Menu

El Alfa Romeo Stelvio se une a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil

Con motor de gasolina de 200 CV y tracción total

El Alfa Romeo Stelvio se une a la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil

Tras largos años de servicio del Alfa Romeo 159 Q4, la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil (ATGC) vuelve a apostar por la compañía italiana para renovar su flota. Ahora, el vehículo elegido es el Alfa Romeo Stelvio. 97 unidades de este SUV se acaban de incorporar a su parque de vehículos patrulla.

Se trata del Alfa Romeo Stelvio 2.0 Turbo Q4. Es decir, bajo el capó nos encontramos con un moderno motor gasolina de cuatro cilindros construido en aluminio que desarrolla 200 CV de potencia, asociado a una caja de cambios automática de ocho velocidades. Para afrontar con seguridad la prestación del servicio de patrulla en las duras condiciones invernales el Stelvio de la benemérita dispone del sistema de tracción total Q4. Es más, con esta motorización no se puede elegir tracción simple (propulsión trasera o 4×2), siempre es 4×4.

El sistema Q4 incluye una caja de transferencia activa y un diferencial delantero con el fin de controlar en tiempos muy cortos un par elevado con una configuración especialmente compacta y ligera. El sistema Q4 supervisa continuamente numerosos parámetros para garantizar la mejor distribución de par entre los dos ejes en función de cómo se utiliza el vehículo y de la adherencia disponible en carretera. Lo que no sabemos es si usarán neumáticos M+S cuando las cosas se pongan más feas.

Alfa Romeo Stelvio Guardia Civil 2

Importante también las aportaciones que se han hecho sobre el modelo para cumplir con su prestación del servicio encomendado. En el capítulo del equipamiento como vehículo patrulla es reseñable el empleo del puente luminoso de última generación con tecnología LED y panel de mensajes abatible, que permite informar de manera eficaz a los conductores de las posibles incidencias que se puedan producir en la carretera. Al fin y al cabo, es la Guardia Civil la que debe regular el tráfico y velar por nuestra seguridad en la mayor parte de España.

Sin embargo, es difícil de entender por qué han optado por este modelo en concreto en vez de por su vertiente diésel. Vale, el 2.0 turbo de 200 CV es una mecánica que no deja indiferente a nadie. Marca el 0 a 100 km/h en 7,2 segundos y alcanza los 215 km/h de velocidad punta. El diésel 2.2 de 190 CV hace el mismo registro hasta los 100 km/h en 7,6 segundos y llega hasta los 210 km/h de máxima. Cifras que se asemejan hasta que llegamos a la de consumo.

Mientras que el primero homologa una media de 7,9 l/100 km bajo ciclo NEDC (que serán fácilmente 10 l/100 km en condiciones reales), el Alfa Romeo Stelvio movido por gasóleo certifica 5,7 l/100 km, una cifra sustancialmente menor para un combustible que, a día de hoy, continúa siendo más barato que la gasolina. El precio de partida es superior, 47.215 euros para el gasolina y 52.565 para el diésel, ambos con tracción total.

Eso sí, dado que son vehículos de flota, desconocemos el precio final del lote, pero seguro que los petrolos acabarían amortizándose durante su vida útil en servicio. Al fin y al cabo, somos nosotros quienes pagamos los costes operativos de estos vehículos. ¿Le habrá dado al Gobierno un ataque de coherencia con eso de que «el diésel tiene los días contados»?

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
sergioq4
Invitado
sergioq4

Lástima que SUV, pero que suerte que Alfa siga embelleciendo las calles con sus autos, incluso autos de organismos!


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.