Menu

Coche del día: Zündapp Janus

Espalda con espalda hacia el futuro

Coche del día: Zündapp Janus

Para el gran público la marca Zündapp va asociada a las pesadas y poderosas motos (KS 750), que el ejército alemán empleó durante la II Guerra Mundial. Menos conocida es su faceta como fabricante de automóviles. A finales de la década de los cincuenta esta firma decidió probar suerte en el mundo de las cuatro ruedas, optando por un utilitario: el Zündapp Janus, un modelo derivado del Dornier Delta (1955), cuyos derechos había cedido el conocido fabricante de aviones a Zündapp. El Janus tuvo un breve recorrido: poco más de 6.900 unidades entre 1957 y 1958.

La singularidad del Zündapp Janus no radica tanto en su extraña forma (hay que fijarse para distinguir la parte delantera de la trasera), sino en el hecho de que los cuatro asientos están situados espalda contra espalda. La argumentación del fabricante para tal disposición fue que pertenecía al futuro… Bueno, supongo que sesenta años después ya estamos en “su” futuro y o bien no acertaron en la predicción, o esta se hizo a más largo plazo.

El motor del Zündapp Janus es un dos tiempos de 248 cc y un solo cilindro, que entrega 14 CV de potencia y está montado en posición central. Ubicación que favorece la estabilidad al conseguir un centro de gravedad más bajo. Las dos puertas, como se aprecia en la fotografía que ilustra esta entrada, son abatibles y están situadas en las partes anterior y posterior de la carrocería. El nombre del invento no es casual: en la mitología romana, Jano es el dios de las puertas, los comienzos y los finales y se representa con dos caras opuestas, que miran a ambos lados del perfil. De Jano derivó enero, el primer mes del año.

COMPARTE
Sobre mí

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
JJ Lopez
Invitado
JJ Lopez

Vaya, no lo conocía. Un diseño muy simpático, ahora bien, qué mareante ir detrás.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes). Tras haber conducido más de 400 coches aquí sigo, divulgando y aprendiendo a partes iguales sobre las cuatro ruedas. Vosotros habéis hecho que se convierta en mi pasión.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

J.J. López

Portador del contagioso virus de los coches desde los once años. Ingeniero en informática, programador de robots y visión artificial que lo piensa todo en coches. Amante del arte, técnica y tecnología en movimiento, esto es, apasionado incondicional del automóvil.

Ginés de los Reyes

Desde que tengo conciencia me llamó la atención cualquier cosa con ruedas. Aprendí a montar en bicicleta al mismo tiempo que a andar, y creo que la genética tiene algo que ver: mi padre adoraba los coches, les ponía nombres, mi abuelo conducía y participaba en el diseño de camiones, y le privaban los coches...

Ángel Martínez

Soy uno de esos bichos raros a los que les apasiona hablar de coches y se pasaría horas comentando modelos o repasando la historia de la automoción. Pienso que la mayoría de ellos tienen su encanto, desde el deportivo con el que soñamos hasta el utilitario que te encuentras en cualquier esquina.

Adrián Iniesta

Ingeniero electrónico de profesión y amante de los coches por vocación. Dicen que aprendí a leer con las matrículas de los coches y que con 2 años me conocía todas las marcas y modelos. Cualquier cosa que me discutas sobre coches, te la intentaré rebatir.

Miguel A. Ager

Enfermo crónico del motor desde que era pequeño y lector compulsivo de cualquier texto que hable del automóvil. Se rumorea que la primera palabra que aprendió fue "coche".

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.