Hoy visitamos virtualmente el Museo Nazionale dell’Automobile Torino

Hoy visitamos virtualmente el Museo Nazionale dell’Automobile Torino

La exposición se ha configurado como un viaje a través de la evolución del automóvil


Tiempo de lectura: 3 min.

La historia del automóvil es larga y profusa en experimentos, récords, inventos y anécdotas de toda índole. Son más de 250 años de vehículos animados por algún tipo de motor, máquinas de las que han quedados pocas todavía que puedan ser admiradas, o eso al menos solemos creer, porque se hace realmente complicado ver unidades ya en museos, en concentraciones o en los posibles eventos a los que podamos acudir en España.

No obstante, en nuestro periplo por los museos virtuales de la automoción hemos podido disfrutar de una visita realmente espectacular, en uno de los mejores museos del mundo dedicados a los vehículos a motor: el Museo Nazionale Dell’Automobile di Torino. Un lugar con una calidad de exposición difícil de igualar y desde luego, un lugar digno de visitarse tanto de forma virtual como presencial.

Situado en Turín, al norte de Italia, el museo está pensado para ofrecer, según se recorrer sus pasillos, una visión de la evolución del automóvil. Nada más entrar, una réplica del triciclo de Cugnot nos da la bienvenida iniciando la visita al museo de la mejor forma posible: con el primer automóvil de la historia, aunque tampoco se puede decir -con propiedad- que sea un automóvil, a estos aparatos con motor a vapor se les llama velocípedos.

visita virtual museo turin (3)

Tras el triciclo de Cugnot aparece la “Carrozza di Bordino”, ejemplar auténtico del albor automovilístico italiano, allá por 1854, que muestra cómo se hacían los primeros experimentos. Básicamente, un carruaje de caballos al que se le acopla una máquina a vapor de dos pistones para crear un aparatoso vehículo de tres toneladas capaz de rodar a 8 km/h.

Un poco más adelante, iluminado por un foco y destacando en color azul, una réplica del “La Jamais contente”, el primer automóvil que fue capaz de superar los 100 km/h en 1899 (con motor eléctrico, por si alguien no lo sabía).

Acabamos de comenzar la visita y las expectativas han sido superadas con creces, pues junto al “La Jamais contente” se pueden ver otras tres unidades con más de 100 años a sus espaldas, como son un Bernardi 3,5 HP de 1896, un Benz Victoria de 1893 y un Peugeot Tipo 3 de 1892. La verdad es que si tuviéramos que mencionar a todos los automóviles especiales que jalonan cada paso virtual que damos no acabaríamos nunca.

Hay modelos de Panhard & Levassor, Fiat, Renault, una marca llamada Florenti que no habíamos visto nunca, De Dion Bouton… todos ellos de inicios del Siglo XX

La visita al Museo Nazionale Dell’Automobile di Torino sigue con la misma tónica durante todo el trayecto por sus pasillos. El número de automóviles allí expuesto es ingente y la calidad de las unidades es soberbia.

Lástima que la movilidad en esta visita virtual resulta tan tosca y en ocasiones frustrante, porque hay cosas que puedes perderte si a Google Street View le da por no funcionar correctamente, como la exposición dedicada al mundo de la competición, con una espectacular muestra de monoplazas de Ferrari, Bugatti o Alfa Romeo, junto a un Alfa 155 V6 Ti… (si no podéis verlo pinchad aquí).

Lo único que podemos hacer al respecto es “refrescar” y seguir con la visita. Son tres plantas (la visita se realiza de arriba abajo) y aunque no se puede subir a ningún coche, la visita virtual puede ser tanto o más larga que la presencial dado la cantidad de coches y la calidad de los mismos.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ignasi Puig

Es curioso que me entusiasme cualquier actividad relacionada con los coches ¿El escribir? Para trasmitir. Trasmitir conocimiento, pasión y sensaciones; hacerte llegar aquello por lo que me vuelvo loco. Súmale que aprendes y ya es una terrible adicción.

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico industrial de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir ;)

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba', algo digno de que me cortaran los dedos. Pero hoy me gano un sueldo como redactor, ¡las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores la charla sería de órdago y si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Javier J. Navarro

Javier es más conocido por hablar de finanzas y economía, pero ha estado obsesionado con los coches desde que sabía pronunciar los nombres de los modelos.