Menu

Jean-Eric Vergne, campeón del mundo de Fórmula E

Audi se hace con el campeonato por equipos

Jean-Eric Vergne, campeón del mundo de Fórmula E

Ya ha terminado la temporada de Fórmula E y ha resultado vencedor Jean-Eric Vergne, a los mandos de su Techeetah. No tuvo que esperar a la carrera del domingo, y se proclamó campeón el sábado, gracias a una magnífica remontada. Aún así, con el campeonato en el bolsillo, venció en la carrera del domingo.

La carrera del sábado se le ponía cuesta arriba, al ser anulados los tiempos del francés por colocar el vehículo a potencia máxima durante la clasificación. Esto le llevó hasta la última posición de la parrilla de salida, con Sam Bird por delante, lo que hacía presagiar emoción hasta el final.

Pero el equipo Techeetah está un paso por delante del resto de los equipos, y el monoplaza con el francés a los mandos firmó una gran actuación el sábado, terminando en quinta posición. Su rival por el campeonato, Sam Bird, terminó noveno, por lo que la diferencia de puntos hacía proclamarse vencedor del campeonato a Vergne. En esta carrera, fue Lucas Di Grassi (Audi) quien se proclamó vencedor, con Daniel Abt (Audi) en segunda posición y Sebastian Buemi (Renault), en tercera posición, después de salir desde la pole.

Formula E Nueva York 2018 1

El domingo se despertaba lluvioso en Nueva York, siendo la primera vez en todo el campeonato que se disputa la clasificación en lluvia. Recordemos que los neumáticos Michelin que se utilizan en Fórmula E son rayados, por lo que no es necesario emplear gomas de lluvia.

Tras la clasificación, sería Buemi nuevamente quien saldría en primera posición, con Lotterer segundo y Vergne tercero. Por suerte, de la clasificación a la carrera no volvió a llover y dio tiempo a que la pista se secase, gracias también a los camiones que limpiaban el agua de la pista.

Así comenzaba la última carrera de la temporada. Se daba la salida y Vergne se colaba en primera posición, con Lotterer pisando los talones a Buemi. Los comisarios pusieron la salida de los dos Techeetah bajo investigación, y determinaron que Lotterer tendría una penalización de 10 segundos por saltarse el semáforo, mientras Vergne se salvó.

Tras una carrera interesante, Vergne (Techeetah) vencía, demostrando que ser campeón de la temporada no era suficiente para él, seguido de Di Grassi (Audi) y Daniel Abt (Audi). Gracias a la regularidad de ambos pilotos, el equipo Audi se alzaba con la victoria en el campeonato de marcas.

Finalmente, el campeonato de pilotos ha quedado como sigue:

  1. Jean-Eric Vergne – 198 puntos
  2. Lucas Di Grassi – 144 puntos
  3. Sam Bird – 143 puntos

En cuanto a los equipos, la clasificación de la temporada ha quedado así:

  1. Audi Sport ABT Schaeffler – 264 puntos
  2. Techeetah – 262 puntos
  3. DS Virgin Racing – 160 

Con este fin de semana, se cierra la temporada, esperando ya a la temporada 2019, donde los nuevos monoplazas Gen2 tendrán más potencia y más batería, pudiendo realizar la carrera completa sin paradas. La primera carrera de la nueva temporada será el 15 de diciembre de 2018 en Ad Diriyah, Arabia Saudí, donde los nuevos 22 monoplazas eléctricos, con nuevos equipos como Mercedes, BMW y Porsche, comenzarán a competir de nuevo por el título.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.