¿Un motor turbo híbrido para el Toyota GR86?

¿Un motor turbo híbrido para el Toyota GR86?

Los rumores apuntan al motor del GR Yaris hibridado


Tiempo de lectura: 3 min.

El Toyota GT86 siempre fue criticado por su motor, se decía que no tenía la potencia suficiente para un coche como ese. Si lo analizas bien, parece un sinsentido total y absoluto, cuando hablamos de un motor que, obviando la colocación de los cilindros, es similar al Honda V-TEC del Civic Type R EP3 y FK1, o también similar al que montaba el Renault Clio Sport, es decir, un dos litros de cuatro cilindros atmosférico, que rinde 200 CV a muchas revoluciones. Un motor de aspiración natural de altas revoluciones, destinado a los más puristas de la conducción y acoplado a un chasis con un reparto de pesos del 50% sobre cada eje y un equilibrio dinámico muy bueno.

Tales críticas surgieron, sin lugar a dudas, porque muchos usuarios se han acostumbrado a los motores turbo, que no requieren de mucho régimen para entregar elevadas dosis de par, y se han olvidado que antes, para obtener una buena dosis de potencia, hacía falta apretar hasta el corte de encendido. Los míticos Opel Kadett GSi necesitaban que su motor girase por encima de las 4.000 revoluciones para darlo todo, al igual que ocurría, por ejemplo, con los mencionados Honda Civic Type R EP3 y Renault Clio RS, cuyos motores lo daban todo por encima de las 4.500 revoluciones. Lo curioso es que de esos nunca se escuchó nada en contra de su carácter…

toyota gr86 (4)

La actual generación del Toyobaru –ya sabéis, Toyota y Subaru, un mismo coche…–, que cambió su denominación a Toyota GR86 mientras que se mantenía la de Subaru BRZ, adoptó un motor más grande y más potente, aunque nada que fuera espectacular. Hablamos de un cuatro cilindros boxer, igual que antes, por en lugar de dos litros, son 2,4 litros, concretamente 2.387 centímetros cúbicos para 234 CV a 7.000 y 250 Nm de par a 3.700 revoluciones. Más potencia, más par y a menos vueltas, pero quien quiera potencia seguirá obligado a estrujar el motor, algo que, no obstante, no es precisamente malo, es conducción pura y dura.

Sin embargo, hay rumores que apuntan al desarrollo de una tercera generación que llegará equipada con un motor turboalimentado. Más que rumores, según se dice, la información procede de un informe publicado en Japón y citado por la revista Mag-X. Además, dicho informe detalla que el desarrollo de la tercera generación del coupé de Toyota no contará con la colaboración de Subaru.

toyota gr86 (3)

 

Este nuevo GR86 estaría terminado en 2028 y adoptaría no solo un motor turboalimentado, sino también hibridado. Se habla, concretamente, de un tres cilindros con hibridación, rumores que también habían llegado desde la revista Best Car, quienes afirmaron hace meses que se tomaría el pequeño 1.6 turbo de tres cilindros del Toyota GR Yaris, el G16E-GTS, pero al que se añadiría tecnología de hibridación. El motor eléctrico irá colocado entre el motor de combustión y la transmisión y por el momento, no se han barajado cifras. No obstante, por aventurarnos un poco, esperar menos de 260 CV no tiene ningún sentido, pues el 1G16E-GTS ya rinde, por sí solo, 261 CV en el caso del GR Yaris y 300 CV en el caso del GR Corolla.

Por otro lado, la lógica que rodea la creación de un nuevo chasis es muy sencilla: el actual no admite hibridación y no puede dar cobijo al tres cilindros sin sufrir grandes alteraciones en las estructuras de impacto. De todas formas, no será un chasis totalmente nuevo, sino una versión recortada de la plataforma del Lexus IS. La fabricación, según se dice, podría seguir a cargo de Subaru, aunque esto supondría un problema, pues, se encuentra a unos 400 kilómetros de la planta de Motomachi, donde se ensambla el propulsor G16E-GTS, y aumentaría los costes.

Toyota ya experimenta con un GR86 con motor de tres cilindros en la serie de carreras Super Taikyu y además, alimentados por combustible sintético.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.