Bosch desarrolla un sistema para controlar las distracciones

Bosch desarrolla un sistema para controlar las distracciones

Estará disponible en 2022 y funciona mediante inteligencia artificial


Tiempo de lectura: 2 min.

Las distracciones son la principal causa de accidente al volante. Según la Dirección General de Tráfico, uno de cada cuatro accidentes son por distracciones. Un problema en el que se trabaja desde muchos frentes, entre los cuales destaca un desarrollo de Bosch que detectará distracciones de los conductores.

El sistema estará listo en 2022 y su funcionamiento se basa en inteligencia artificial, que controlará tanto a los pasajeros como al conductor. La propia Bosch recuerda que dentro de dos años, la Unión Europea obligará a equipar de serie, en vehículos nuevos, sistemas que adviertan a los conductores sobre somnolencia y distracciones.

Bosch ha desarrollado su sistema alrededor de unas cámaras que mediante inteligencia artificial, monitorean el interior del vehículo y brinda asistencia en caso necesario. Una de las cámaras está integrada en el volante y detecta cuando los párpados se vuelven “pesados”, cuando el conductor está distraído o cuando gira la cabeza hacia el copiloto o los asientos traseros. La inteligencia artificial, mediante los datos obtenidos, saca conclusiones y actúa en consecuencia: advierte al conductor, recomienda descansos e incluso reduce la velocidad del vehículo, según los deseos de cada fabricante.

bosch driver monitoring distraction (2)

Los ingenieros de Bosch han utilizado algoritmos de procesamiento de imágenes y aprendizaje automático para enseñar al sistema a comprender lo que la persona en el asiento del conductor está haciendo realmente. Para la somnolencia, por ejemplo, el sistema de “entrena” utilizando grabaciones reales de conducción y, sobre la base de la posición de los párpados en las grabaciones y la tasa de parpadeo, el sistema aprende cuando el conductor muestra síntomas de cansancio.

Por encima o por debajo del espejo retrovisor central se encuentra otra de las cámaras. Ésta se encarga de vigilar al resto de ocupantes del vehículo y controla si alguien se desabrocha el cinturón, si alguno de los pasajeros traseros se inclina hacia delante en exceso o pone los pies en el asiento de al lado. Además, según la posición en la que se sienten, puede configurar los airbags y los tensores de los cinturones para una mayor protección. De hecho, el sistema puede anular el airbag de acompañante si detecta un capazo en esa plaza y hasta envía un mensaje al teléfono del conductor si detecta que un niño se ha quedado en el coche solo.

Bosch ha otorgado más funciones a su sistema, como la posibilidad de avisar a los servicios de emergencia o controlar la posición de los espejos, del asiento, del volante y la configuración del sistema multimedia y calefacción, relacionarlo con diferentes conductores y adaptar todo a cada uno cuando sea necesario.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Rest
Invitado
Rest

Me muestro escéptico, y un poco aterrado a decir verdad. El modo centinela de un coche con potestad ejecutora, debería estar supeditado por el conductor si este este decide ser el encargado de controlarlo. Multitud de escenarios, infinitos, pueden ser malinterpretados por la I.A cuando interactúa a la par del conductor. O nada, asistencial, o autónomo. Las máquinas podrán interpretarlo todo, menos la complejidad vital de ser humano.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.