Coche del día: Lamborghini Miura

Coche del día: Lamborghini Miura

El toro


Tiempo de lectura: 1 min.

El Lamborghini Miura vino al mundo tan desnudo que no tenía ni nombre ni carrocería. Así lo presentó Ferruccio Lamborghini en persona en el Salón del Automóvil de Turín de 1965. Aquel chasis con un poderoso motor de 12 cilindros montado en posición central transversal generó una gran expectación. Cuando un año después, en el Salón del Automóvil de Ginebra, se le vio por primera vez terminado, el sentimiento se convirtió en admiración. Marcello Gandini, de la firma Bertone, había creado un diseño sobresaliente que posteriormente se incluiría en la lista de iconos del motor del Museo de Arte Moderno de Nueva York.

La información sobre el mundo del motor a finales de los sesenta no fluía con la velocidad actual y para muchos jóvenes de mi generación, la presentación mundial del Miura se plasmó en esos preciosos primeros cuatro minutos de la película original “The Italian Job” (1969). Qué líneas, qué sonido… ¡Cuánta belleza! Entre 1968 y 1971 salieron de la fábrica italiana tres modelos base, con distintas potencias a medida que se perfeccionó el propulsor de 3.929 cc: P400 (1967) con 350 CV, P400S (1968) con 370 CV y P400 SV (1971) con 385 CV. Si hoy en día esa potencia es respetable, a finales de los sesenta era sencillamente descomunal.

COMPARTE
Sobre mí

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches desde que era un chaval. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Ahora embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Si me preguntas de donde viene mi afición por el motor, no sabría responder. Siempre ha estado ahí, aunque soy el único de la familia al que le gusta este mundillo. Mi padre trabajó como delineante en una empresa metalúrgica con mucha producción de piezas de automóviles, pero nunca hubo una pasión como la que puedo tener yo. Actualmente estoy escribiendo un libro para la editorial Larousse sobre la historia del SEAT 600, que se publicará en 2022.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

David García

No conozco sensación mejor que la de un volante en las manos. Disfruto también con ellas sobre el teclado, escribiendo ahora para vosotros algo parecido a aquello que yo buscaba en los quioscos cuando era un guaje.

Francisco Javier Rodriguez

En la época en la que pasaba el día dibujando coches, alguien me preguntó: ¿pero a ti te gusta más la mecánica o la carrocería de los coches? Esa misma semana leí el Manual del Automóvil de Arias Paz. Tenía 14 años, esa simple pregunta es la razón por la que estoy aquí, desde entonces no he parado de aprender sobre lo que se convirtió en mi pasión.