Menu

Descubiertos 30 Jaguar clásicos en un invernadero de Gran Bretaña

En su mayoría son modelos E-Type de primera serie, y todos ellos se pondrán a la venta

Descubiertos 30 Jaguar clásicos en un invernadero de Gran Bretaña

Nunca se sabe dónde puedes encontrar un antiguo coche olvidado. En los últimos años hemos visto vehículos perdidos hace mucho tiempo en todas partes, desde garajes suburbanos hasta antiguos graneros. Pero esta vez no es ni en un sitio ni en otro, sino en un invernadero de Beaulieu, Inglaterra, donde ha aparecido un conjunto de más de 30 Jaguar clásicos.

El hallazgo se atribuye a Beaulieu Garage, quien dice en su página de Facebook que se les pidió que ayudaran a limpiar una colección de coches. En la escena, encontraron decenas de antiguos felinos, en su mayoría Jaguar E-Type, abandonados en un invernadero de gran tamaño. Después de llegar a un acuerdo con el propietario del establecimiento, los chicos de Beaulieu Garage planean limpiar todos los coches y ponerlos a la venta.

La cantidad de vehículos valiosos y hermosos que podrían pudrirse bajo paneles transparentes de vidrio sigue siendo un misterio, pero se supone que, de alguna manera, fueron desatendidos en esta propiedad privada. Sea como fuere, todos los Jaguar se encuentran en condiciones de baja forma, ya que una de las cosas por las que los invernaderos son conocidos es por su elevada humedad. Ya sabemos que esta no casa bien con materiales propensos a la oxidación.

Jaguar Clasico Abandonado Invernadero (4)

La mayoría de los vehículos encontrados en el invernadero de Beaulieu pertenecen a la familia E-Type de primera serie, los más cotizados

“Hemos pasado esta semana recuperando estos coches y ahora están en nuestras instalaciones de almacenamiento”, escribió la tienda en una actualización en su página de Facebook. “En cuanto a las condiciones, es probable que haya algunos en funcionamiento en un par de días, pero la mayoría son proyectos a más largo plazo. Definitivamente, todos necesitan algo de trabajo antes de volver a ponerlos en marcha”.

Sin embargo, Beaulieu Garage suena optimista. “Todos volverán a la carretrea, estoy seguro”, escribió el moderador en su red social. Algunos de los Jaguar que la entidad encontró se acurrucaron bajo lonas, arrojados por una mano anónima y cariñosa, que aun no pudiendo hacerse cargo de ellos los tapó del frío. No todos necesitan restauraciones completas, pero cada uno de ellos necesitará de mano de obra antes de pasear alegremente por las calles.

Y ahora esa colección de más de 30 vehículos está a la venta, dando a los aficionados de Jaguar la oportunidad de comprar algunas máquinas que nadie sabía que aún existían. Y para aquellos interesados ​​en comenzar una colección de deportivos británicos añejos, probablemente nunca haya habido un mejor lugar para comenzar. El primero de los ejemplares que saldrá a la venta es un XK 150 Coupé de 1960, que puede ser suyo por 40.000 libras, unos 47.500 euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.