca a salir adelante. Como también hizo el Cayenne.

Es un dato esperanzador, pues suponen un ingreso de 320,67 millones de euros, un aumento de más de cinco veces los registros de 2020, los cuales destacaron por unas pérdidas de 485,1 millones de euros. No obstante, Aston Martin sigue en números rojos, pues ha registrado pérdidas de 49,12 millones de euros.

Lawrence Stroll tiene como objetivo 10.000 ventas anuales para 2025, una cifra que no parece estar muy lejos. En 2019 (obviamos 2020 por motivos lógicos) vendieron un total de 5.478 unidades y según van las cosas, podrían superar este 2021 los 6.000 ejemplares. Si las cosas siguen por el mismo camino y el Aston Martin DBX aumenta su popularidad, como cabría esperar, las 10.000 unidades al año no están lejos.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Juan Antonio
Invitado
Juan Antonio

Espero que Mercedes acabe comprando Aston Martin mas pronto que tarde, esta marca lleva toda su historia a salto de mata (excepto, quizas, cuando estuvo con Ford) seria una pena que desapareciera….


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.