Coche del día: SEAT Alhambra 2.0 TDI Ecomotive

Coche del día: SEAT Alhambra 2.0 TDI Ecomotive

Grande, cómodo y de diseño atractivo, le faltaba el talante deportivo del que presumía SEAT en aquellos años


Tiempo de lectura: 3 min.

La primera generación del SEAT Alhambra data de 1996, y fue el resultado de un desarrollo conjunto entre Ford y Volkswagen, de donde también salió El Volkswagen Sharan y el Ford Galaxy. Fue la época de los monovolúmenes, cuya popularidad les llevó a crecer en tamaño y, por supuesto, en precio. Llegaron a ser enormes, como es el caso del Alhambra, cuya segunda generación hizo acto de presencia en el año 2010 y presentó un notable cambio.

El referente de los monovolúmenes grandes era, sin lugar a dudas, el Renault Espace, y contra él pretendía luchar el SEAT Alhambra en su segunda generación. Supuso una evolución muy importante y según algunas revistas de la época, marcaba la frontera entre el fabricante generalista y el fabricante premium dentro de la propia SEAT. Unos comentarios bastante grandilocuentes y, quizá, sacados de contexto, aunque no por ello vamos a decir que el Alhambra, el coche más grande que ofrecía SEAT en aquellos años, era mal coche.

Lo que estaba claro era que no era un modelo premium, era un generalista que ofrecía unos acabados a muy buen nivel, con la versatilidad de un monovolumen muy grande y además, con una imagen muy cuidada. La segunda generación, un coche que ya no estaba desarrollado en conjunto, adoptó la imagen que tenía SEAT por aquel entonces y se volvió bastante elegante y hasta distinguido. Mantuvo cierta deportividad, un rasgo del que presumía la marca en aquellos años, pero era más una fachada que una realidad cuando se conducía.

La segunda generación ganó puertas traseras correderas, lo que mejoró mucho su vertiente familiar

Uno de los detalles que estrenó la segunda generación del SEAT Alhambra fueron sus puertas traseras correderas, una de las mejores soluciones para vehículos familiares por la facilidad para entrar y salir del coche, así como la comodidad al abrir las puertas en lugares estrechos, en aceras transitadas o justo en el lado contrario de la acera –al ser correderas, no ocupan espacio y no molestan a los demás cuando están abiertas–.

Una de las versiones más populares de aquella segunda generación del SEAT Alhambra, que se dejó de fabricar en 2022, era la Ecomotive, equipada con el motor 2.0 TDI de 140 CV y cambio manual de seis relaciones –automático en opción–. De hecho, el 2.0 TDI de 140 CV era el motor “básico” en la gama diésel, y no tenía excesivos problemas para mover los 1.747 kilos que pesaba el conjunto. Sirva de ejemplo que completaba el 0 a 400 metros en 17,94 segundos llegando a una velocidad de 123,80 km/h. El kilómetro con salida parada lo completaba en 33,18 segundos, alcanzando una velocidad de 155 km/h.

Curiosidades, pues el SEAT Alhambra 2.0 TDI Ecomotive no era un modelo pensado para correr. Era un coche familiar, con mucha versatilidad interior, confort y prestaciones aceptables. El Alhambra era cómodo, de tarados de suspensión suaves y con tendencias a abrir la trazada si ser forzaba las cosas. El motor, con sus 140 CV a 4.200 revoluciones y sus 320 Nm entre 1.750 y 2.500 revoluciones, movía el conjunto con la soltura suficiente para cualquier papá que quisiera llevar a su familia cómodamente. Además, los consumos homologados, con una cifra de 5,6 litros cada 100 kilómetros de media y 6,9 litros para la circulación urbana, lo hacían especialmente interesante.

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. También he escrito un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600 titulado "El 600. Un sueño sobre cuatro ruedas".

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado