Menu

El Bentley Continental GT que buscará marcar un récord en Pikes Peak

Quiere ser el coche de producción más rápido del mundo en completar el ascenso

El Bentley Continental GT que buscará marcar un récord en Pikes Peak

Bentley parece tener cierta predilección por el famoso ascenso de Pikes Peak. En 2018, la compañía construyó un Bentayga personalizado para romper un récord: ser el SUV de producción más rápido del mundo en el evento, y lo consiguió. Ahora, la firma británica regresa de nuevo a la carretera estadounidense con un nuevo objetivo: batir el récord para coches de producción. ¿Su arma elegida? Este pintoresco Bentley Continental GT.

“Hemos aprendido mucho de nuestra visita exitosa a Pikes Peak el año pasado con el Bentley Bentayga y lo hemos aplicado a nuestros preparativos de esta ocasión”, dijo el director de deportivo de Bentley, Brian Gush. “Estamos orgullosos de demostrar la amplitud de habilidades del Continental GT en la competencia en un escenario global”, añadió. El verdoso Bentley Continental GT tendrá que batir el registro marcado por el Porsche 911 Turbo S en 2014.

Similar al Bentayga del año pasado, este Continental GT parte con un bloque W12 bajo su capó. El tren motriz no está modificado, enviando 635 CV y 900 Nm de par motor a las cuatro ruedas a través de una transmisión automática de ocho velocidades. Las únicas mejoras son una jaula antivuelco, un sistema de supresión de incendios y asientos baquet con arneses, por razones de seguridad.

Bentley Continental GT Pikes Peak 2019 1 (5)

Desde la propia fábrica, Bentley afirma que puede alcanzar los 100 km/h desde parado en 3,7 segundos y lograr una velocidad máxima de 333 km/h, es decir, las mismas cifras que homologa el modelo de serie. Seguramente, el peso añadido de la jaula antivuelco se vea compensado con lo que se aligera con unos asientos más “espartanos” que los equipados de fábrica. No son malas cifras teniendo en cuenta que el Continental GT marca 2.244 kg sobre la báscula.

Pero la mejor baza de Bentley es su piloto, un veterano ya en el evento de Pikes Peak. Rhys Millen, se sentará tras el volante, de la misma manera que lo hizo el pasado año en el Bentayga. El dos veces campeón de este evento tendrá que recorrer los 19.983 metros, 156 curvas y 1.435 metros de desnivel a un ritmo infernal si quiere bajar el actual récord de 10 minutos y 26,9 segundos marcado por David Donner para vehículos de producción en serie.

La pintura verde mate es muy similar a la utilizada en el Bentayga del pasado año, complementada con un gráficos de Pikes Peak y de sus patrocinadores, como Mobil1, Pirelli o Akrapovic. Este Continental GT tan especial lleva el número 100 en sus puertas y parrilla como guiño al cumplimiento del próximo centenario de Bentley en julio de 2019. La carrera se disputará el próximo día 30.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.