Menu

La Comisión de Consumo y Competencia de Australia demanda a Mazda

Alegan "conducta desmesurada" y "representaciones falsas o engañosas"

La Comisión de Consumo y Competencia de Australia demanda a Mazda

Parece que en Australia se toman muy en serio la defensa de los derechos de los consumidores, y por eso, la ACCC (Australian Competition and Consumer Commission) ha demandado a Mazda Australia hace unos días por siete vehículos que se vendieron nuevos que, según sus datos, son defectuosos y no han sido reparados adecuadamente.

En la demanda, que se puede leer aquí, la ACCC describe en detalle lo ocurrido. Entre 2013 y 2017, tres parejas y cuatro personas compraron siete vehículos de la marca Mazda. Eran los modelos Mazda2, Mazda6, Mazda CX-5, CX-5B, CX-3 y BT-50, una pickup que se vende en Australia. En los dos primeros años comenzaron a experimentar fallos, como una pérdida de potencia repentina del motor, entre otros.

La marca intentó reparar las averías, pero sin éxito, cambiando incluso algunos motores. De hecho, uno de los vehículos se pasó en el taller cuatro meses. Lógicamente, al principio los clientes estaban molestos, pero esperanzados en que Mazda lograra reparar sus vehículos. Al pasar el tiempo y tras multitud de paradas en el taller, algunos de ellos comenzaron a reclamar a la marca la devolución del importe íntegro del vehículo adquirido, o uno completamente nuevo. La marca se negó.

mazda bt 50

Mazda BT-50

«Alegamos que Mazda se negó repetidamente a proporcionar un reembolso o un reemplazo sin costo alguno a los consumidores y los presionó para que aceptaran ofertas menores hechas por Mazda solo después de múltiples fallos en los vehículos e intentos repetidos de reparación», dijo el presidente de la ACCC, Rod Sims.

En cambio, ofreció a los clientes la recompra de sus vehículos, con un valor inferior al de adquisición, o la entrega de uno nuevo si aportaban la diferencia de lo que costaba frente a la valoración de su vehículo usado. Incluso en algún caso ofrecieron una extensión de garantía y mantenimiento sin coste. Los clientes se negaron y reclamaron a la ACCC.

«Mazda Australia reconoce que la compra y propiedad de un coche nuevo es una inversión importante para los consumidores australianos. Como tal, el objetivo de Mazda Australia es proporcionar siempre la mejor experiencia para el cliente; una experiencia que ha sido confirmada constantemente como la más alta por la industria y encuestas independientes en la compra y servicio. Al hacerlo, excede constantemente sus obligaciones legales. Por lo tanto, está decepcionado de que la ACCC haya optado por iniciar procedimientos judiciales en su contra por presuntas infracciones de la Ley del Consumidor de Australia. Esos procedimientos serán defendidos enérgicamente», dijo la compañía en un comunicado.

Mazda en taller

Según la ACL (Australian Consumer Law), si un vehículo no puede ser reparado o su reparación no se realiza en un tiempo razonable, el consumidor tiene derecho a solicitar el reembolso completo o un producto nuevo equivalente. Esta ley también prevé multas de hasta 1,1 millones de dólares australianos para cada uno de seis de los siete casos, pues en 2018 la ley cambió, aumentando la cuantía de la multa hasta los 10 millones de dólares australianos o el 10 % del volumen de negocio de la compañía en el país, para el séptimo caso de la demanda.

No son extraños los casos en que las disputas entre consumidores y marcas terminan en los tribunales, como el caso del Skoda Karoq que os contamos hace poco. Esperemos que esta disputa se resuelva pronto y los usuarios puedan disfrutar de sus vehículos.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Bieito.
Invitado
Bieito.

Esto sí es defender a su población, con derechos y argumentos, y no lo del gobierno de turno, del Pp, aquí frente al «diesel-gate»


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.